header print

La Posible Cura Del SIDA Está Muy Cerca…

En la actualidad, el SIDA es una de las enfermedades más conocidas a nivel mundial y, a pesar de ser tratable con un coctel de medicaciones antivirales, aún no se ha llegado a descubrir una cura. 

La palabra SIDA es la abreviación para el término Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, una enfermedad que hace que el sistema inmune deje de funcionar y, por lo tanto, hasta el virus más fácil de tratar, como un resfrío, puede ser fatal.

Desde su descubrimiento en el año 1981, cerca de 78 millones de personas han sido infectadas con este virus, y casi 39 millones de personas han muerto por complicaciones asociadas a esta enfermedad. El departamento de las Naciones Unidas, encargado de monitorear y reportar los casos de SIDA, informó que cada día cerca de 5700 personas contraen el virus.

A pesar de la terrible perdida de un importante equipo de investigadores sobre SIDA en el accidente Malaysia Airlines, ocurrido el pasado 14 de mayo del corriente año, y gracias a un grupo de científicos de Temple Health, en Pensilvania, la cura contra el SIDA podría estar más cerca de lo que pensamos. 
 

Para curar una infección viral se debe comenzar por eliminar todos los virus que pueden encontrarse en el torrente sanguíneo y las células del cuerpo. Cuando el organismo se infecta con SIDA, el virus ataca las células saludables e implanta su propio ADN a la secuencia celular, lo cual hace que las células reproduzcan el virus en el torrente sanguíneo, imposibilitando la localización del virus y tomando control del sistema inmune. Cuando esto sucede, el sistema inmune deja de funcionar y la persona se vuelve vulnerable a todo tipo de enfermedades que deberían ser controladas por nuestro cuerpo.

Lo que estos científicos hicieron fue utilizar el ácido ribonucleico (ARN) para “cortar” las cadenas de ADN infectadas para erradicar el virus de forma efectiva, permitiendo que los mecanismos de reparación del cuerpo se encarguen del daño e inhibiendo la reproducción del virus.

En el laboratorio, el tratamiento fue todo un éxito, y las cadenas de ADN infectadas fueron eliminadas completamente sin causar daños en el código genético del paciente u otras enfermedades.

Esto significa que el método presentado probó su efectividad en pruebas clínicas y podría ser utilizado para tratar muchas otras infecciones virales, aplicando el mismo mecanismo al ADN específico del paciente. Como si esto fuera poco, cuando este método fue probado en células saludables, el ARN reaccionó de forma similar, trasformando las células y haciéndolas inmunes al virus del HIV, lo cual significa que esto no solo podría ser una cura, sino que también una vacuna.
¡Esperamos con ansias más novedades sobre un descubrimiento que podría revolucionar la historia de la medicina y de la humanidad!

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: