header print

9 Consejos Para Lidiar Con La Negatividad

“Si no te gusta algo, cámbialo. Si no lo puedes hacer, cambia tu actitud.”

Muchas veces, en el día a día de la vida cotidiana, nos encontramos rodeados de personas negativas, ya sea amigos, familiares, compañeros de trabajo, o parejas. A pesar de que el amor y respeto incondicional que les tienes no te permite desterrarlos de tu vida, no puedes evitar darte cuenta que su negatividad está consumiendo tus energías… ¿Qué puedes hacer?

La mejor forma de enfrentar los desafíos de la vida es mirando nuestro propio ombligo y asumiendo las responsabilidades por lo que sentimos, decimos, hacemos o pensamos.

Nunca debes gastar tiempo y energías en culpar a los demás por algo que tu haz hecho o sentido. Si lo haces, pasarás a convertirte en una víctima de la situación y en lugar de utilizar tu tiempo y energía para superar las circunstancias, te hundirás en un sentimiento miserable y depresivo.

Estas son las 9 formas más simples y efectivas de lidiar con la negatividad que te rodea día a día:

1- Quítate la necesidad de quejarte

Lo importante es ser responsable de nuestros sentimientos y cambios de humor. No vayas por la vida diciendo que la negatividad de otras personas afecta tu estado mental, porque lo único que lograrás es generar más negatividad. En lugar de buscar culpables, busca una solución para cambiar la situación y sentirte mejor.
 
“El que tiene tan poco conocimiento de la naturaleza humana que busca la felicidad cambiando todo excepto su propia actitud, desperdiciará su vida en esfuerzos inútiles” Samuel Johnson

 
2- La similitud atrae

Si la energía positiva trae cosas positivas, lo mismo sucede con la energía negativa. Inconscientemente, traemos a nuestra vida personas y situaciones que reflejan nuestro estado emocional. Hazte la pregunta… ¿Cómo me siento? ¿Estoy contento, emocionado, tranquilo o ansioso?

En muchos casos tenemos que darnos cuenta que la energía negativa que pensamos que nos rodea puede ser el reflejo de nuestra situación emocional y, al negarlo, lo único que logramos es atraer más negatividad. Recuerda que si estás bien contigo mismo, estarás bien con los demás.
 

3- No creas todo lo que piensas

Esta es una de los pasos más difíciles de aplicar. Observa a las personas negativas que te rodean y piensa cuáles son las actitudes que tanto te molestan o te afectan y si esta idea es una realidad o solo es un juego de tu mente.

No te olvides que le cerebro está “configurado” para buscar problemas, y una vez que puso toda su atención en las cosas negativas, es muy difícil hacerle ver el lado positivo. 
 

4- Concéntrate

Hazte la siguiente pregunta: “¿Estoy preparado para ver las cualidades positivas en estas personas?
Deja que las respuestas lleguen de forma natural, y si sientes que no hay forma de cambiar tu perspectiva sobre ciertas personas o situaciones, no insistas, ya que este proceso requiere tiempo y paciencia. Recuerda que todos tenemos cosas buenas y que cuando estés listo darás el primer paso hacia el cambio. 

“Es tan difícil cuando NECESITO hacerlo y tan fácil cuando QUIERO hacerlo.” Annie Gottlier
 
 
5- No permitas que sus problemas se vuelvan tus problemas

Por tu bien, asegúrate de no absorber los problemas de los demás y convertirlos en un factor negativo en tu vida. Si quieres erradicar la negatividad, seguir el camino de la persona negativa solo empeorará la situación ya que de esa forma estás fomentando y alimentando su actitud. Aprende a enfocarte en las soluciones y no en los problemas.  
 
 
6- Responsabilidad

En lugar de victimizarte, juzgar, culpar y criticar, necesitas hacerte responsable de tus pensamientos y sentimientos, y adoptar una postura diferente.

“Todo lo que nos molesta de los demás puede llevar a una mejor comprensión de nosotros mismos” Carl Jung

No pierdas tu tiempo protestando y culpando a otras personas por tu mal humor y tu mala energía. Lo que debes hacer es preguntarte que puedes hacer para cambiar la situación, y si hay algo en ti que está afectando tu energía.
 
 

7- Trae tu propia energía positiva

Si te concentras en las cosas positivas que te hacen feliz, lograrás erradicar la negatividad y renovar tu estado emocional. 

Recuerda, las energías son contagiosas.

Pon tu mirada en las actividades que disfrutas y te dan placer, en las personas que te hacen reír, en todas las pequeñas y hermosas cosas que nos rodean. Si entras a un lugar con una sonrisa y una actitud positiva, irradiarás buena energía y harás que todas las personas en el lugar estén en tu misma sintonía. De esta forma, no solo te estas ayudando a ti mismo, sino que también estás ayudando a los demás.
 

8- Se parte del cambio que te gustaría ver

El mundo, como lo vemos, no es más que un reflejo de lo que somos en lo más profundo de nuestro ser. 

La única forma de generar un cambio es comenzando por nosotros mismos. Adopta una actitud positiva, y vive una vida plena, llena de amor, felicidad, compañía y proyectos. 

Sin duda alguna, cuando estamos felices, el mundo tiene otro color, otro perfume y otra cara. Cuando estamos tristes, el mundo también parece estarlo. Deja que las cosas sucedan de forma natural, olvídate de las preocupaciones, dibuja una sonrisa en tu rostro y se el cambio que quieres ver en el mundo.

“Nunca subestimes tu capacidad de cambio. Nunca sobreestimes tu capacidad para cambiar a los demás.” Wayne W. Dyer
 

9- Conciencia y aceptación 

Es importante aceptar la dualidad de la vida, y estar preparado para disfrutar las cosas buenas y enfrentar las malas. 

La aceptación y la tolerancia permitirán una mejor convivencia, y una buena relación a pesar de las diferencias. Sin necesidad de criticar, de culpar o de juzgar simplemente corrige en ti lo que no te gusta en otras personas. 

“Conocer tu propia oscuridad es la mejor forma de enfrentar las tinieblas de otros.” Carl Jung
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: