header print

10 Hábitos Negativos Con Algunos Beneficios

No todos los hábitos de nuestra rutina son perfectos. A veces, y sin darnos cuenta, adoptamos algunas costumbres, como comernos las uñas, jugar con el cabello, o morder lapiceras, que muchas personas consideran negativas. Sin embargo, para sorpresa de muchos, algunos de esos hábitos pueden llegar a tener efectos positivos y beneficios para nuestro organismo…

Morderse las uñas – A pesar de ser considerado un mal hábito, los seres humanos se han mordido las uñas desde los comienzos de nuestra historia. Las personas que se muerden las uñas protegen sus manos, evitando la acumulación de bacterias y partículas de residuos debajo de las uñas. 

Hábitos

Movimientos nerviosos – Cuando agitamos repetidamente una lapicera, movemos la pierna sin parar, o jugamos con las manos, significa que nuestro cerebro está intentando aumentar la concentración y ponerse en estado de alerta. Al similar sucede cuando bostezamos para que el oxígeno llegue más rápido al cerebro. 


Maldecir – Al escuchar un insulto, la mayoría de las personas frunce el ceño con una expresión de horror en el rostro, en especial cuando viene de la boca de un niño. Sin embargo, un grupo de investigadores logró demostrar que maldecir en situaciones estresantes puede ayudar a reducir el riesgo de padecer un infarto hasta en un 50%. Solo recuerda: hay un tiempo y lugar para todo…

Hábitos

Soñar despierto – Soñar despierto, abstraerse de la realidad, y hundirse en lo más profundo de nuestros pensamientos es una estrategia que nuestra mente utiliza para solucionar problemas, dejando que el consciente se disperse y el subconsciente procese y resuelva los asuntos que nos preocupan. Esto también ocurre cuando realizamos una tarea que no requiere demasiada concentración y le permite a los pensamientos vagar por nuestra mente.

Hábitos

Chismes – Una investigación llevada a cabo en la Universidad Brown descubrió que 20 minutos de chismorreo con amigos puede ayudar a reducir la tensión y la ansiedad, mejorando el humor de la persona hasta por 4 horas. Los chismes, cuando no son maliciosos y ofensivos, son una buena forma de crear y fortalecer vínculos entre diferentes personas.

Hábitos

Ser desorganizado – Aunque muchos piensen que ser desordenado es un sinónimo de pereza, la realidad es que cierto grado de caos en nuestra vida puede ayudarnos a estimular la creatividad e imaginación. En un estudio realizado hace algunos años, un grupo de estudiantes fue dividido en habitaciones ordenadas y desordenadas. Aquellos que se desempeñaron en un ambiente desordenado obtuvieron dibujos y pinturas más creativas.

Hábitos

Dormir de más – Hace algunos años, un grupo de endocrinólogos descubrió que desapartarse antes de las 6:30 am puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Lo mejor que puedes hacer es dejarte caer en la cama cuando te sientes cansado, y dejar que tu cuerpo se despierte solo.

Hábitos

Redes sociales – En la actualidad parece que todo el mundo, tanto niños como adultos, vive conectado a sus teléfonos para acceder, en cualquier momento del día y lugar, a diferentes tipos de sitios web, redes sociales o aplicaciones. Aunque, como en todos los casos, los excesos son malos, el uso moderado de estas redes puede ampliar el círculo social de una persona, crear un sentido de pertenencia a una comunidad, mejorar la autoestima y la capacidad comunicativa, entre otras cosas.

Hábitos

Rabietas – Expresar el enojo y la ira en pequeñas dosis puede ayudar a reducir la tensión y el estrés, lo cual es mucho más saludable que acumular ese enojo en nuestro interior. Solo asegúrate de expresar el enojo sanamente, y sin involucrar a otras personas.

Hábitos

Ver videos adorables – En diversas ocasiones se ha comprobado que ver videos ayuda a mejorar la concentración y terminar tareas de forma efectiva. Cuando se trata de videos adorables, a estos beneficios se suma una mejoría en el humor y una dosis de dulzura. 

Hábitos
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: