header print

6 Consejos Para Superar Una Depresión

Por diferentes motivos, muchas personas se encuentran hundidas en una depresión que, además de afectar su humor y su rutina, les impide disfrutar el día a día y los aleja cada vez más de la felicidad. Aunque superar una depresión no es fácil, con fortaleza y voluntad, estas circunstancias pueden transformarse en el comienzo de una etapa de cambios y reflexión, que te ayudará a identificar aquellos factores que impiden alcanzar la felicidad, y encontrar la forma de modificarlos o desterrarlos de tu vida. 

Si estás atravesando un momento como este, no dejes de leer estos simples consejos y cambios de hábitos que te ayudarán a superar la angustia y el abatimiento, para poder volverle a sonreír a la vida. 

 
1- Comparar tu vida y tus logros con los de otras personas
 
Comparar lo que otros tienen con tus propios logros y posesiones puede tener un fuerte impacto negativo sobre tu autoestima, y generar sentimientos negativos que terminarán interponiéndose en tus proyectos y tu felicidad. 
 
Cambia este hábito concentrándote en ti mismo – Tomate un momento para observar todos los logros que has alcanzado a lo largo del camino. Pon atención a todo lo que has obtenido, a las circunstancias que has logrado superar, y al progreso que has realizado en referencia a tus metas y proyectos. Aprende a ser amable y tolerante tanto con los demás como contigo mismo, ya que formar el hábito de criticar a las personas con una actitud negativa puede terminar afectando la visión de tu propio comportamiento con críticas dañina, en lugar de constructivas.
 
¿Cómo funciona? Adoptando este hábito podrás generar un sentimiento de gratitud, apreciación, y bondad hacia los demás y hacia a ti mismo. Recuerda que para estar en armonía con otras personas, primero debes aprender a estar en paz con tu vida y tu persona, aceptando y valorando todo lo que tienes, sin tener que competir con los demás. 

2- Dificultad para alejarte de una relación o amistad que ya no contribuye a tu felicidad
 
Aferrarse a una persona que no te da el trato que mereces puede ser una de las consecuencias de la depresión. Sin embargo, aprender a liberarse de una relación que se ha tornado tóxica puede ser el punto de partida para una etapa de crecimiento y desarrollo personal. 
 
Cambia este hábito aprendiendo a soltar y seguir – Las rupturas y separaciones son momentos difíciles de atravesar, ya que la decisión de tomar distancia suele estar acompañada de diferentes pruebas y obstáculos que debemos aprender a superar. Perdonar a la persona que nos lastimó es una de las partes más difíciles del proceso, en especial cuando el corazón está lleno de rencor y resentimiento. Para liberarte de esta carga negativa que te impide seguir adelante, perdona con la tranquilidad de que esa decisión le dará un cambio positivo a tu vida. 
 
¿Cómo funciona? Ten en cuenta que si permites que estos sentimientos permanezcan en tu interior, solo lograrás prolongar el sufrimiento. Recuerda que, además de ser un remedio para el alma, el perdón es parte del proceso de recuperación y crecimiento personal. 

 
 
3- Decir que SI cuando en realidad quieres decir que NO
 
En nuestra cultura, la palabra “Si” se encuentra fuertemente arraigada. Mientras que este término está asociado a un sentimiento de bondad, desinterés, solidaridad, y generosidad, la palabra “NO” tiene una percepción negativa. Sin embargo, acceder a realizar cosas que no queremos o podemos hacer solo por el hecho de evitar ser juzgados o criticados puede terminar ubicando tus intereses al final de la lista. Por esta razón, es importante comprender que decir “No” de vez en cuando, no te hace peor persona. 
 
Cambia este hábito reconociendo las situaciones en las que es necesario decir que “no” – Si sientes que tu consciencia está peleando con la voluntad y el compromiso, o sientas que tu buena disposición está siendo explotada, es posible que haya llegado el momento de tomar coraje y decir que no, antes de que esta situación termine alejándote de tus propias metas y proyectos. 
 
¿Cómo funciona? Decir que “no” cuando es necesario te enseñará a valorar tus intereses, y comprender que no está mal ponerte a ti mismo como prioridad. 

 
4- Buscar la perfección constantemente
 
Intentar encontrar la felicidad a través de la perfección, es un objetivo difícil de lograr. Establecer parámetros altos para evaluar nuestra actitud y desempeño puede terminar afectando tu autoestima, haciéndote creer que tus capacidades o talentos no son lo suficientemente buenos. 
 
Cambia este hábito apuntando a un rendimiento satisfactorio, no perfecto – Esto no es una excusa para pasar al otro extremo, sino que es una forma de aprender a dejar de lado nuestra actitud perfeccionista, para poder valorar nuestros logros y aprender de nuestros errores sin frustración. 
 
¿Cómo funciona? Una de las mejores formas de controlar la actitud perfeccionista es estableciendo fechas límite. De esta forma, podrás dar lo mejor de ti, dentro de un plazo específico, ya sea en el trabajo o en las tareas del hogar. 

5- Sentirse culpable por el pasado y ansioso por el futuro
 
Pasar mucho tiempo reviviendo el dolor del pasado o pensando con ansias en el futuro terminará cargando tu mente con incertidumbres, preocupaciones, arrepentimiento, y pesadumbre por lo que pasó o puede llegar a pasar. Además, vivir en el pasado o en el futuro puede impedirte experimentar y apreciar las maravillas del presente. 
 
Cambia este hábito intentando involucrarte en tu presente – Dejar de pensar en el pasado o de sentirse ansioso por el futuro es algo casi imposible de lograr. Sin embargo, este cambio apunta a controlar esos momentos en que nos sentimos invadidos por la ansiedad, la incertidumbre, o la melancolía, focalizando toda tu energía en el presente y disfrutando de las pequeñas cosas de la vida. 
 
¿Cómo funciona? Vivir el presente te permitirá aprender de los errores del pasado, y utilizar esa experiencia para mejorar tus decisiones en el futuro. Es importante señalar que vivir el presente no significa dejar de planificar por completo, sino que se trata de proyectar a un futuro cercano, sin realizar especulaciones excesivas, y con el objetivo principal de organizar tu presente.
 
 
6- Vivir en un mar de pensamientos negativos
 
El camino a la felicidad se vuelve mucho más difícil cuando nos dejamos influenciar por pensamientos y energía negativa. Si te concentras en los aspectos negativos de la vida, terminarás consumiendo tu energía positiva, y olvidándote de todas las cosas buenas que te rodean. 
 
Cambia este hábito reemplazando pensamientos negativos por energía positiva – Tomate un momento para reflexionar y analizar cuáles son los aspectos que necesitas cambiar en tu vida. Por ejemplo, es importante que tu círculo social esté compuesto por personas positivas que te carguen de energía y entusiasmo, en lugar de críticas y problemas. Si tienes que pasar un tiempo solo, puedes intentar escuchar música inspiradora o leer un libro que te den palabras de aliento para fortalecer el espíritu y combatir la negatividad. 
 
¿Cómo funciona? Algunos pequeños ajustes en tu rutina te ayudarán a cambiar tu visión sobre la vida. Erradicar los pensamientos negativos te permitirá fortalecer la mente y el corazón para superar cualquier problema o circunstancia con facilidad. Además, al liberarte de la energía negativa podrás acercarte a tus metas, y estar en armonía con tu entorno y contigo mismo. 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: