header print

El Ajo Hace Más Que Espantar Vampiros…

Existe una creencia popular que dice que comer ajo mantiene alejados a los vampiros. Pero… ¿Saben cuál es el origen de estas creencia o su significado? 

La idea de que el ajo espanta a los vampiros y otras criaturas de la noche, era una creencia popular en las comunidades de Europa Central. En la antigüedad, se creía que el fuerte olor del ajo tenía el poder de espantar demonios, hombres lobo y vampiros, por lo que las personas solían colgarlo en las puertas y ventanas de su hogar a modo de protección contra estos seres malignos. En otras culturas, se creía que el ajo era una reliquia de satanás, y debía ser evitado por todos los medios. Aunque estas supersticiones parecen ser ideas descabelladas, detrás de su propósito se esconde algo de verdad.
 

El ajo es uno de los antibióticos más poderosos que la naturaleza tiene para ofrecer. Esta planta puede ser utilizada para tratar una gran variedad de enfermedades cardíacas y sanguíneas, como la hipertensión o el colesterol alto, y para prevenir algunos tipos de cáncer, como el cáncer de colon, estómago o mamas. Esto se debe a la presencia alicina, un químico que le da al ajo ese olor tan particular, y que, probablemente, sea la razón por la cual surgió la creencia sobre vampiros.

Diversos estudios han demostrado que la alicina puede ayudar a perder peso y curar los síntomas del resfrío. Dicho esto, es necesario aclarar que los beneficios del ajo son aún mejores cuando se lo consume solo como medicina, crudo, pelado y machacado. Estos son algunas de las formas de utilizar el ajo para espantar a las criaturas malignas de la vida real, como la fiebre y otras enfermedades:

1- La cura para el resfrío y la fiebre

El té de ajo es una forma efectiva de curar el resfrío y la fiebre. Para preparar esta infusión, deberás hervir tres tazas de agua junto con tres dientes de ajo machacados, una cucharada de jugo de limón y una cucharada de miel para mejorar el sabor. Nuestro consejo es tomarlo de una sola vez, las veces que sea necesario hasta que los síntomas desaparezcan.
 

2- Tratamientos para hongos, y otras infecciones en la piel

Para tratar hongos y otras infecciones en la piel, el ajo puede ser utilizado como tópico de forma habitual. Aplica una rodaja de ajo sobre la zona afectada, de dos a tres veces por día, y te sorprenderás al ver los resultados. Puede que la infección no desaparezca por completo, pero te aseguro que no sentirás más las molestias.

3- Antibiótico natural

Como hemos mencionado anteriormente, para utilizar el ajo como antibiótico, es mejor no consumirlo de forma regular. Diversas investigaciones han demostrado que consumir ajo crudo durante el comienzo de una intoxicación por alimentos, puede eliminar bacterias como E.Coli, Staphylococcus y salmonela. Para ello, incorpora unos trozos de ajo y una cucharadita de miel a un te regular y bébelo dos veces por día.

4- Para los que no puede soportar su sabor…

Si no eres un fanático del ajo, y consumir un ajo crudo está fuera de tus límites, existen suplementos de alicina que puedes comprar y consumir cuando sea necesario. Es importante aclarar que el poder de la alicina depende de su preparación y que en pocos minutos puede transformarse en un químico completamente diferente. Por eso, siempre es mejor optar por la opción natural.

5- Repelente de insectos

Otra de las formas de usar el ajo nos remonta a la creencia y los mitos sobre vampiros. Aplicar ajo sobre la piel no solo previene infecciones bacterianas y fúngicas, sino que también puede espantar mosquitos e insectos de forma efectiva. Una comunidad en India solo utiliza ajo para espantar a los mosquitos portadores de malaria. 

El ajo puede utilizarse para tratar una gran número de enfermedades y problemas de salud y, tal y como lo sugieren las creencias populares, es la solución milagrosa de la naturaleza para espantar y ahuyentar todo lo malo, incluso lo que no se puede ver pero se puede sentir…
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: