header print

¿Cómo Incorporar Más Agua a Tu Sistema?

Beber agua es uno de los hábitos más saludables que existen, ya que nos ayuda a combatir los efectos del paso del tiempo, eliminar toxinas de nuestro organismo, mejorar la salud de la piel, optimizar el funcionamiento del sistema inmune y revitalizar el cerebro. Además, el agua es una alternativa natural y saludable para reemplazar las gaseosas y jugos con alto contenido de azúcar que son la principal causa de sobrepeso y obesidad a nivel mundial. 

El problema es que a muchos niños y adultos el agua les resulta insípida debido a que están acostumbrados al sabor de las bebidas dulces. Por eso te traemos estos consejos para que puedas incorporar a más agua a tu dieta diaria:

Agrégale unas rodajas de limón (o jugo de limón) a tu vaso de agua. Además de hidratar tu cuerpo, cuando incorporas limón estás favoreciendo al estómago, la piel, los dientes y la presión arterial. 



Creatividad a la hora de enfriar el agua. Utiliza cerezas, frutillas o uvas congeladas para enfriar el agua y darle un toque frutal.

Incorpora té de hierbas a tu dieta diaria. El té, además de ser una infusión deliciosa, contiene poderosos antioxidantes que combaten los efectos del paso del tiempo, desintoxican el organismo, y producen un efecto relajante en el cuerpo.



Lleva siempre contigo una botella de agua. Prepara una botella de agua y llévala en tu bolso a cualquier lado que vayas, de manera que cada vez que sientas un poco de sed, puedas beber unos tragos de agua. Este consejo no solo sirve para hidratar tu cuerpo sino que también te ayudará a ahorrar dinero.

Se consciente de la cantidad de agua que nuestro cuerpo necesita. El Instituto de Medicina recomienda un promedio de 3.7 litros por día para hombres adultos saludables, y 2.7 litros para mujeres adultas saludables.



Mezcla agua con jugos de fruta naturales. Si realmente necesitas que el agua tenga un sabor más fuerte, intenta incorporarle un poco de jugo de fruta natural que además de agregarle sabor al agua te ayudará a incorporar vitaminas, nutrientes y antioxidantes.

Prueba con licuados. Con la enorme variedad de frutas disponible en el mercado puedes crear diferentes licuados que le darán sabor y nutrientes a un simple vaso de agua.

 

¿No puedes dejar las gaseosas? Intenta reemplazarlas por soda con limón, jengibre o algún otro saborizante natural. La soda contiene minerales beneficiosos para la salud, que sumados a las propiedades del limón o del jengibre forman una excelente combinación.

Toma más sopa. La sopa es una excelente fuente de vitaminas, fibra nutricional y proteínas que te alimenta y al mismo tiempo te hidrata. 



Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: