header print

10 De Las Peores Ideas Erróneas Sobre El Cáncer De Mama

El Redactor: Sandra F.
 Todos nos equivocamos en algunas cosas, y eso suele estar bien, ya que la mayoría de nuestras ideas erróneas son intrascendentes. Pero algunas de nuestras falsas creencias tienen graves riesgos. Es por su potencial para causar daños que es tan importante atajar los mitos sanitarios.


Sólo el año pasado, 2,3 millones de mujeres recibieron un diagnóstico de cáncer de mama. Dado que el cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente en el mundo, es especialmente importante que todo el mundo, y nos referimos a todo el mundo, conozca la información más correcta y actualizada sobre él. En este artículo, aclaramos 10 de los malentendidos más extendidos sobre esta peligrosa enfermedad.

Mito 1.  Los sujetadores con aros y llevar el teléfono en los bolsillos del sujetador o de la camisa aumentan el riesgo de padecer cáncer de mama.

Mitos sobre el cáncer de mama Sujetador con aros
Es posible que hayas escuchado en la televisión que llevar el teléfono en el sujetador o en los bolsillos de la camisa aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama. También sobre los sujetadores con aros de manipular los ganglios linfáticos y de provocar la acumulación de sustancias químicas tóxicas en los pechos. Todas estas afirmaciones no tienen pruebas que las respalden.

Además, hay un estudio de 2014 que analizó el impacto del uso del sujetador en la aparición del cáncer de mama en 1.500 mujeres que desmintió la afirmación de que cualquier tipo de sujetador tiene un impacto en el riesgo de cáncer de mama.
 

Mito 2. Las personas sin antecedentes familiares de cáncer de mama nunca padecerán la enfermedad.

Mitos sobre el cáncer de mama, Madre e hija
Si bien es cierto que algunos tipos de cáncer de mama pueden transmitirse de padres a hijos, entre el 90 y el 95% de las pacientes con esta enfermedad no tienen antecedentes familiares de la misma. Tener un progenitor o un pariente lejano que haya padecido cáncer de mama, de próstata o de ovarios es sólo uno de los muchos factores de riesgo de la enfermedad, y ni siquiera es el mayor factor de riesgo que conocen los científicos.

Como dijo a Medical News Today el Dr. Michael Zeidman, profesor adjunto de cirugía mamaria en el Mount Sinai de Nueva York, "el factor de riesgo más importante para desarrollar un cáncer de mama es ser mujer". En Estados Unidos, 1 de cada 8 mujeres desarrollará cáncer de mama a lo largo de su vida".

La triste verdad es que el cáncer de mama es imprevisible y puede desarrollarse en cualquiera, por lo que se recomienda a todas las mujeres de más de 40 años que se hagan una mamografía anual. Las que tienen antecedentes familiares de cáncer pueden necesitar empezar las revisiones anuales incluso antes, así que si es su caso, consulte a su médico.
 

Mito 3. Las mamografías aceleran la propagación del cáncer de mama.

Mitos sobre el cáncer de mama, mamografia

Una mamografía es una imagen de rayos X de la mama, y es la forma más eficaz de detectar el cáncer de mama en sus inicios. A las pacientes que se someten al procedimiento les suele preocupar que la compresión o la radiación de la mamografía puedan hacer que el cáncer de mama se extienda a los tejidos circundantes.

Sin embargo, no hay pruebas que confirmen esta afirmación. El Instituto Nacional del Cáncer asegura a las pacientes que "las mamografías requieren dosis muy pequeñas de radiación. El riesgo de daño por esta exposición a la radiación es extremadamente bajo siempre y cuano no se hagan con demasiada frecuencia". Ciertamente, el beneficio potencial de la detección temprana del cáncer de mama supera con creces esa mínima exposición a la radiación.

Mito 4. El azúcar puede generar o acelerar la propagación del cáncer de mama.

Mitos sobre el cáncer de mama, azucar
Este mito es un poco más complicado. Proviene de la suposición correcta de que las células cancerosas consumen más azúcar (glucosa) que las células sanas. Sin embargo, esto no significa que el azúcar provoque el cáncer o lo haga propagarse más rápidamente. La glucosa es simplemente el único combustible disponible para las células humanas.

Todas las células absorben el azúcar de la sangre y lo utilizan para mantenerse y desarrollarse, y las células cancerosas tienden a desarrollarse más rápido, por lo que consumen más glucosa. No hay pruebas directas y convincentes entre el consumo de azúcar y el cáncer de mama, en particular.
Pero no nos malinterpretes: no estamos diciendo que debas ir a por los dulces a partir de ahora porque no hay una relación directa entre el azúcar y el cáncer. El consumo excesivo de azúcar, sobre todo de alimentos procesados o de azúcares añadidos, sigue aumentando la inflamación, provoca picos de insulina y eleva el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes. La diabetes, en particular, está relacionada con un mayor riesgo de padecer tipos agresivos de cáncer de mama, por lo que seguimos recomendando consumir la menor cantidad posible.

Mito 5. Una lesión en la mama provoca cáncer de mama

Mitos sobre el cáncer de mama, apoyo mutuo
Los médicos aseguran que no existe ninguna relación entre las lesiones mamarias y el cáncer de mama. Sin embargo, una lesión previa puede hacer que el médico programe una biopsia después de una mamografía. Esto sucede porque los signos de una lesión pueden parecerse al cáncer en una radiografía. Como señaló el Dr. Zeidman en su declaración, las lesiones "pueden causar cambios en la mama que pueden simular un cáncer de mama en las imágenes. Este proceso se denomina "necrosis grasa", y puede parecer una masa irregular con bordes irregulares en una mamografía, muy parecida a la apariencia de un nuevo cáncer de mama." Se necesita una biopsia para distinguir entre la necrosis grasa y el cáncer de mama.

Mito 6. Todo bulto en las mamas es cáncer de mama.

Mitos sobre el cáncer de mama El médico sostiene un lazo rosa de concienciación sobre el cáncer de mama
Los médicos instan a todo el mundo a que se haga un autoexamen una vez al mes y compruebe si hay bultos o masas. Si nota un bulto persistente, programe una cita con tu médico lo antes posible. En la gran mayoría de los casos, un bulto en el pecho resulta ser otra cosa, como un ganglio linfático inflamado o un quiste, por ejemplo, y no un cáncer de mama. Sin embargo, sigue siendo importante obtener una opinión profesional, y algunas de estas causas no cancerosas también necesitan tratamiento. En resumen, cuando se trata de bultos sospechosos, es mejor prevenir que curar. Obten más información sobre este tema aquí: Por qué no debes entrar en pánico si encuentras un bulto en el pecho.

Mito 7. Todos los tipos de cáncer de mama se manifiestan a través de un bulto.

Mitos sobre el cáncer de mama mujer con el pelo corto sonriendo
Los autoexámenes son importantes y útiles, pero el hecho de no notar un bulto o algo inusual durante un autoexamen no significa que puedas saltarte sus mamografías anuales. En primer lugar, el cáncer de mama no siempre se percibe como un bulto en la mama. Algunos cánceres de mama avanzados que se extienden a otras partes del cuerpo pueden no ser perceptibles durante un autoexamen.

En segundo lugar, el cáncer de mama en fase inicial puede no notarse simplemente palpando con los dedos. Precisamente por eso existen las mamografías y otras pruebas de detección: para detectar estos cánceres más peligrosos y en fase inicial lo antes posible.

Mito 8. Sólo las mujeres de mediana edad y mayores pueden tener cáncer de mama.

Cáncer de mama Mitos mujer mayor en la cama
El envejecimiento es un factor de riesgo conocido del cáncer de mama: la paciente media de cáncer de mama tiene 61 años. Pero el riesgo de desarrollar la enfermedad antes de los 40 años es mayor de lo que se piensa. Alrededor del 5% de las nuevas pacientes de cáncer de mama tienen 30 años, 20 años e incluso la adolescencia. Sin embargo, la mayoría de estos diagnósticos tempranos están relacionados con antecedentes familiares de cáncer de mama, por lo que quienes tienen una propensión genética a desarrollar el cáncer deberían considerar la posibilidad de comenzar las revisiones periódicas a una edad más temprana.

Mito 9. La fecundación in vitro y los abortos aumentan el riesgo de cáncer de mama.

Cáncer de mama Mitos invitro
El estrógeno es una hormona sexual que controla el sistema reproductor femenino, y los médicos saben que el estrógeno también desempeña algún papel en el desarrollo del cáncer de mama. Tanto los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) como los abortos modifican los niveles de estrógeno en el organismo, por lo que surgió este mito de que aumentan el riesgo de cáncer de mama.

Hay más de 30 años de investigación que sugieren que la FIV no contribuye al cáncer de mama. Asimismo, varios estudios de gran envergadura llegaron a la misma conclusión con respecto a los abortos, incluido un estudio masivo en Dinamarca que incluyó a 1,5 millones de mujeres. Todas estas pruebas sugieren que ambos procedimientos no aumentan el riesgo de cáncer de mama.

Mito 10. Los hombres no pueden tener cáncer de mama.

Breast Cancer Myths doctor in office

La gran mayoría de los pacientes con cáncer de mama son mujeres. Pero no nos equivoquemos, los hombres también pueden padecer esta enfermedad, especialmente aquellos con antecedentes familiares de cáncer de mama. En 2017, por ejemplo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) registraron 2.300 nuevos casos de cáncer de mama en hombres, incluidas 500 muertes, solo en Estados Unidos.


Dado que muchos hombres desconocen que pueden padecer cáncer de mama y a menudo se les diagnostica mucho más tarde que a las mujeres, la tasa de mortalidad del cáncer de mama masculino es mayor que la de las mujeres. Por este motivo, las autoexploraciones son igualmente importantes tanto para los hombres como para las mujeres. Asegúrate de señalar a tu médico cualquier dolor o bulto en la zona del pecho, independientemente de tu sexo fisiológico.

Comparte esta información con quienes la encuentres beneficiosa

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad