header print

Presta Atención a Estos Signos En Tus Pies Para Gozar De Una Mejor Salud

El Redactor: Jessica Q. R.

 Aunque "¡mis pies me están matando!" es una de las exageraciones más usadas en todo el mundo, lo cierto es que la condición de tus pies puede decir mucho sobre el estado general de tu salud, así como también indicar cualquier problema subyacente que puedas tener.

Los reflexólogos y masajistas han sido defensores de la manipulación de puntos en los pies para mejorar la salud de los órganos internos durante mucho tiempo. Aunque la evidencia para demostrar esto es algo escasa, es cierto que el estado de salud de una persona puede expresarse a través de sus pies.

Además de contener una cuarta parte de los huesos del cuerpo humano, los pies también soportan todo su peso. Hay no menos de 33 articulaciones, 100 tendones, músculos y ligamentos en ellos, así como innumerables nervios y vasos sanguíneos que se unen al corazón, la columna vertebral y el cerebro.

Teniendo en cuenta lo anterior, quizás no sea una sorpresa saber que si algo anda mal con los pies de alguien, lo más probable es que todo su cuerpo también se vea afectado.

Echemos un vistazo a 10 cosas sobre el cuerpo humano que pueden ser reveladas por la condición de los pies:

1. Calambres y espasmos en los pies

Si tienes calambres y espasmos en el pie, podría ser un signo de una deficiencia en tu cuerpo. Los espasmos pueden ser causados ​​por deshidratación, que ocurre como resultado de que los músculos no reciben suficiente oxígeno. Otra razón para los espasmos musculares podría ser la falta o el desequilibrio de electrolitos o nutrientes en tu cuerpo.

Si experimentas espasmos específicamente al caminar, esto podría indicar un problema circulatorio.

Otra razón por la que ocurren los espasmos es el esfuerzo excesivo o no estirarte adecuadamente antes de hacer ejercicio. Por último, pero no menos importante, el tipo de zapato que estás usando puede causarte molestias. Si, por ejemplo, eres una dama a la que le gusta usar tacones altísimos, deberías observar más de cerca tu elección de calzado para ver si ellos son los culpables de los espasmos.

 2. Un dedo gordo agrandado

10 Cosas Que Tus Pies Dicen Sobre Tu Salud Un dedo gordo agrandado

La gota es el tipo más común de artritis inflamatoria en los hombres y puede hacer que el dedo gordo del pie se enrojezca, se caliente, se hinche y sea extremadamente doloroso. La gota se produce como resultado de la acumulación excesiva de ácido úrico en los tejidos y líquidos corporales. También es la culpable del mayor riesgo de desarrollar cálculos renales.

Este tipo de artritis inflamatoria suele manifestarse en el dedo gordo del pie porque los cristales de ácido úrico tienden a acumularse en la parte más fría del cuerpo. Las personas con sobrepeso u obesidad tienen más riesgo de desarrollar gota, así como aquellas que beben cantidades excesivas de alcohol y / o consumen mucha carne. Además, ciertos medicamentos pueden agravar el riesgo.

Artículo relacionado: ¿Sufres de gota? Remedios naturales para combatir el dolor

3. ¿Pies fríos, corazón cálido?

¿Tus pies tienden a estar anormalmente fríos? Si lo hacen, podría indicar que tienes mala circulación, diabetes, hipotiroidismo o anemia.

Además, si tus pies cambian de color de rojo a blanco y a azul, podría ser un signo de la enfermedad de Raynaud, que es un estrechamiento de los vasos sanguíneos cuando los nervios reaccionan de forma exagerada al frío.

Se aconseja a los pacientes de Raynaud primario que eviten el resfriado y fumar tabaco, sin embargo, el 20% de todos los casos se deben a una enfermedad subyacente.

4. Pies hinchados

10 Cosas Que Tus Pies Dicen Sobre Tu Salud Pies hinchados

Los pies hinchados pueden ser indicativos de numerosos problemas de salud, y si tienes este síntoma, definitivamente debes consultarlo con un médico, ya que podría poner en peligro la vida.

La mala circulación y la insuficiencia cardíaca relacionada, la enfermedad renal o hepática podrían estar detrás de los pies hinchados, al igual que la trombosis venosa profunda, un coágulo de sangre, acumulación linfática y celulitis, entre otros.

Intenta levantar los pies al sentarte, ejercitar las piernas, reducir la ingesta de sal y evitar la ropa ajustada, si tienes los pies hinchados.

5. Uñas de los pies en forma de cuchara

Las uñas de los pies con forma cóncava no solo son antiestéticas, también podrían ser un signo de algo subyacente. Lo principal con lo que está asociado son las deficiencias nutricionales. También están asociados con trastornos genéticos, problemas circulatorios, enfermedades autoinmunes y afecciones musculoesqueléticas.

6. Uñas de los pies de colores

10 Cosas Que Tus Pies Dicen Sobre Tu Salud Uñas de los pies de colores

Condiciones como tuberculosis, ictericia debido a problemas hepáticos, información sobre la glándula tiroides e incluso sinusitis pueden hacer que las uñas de los pies se pongan amarillas.

Las uñas de los pies amarillentas también pueden ser un síntoma de bronquiectasia, una afección pulmonar que causa problemas respiratorios.

Los diferentes colores y texturas de uñas también podrían indicar una amplia gama de diversos problemas sistémicos. Si tienes decoloración o deformidades en las uñas de los pies, debes buscar atención médica de inmediato.

Artículo relacionado: 6 Cosas Que Tus Uñas Revelan Sobre Tu Salud

7. Hormigueo

Los problemas circulatorios, el daño del sistema nervioso periférico, un nervio atrapado y una variedad de otras dolencias pueden provocar entumecimiento u hormigueo en los pies.

Los diabéticos que están expuestos a niveles altos de glucosa en sangre durante un período prolongado también pueden experimentar daño en los nervios, lo que a su vez provoca hormigueo en los pies. El hormigueo en las extremidades del cuerpo también pueden ser uno de los primeros síntomas de la esclerosis múltiple.

8. Dolor en las articulaciones de los dedos del pie

10 Cosas Que Tus Pies Dicen Sobre Tu Salud Dolor en las articulaciones de los dedos del pie

Alrededor del 90% de las personas que tienen artritis reumatoide experimentarán dolor en las articulaciones de los dedos de los pies. La enfermedad hace que el revestimiento de las articulaciones se hinche e inflame. Como resultado, las articulaciones y los ligamentos y tejidos de soporte se dañan, lo que finalmente conduce a una disminución de la movilidad.

Se pueden consumir numerosos alimentos antiinflamatorios para ayudar a aliviar estos síntomas y también para aliviar el dolor. Además, las plantillas de zapatos pueden ayudar a minimizar la presión y corregir la forma del pie. Algunas personas también tienen aparatos ortopédicos que usan en los pies.

Artículo relacionado: Las Primeras Señales De La Aparición De La Artritis

9. Pie caído

Si tienes dificultades para levantar la parte delantera del pie, esto podría ser una señal de que tienes un pie caído, lo que normalmente indica un problema muscular, neurológico o anatómico subyacente.

El daño de los nervios o músculos hasta el cuello o el hombro podría estar causando el problema, haciendo que su pie se arrastre al caminar.

La caída del pie puede ocurrir como resultado de una lesión en la pierna o daño durante una operación de cadera. También puede ser el resultado de una enfermedad neurológica como la poliomielitis, así como de un trastorno del cerebro o de la médula espinal.

Se puede usar un aparato ortopédico o férula para ayudar a mantener una posición normal del pie, mientras que la estimulación nerviosa también puede aliviar el pie caído hasta cierto punto. También se puede realizar una cirugía para tratar nervios, fusionar huesos o corregir la posición de los tendones.

10. Llagas persistentes

10 Cosas Que Tus Pies Dicen Sobre Tu Salud Llagas persistentes

Si tienes diabetes, es posible que hayas experimentado algún daño en los nervios. El daño a los nervios, o neuropatía, hace que las personas no puedan sentir o notar lesiones como ampollas.

Una lesión en el pie que no se ha visto adecuadamente puede provocar úlceras y gangrena, que, en el peor de los casos, podrían provocar la amputación. El daño a los nervios también puede hacer que los pies y los dedos de los pies cambien de forma.

La piel seca, agrietada y descamada de los pies también puede ser un signo de diabetes, al igual que los callos y la mala circulación.

Conclusión

Si tienes un problema aparentemente menor con tus pies, podría merecer más atención de la que te imaginaste al principio. Ten en cuenta todo lo anterior y busca atención médica si lo necesitas.

Fuente: Juicing For Health

Comparte esta información con tus familiares y amigos

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad