maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

¿Hongos En La Piel? Trátalos Con Estos Remedios Naturales

Los hongos en la piel son una infección común causada por ciertos hongos patógenos que se reproducen en ambientes húmedos o calientes. Los hongos usualmente crecen en los zapatos, las medias, o en áreas públicas como piscinas, gimnasios, y duchas. Estos hongos microscópicos viven en las uñas de los pies, el cabello y la piel, y los síntomas más comunes son usualmente la descamación, picazón o el ardor en la piel. Si sufres de alguno de estos síntomas, aquí te presentamos algunos remedios caseros que puedes probar para tratar la infección.

 

1. Mantente limpio

Es muy fácil descuidar la salud de nuestros pies, y por ende, estos se convierten en la parte más sucia de nuestro cuerpo. Pero para prevenir o curar una infección causada por hongos, el primer paso es mantener tus pies lo más limpios posible. Esto puede hacerse lavando los pies con agua y jabón regularmente. Se recomienda hacer una exfoliación semanal para remover las células muertas de la piel y evitar que se produzcan bacterias por hongos.
 

2. Mantén tus pies y zapatos secos

Como lo explicamos arriba, los hongos se desarrollan en la mayoría de áreas mojadas, por lo que es importante que te asegures de tener tus pies y zapatos secos. No te pongas los zapatos si tienes los pies mojados (Esto incluye sandalias que no estén hechas de plástico), y asegúrate de secar tus pies después del baño. Si tu zapato están mojados, pónlos en una ventana y déjalos secar antes de ponértelos.

 

3. Vinagre de sidra de manzana

Este es una de las más poderosas medicinas naturales del mundo.  El vinagre de sidra de manzana se puede usar para curar la tiña debido a sus fuertes propiedades antisépticas. Cuando uses vinagre para tratar las infecciones por hongos, limpia muy bien la área afectada con jabón antibacteriano antes de aplicar el vinagre de sidra de manzana con un algodón en la misma zona. Para maximizar el efecto del vinagre, masajea el área suavemente por algunos minutos.
 

4. Esmalte de uñas

Lo creas o no, el pinta uñas (esmalte) y el removedor de uñas conocido como acetona , pueden ayudarte a remover y prevenir el crecimiento de hongos en tus uñas. Usualmente los hongos en las uñas tienen un color amarillento, por lo que si estás experimentando estos síntomas, una buena manera de combatir la infección es aplicando un esmalte (cualquier color) sobre las uñas afectadas. El esmalte o la acetona secará el hongo en las uñas.

 

5. No uses los mismos zapatos por mucho tiempo

 Una de las peores cosas que podemos hacer para promover la infección por hongos es usar los mismos zapatos por un largo periodo de tiempo, ya que los pies tienden a sudar (sí, los pies sudan), y esto hará que la bacteria crezca. Trata de quitarte los zapatos de vez en cuando para que tus pies tomen aire por unos  segundos.

6. Polvo

Si necesitas usar el mismo par de zapatos por más de dos días de seguido, es recomendable aplicar talco de bebé dentro de las medias y zapatos antes de ponértelos. Esto te ayudará a prevenir que la piel muerta quede en las medias y los zapatos, y evitará la entrada de cualquier humedad que pueda facilitar la infección.


7. Mantente alerta sobre cualquier síntoma

Alguno de los síntomas más obvios de una infección por hongos es la picazón, el ardor en los pies, o la formación de una capa crujiente en la parte superior de los pies. También existen pequeñas erupciones que se desarrollan y pican (conocidas como el pie de atleta), que es otro signo evidente. Por eso es importante estar pendiente de tales síntomas, ya que debes recordar que las infecciones cutáneas son contagiosas, y a veces difíciles de eliminar.

 

8. No uses zapatos o ropa muy ajustada

Como lo mencionamos anteriormente, los hongos se desarrollan en tus zapatos y en tu ropa porque tus pies y tu cuerpo sudan y la humedad crea el ambiente perfecto para ellos. Otra manera de minimizar la seriedad de las infecciones por hongos es tratar de no vestir ni calzar nada que  nos quede muy ajustados. 

 

9. Aceite del Árbol de té

Esta es una solución mágica para tratar las infecciones por hongos. El aceite de árbol de té es un aceite natural que tiene unos excelentes efectos de secado y purificación. Aplica el aceite de árbol de té en la zona afectada y deja tu pies al aire libre por algunos minutos hasta que absorba. Se recomienda aplicar el aceite después de tu ducha para maximizar la absorción de tu piel. Si te molesta el olor del aceite, puedes agregar una loción o algún aceite perfumado.  Otros aceites esenciales que funcionan realmente bien son el aceite de ajo y el aceite de orégano.

10. Usa agua oxigenada

Aunque este ingrediente puede parecer un poco delicado, una mezcla de agua oxigenada y agua es uno de los remedios más efectivos para combatir las infecciones fúngicas.  Cuando te bañes los pies, añade un poco con en agua caliente y enjuaga por 15-20 minutos. También puedes frotar la mezcla sobre la zona afectada, pero házlo con mucho cuidado y con los guantes puestos. Si tu piel es sensible al agua oxigenada, se recomienda utilizar los aceites esenciales , que son un poco más suaves para la piel.

La mayoría de estos remedios caseros son totalmente gratuitos, y funcionan de maravilla a la hora de tratar infecciones por hongos en los pies, la espalda y otras áreas. Una vez que encuentres tu remedio favorito, compártelo con otros.

Foto del vinagre de manzana por Mike Mozart / flickr

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: