header print

El Reparto de Las Temidas Tareas del Hogar

Cuando uno o los dos miembros de la pareja no está contento con el reparto de las tareas, el nivel de estrés aumenta en casa de una manera considerable. Las discusiones sobre el reparto de las ocupaciones en casa, es el segundo motivo de disputa en un matrimonio, después del dinero, además de una posible causa de divorcio a largo plazo. Te presentamos una práctica guía para hacer la división de tareas más llevadera.
 
 
El mayor error que se comete en la pareja en cuanto a las tareas del hogar, es pedir ayuda al cónyuge. Al hacer esto, estamos dando por hecho que es una obligación nuestra, en lugar de ser compartida. En lugar de pedir ayuda, le debemos pedir al otro que haga su parte.

Las tareas de hogar: origen de discusiones
 
 
Si preguntáramos a buen número de esposas que es lo que les produce más estrés, la respuesta es clara: el reparto de las tareas del hogar. Muchas mujeres se quejan de que aunque trabajan fuera del hogar, al llegar a casa aún tienen que hacer la mayor parte de las tareas. 
 
El matrimonio es en muchos sentidos como una empresa, un negocio donde hay compras, cuentas, planificación y transporte. Cuando el negocio funciona bien no hay problemas. Sin embargo, si hay visitas y la casa está sucia, si hay que llevar a los niños al colegio y no hay gasolina, es entonces cuando los problemas aparecen y estalla el conflicto.

Establecer prioridades como pareja
 
Descubre aquello que es verdaderamente importante para cada uno. Discute sobre  lo que ambos piensan sobre comidas caseras, comidas rápidas o comer fuera de vez en cuando. Descubre lo que piensa el otro sobre tareas como quitar el polvo, la limpieza de la taza del baño, hacer la cama, cortar el césped, el pago de facturas, etc.
 
 
tareas del hogar
 
 
Compartir responsabilidades 

Lo mejor es sentarte con tu pareja y hacer una lista de lo que a cada uno le gusta y no le gusta hacer. Puede ser que lo que a uno no le guste hacer al otro si, o viceversa. Si por casualidad los dos odian hacer un determinada tarea como planchar, pueden organizar como hacerla en grupo para hacerla más divertida o tal vez contratar a una persona para que se encargue de esta tarea. 
 
 
compartir tarea del hogar
 
Otro punto importante es respetar los relojes biológicos de cada uno. Si uno es más activo por las mañanas y otro por las tardes, hay que respetarlo. No hay que forzar a nadie a hacer una actividad, hay que respetar los tiempos.

Si alguno de los dos no cumple las promesas hay que tratar de descubrir por qué. Enfadarse es una pérdida de energía. Hay muchos hombres que no hacen las tareas del hogar porque aún siguen creyendo que es algo que pertenece a la mujer. Culpar al otro por algo que no se ha realizado es una pérdida de tiempo. Hay que enseñar a este tipo de hombres que las tareas se deben hacer entre ambos. 

 
No perder la calma
 
Manten una lista de las tareas escritas, en un tablón si es necesario. Después de un tiempo, las listas escritas probablemente no serán necesarias, pero al incio es bastante práctico ya que así nadie tiene excusa de no saber que es lo que tiene que hacer cada día.
 
 
tareas del hogar

Se flexible y permite que tu cónyuge realice las tareas a su manera. Si tener las toallas dobladas de cierta manera es muy importante para ti, entonces dobla las toallas a tu manera. 

Muchas parejas ven las cosas de manera diferente en cuanto a la división de tareas. Sencillamente el desordén doméstico no molesta a algunas personas. Si hablar de esto a tu pareja no mejora la situación, entonces lo mejor es que hagas lo que muchos hacen: contratar a alguien para realizar las tareas del hogar. Lo volvemos a repetir discutir es una pérdida de tiempo y de energía. 
 

Fuente: marriage.about.com

Imágenes cortesía de Radnat, Natara, and Stuart Miles /  Freedigitalphotos.net.


Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: