header print

8 Desayunos Alternativos Para Diabéticos

 El desayuno es una comida muy importante del día, más aún si eres diabético. En ese caso, es muy importante que no omitas el desayuno porque tus niveles de azúcar pueden ser muy bajos después de no comer durante la noche. Además, un desayuno adecuado te proporcionará la energía necesaria para comenzar el día.

Desayunar de manera saludable te ayudará a mantener un peso corporal ideal, uno de los factores clave en el manejo de la enfermedad. Tener diabetes NO significa comer alimentos light todo el tiempo. Puedes comer una amplia variedad de alimentos sabrosos que te llenarán sin aumentar demasiado tus niveles de azúcar en sangre . Con un menú de alto contenido en fibra y bajo índice glucémico mantendrás un nivel saludable de azúcar en la sangre.

 
1. Batidos

Para una comida rápida, un batido es la opción perfecta. Smoothies, cuando se hace con los ingredientes adecuados, le dará un impulso nutricional sin aumentar su nivel de azúcar en la sangre.

Para hacer un batido amigable con la diabetes, algunas buenas opciones para el ingrediente base incluyen yogur natural sin grasa, leche sin grasa, leche de almendras e incluso té verde. A continuación, elija ricos en antioxidantes y frutas y verduras de bajo índice glucémico, como manzanas, arándanos, fresas, aguacates, espinacas, pepinos, col rizada, etc.

También puede subir su batido con nueces, semillas de lino o semillas de chía para aumentar el contenido de fibra que promueve una sensación de plenitud.

Receta De Batido:

1. Pon 1/2 taza de espinacas en una licuadora.
2. Añade 1/2 taza de bayas congeladas (arándanos, frambuesas, fresas).
3. Añade 1/2 taza de yogur griego y 1/2 taza de leche de almendras.
4. Añade 2 cucharadas de semillas de linaza molida y 1 cucharadita de canela en polvo.
5. Mezcla durante un par de minutos.

2. Avena

Caliente o fría, la avena es un cereal del que se puede disfrutar varias veces a la semana. La fibra soluble en la avena disminuye la velocidad a la que tu cuerpo descompone y absorbe los hidratos de carbono, lo que ayuda a mantener tus niveles de azúcar en la sangre estables. Además, la avena es rica en ácidos grasos omega-3, potasio y folato.

Puedes elegir entre la variedad cortada, laminada o la avena instantánea. Lo mejor es mantenerse alejado de opcienes saborizadas ya que a menudo contienen azúcar. Puedes cocinar la avena en leche desnatada o baja en grasa y endulzar con miel cruda. Finalmente añade algunas nueces o frutas picadas, como manzanas y fresas.

3. Cebada

La cebada es otro gran opción de desayuno, ya que ayuda a mantener tus niveles de azúcar en sangre bajo control. Además, tiene el doble de proteína y casi la mitad de las calorías que la avena.

Un estudio de la Universidad de Lund (Suecia) muestra que este cereal puede mejorar la salud reduciendo los niveles de azúcar en sangre y el riesgo de padecer diabetes. Esto se debe a la mezcla de fibras dietéticas, que también reducen el apetito, así como el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Prepara un desayuno de cebada:

1. Remoja una taza de cebada perla en agua durante la noche.
2. A la mañana siguiente, colar la cebada y agregarla a una cacerola con 2-3 tazas de agua.
3. Llevar a ebullición, luego cubrir y reducir el calor. Deje que hierva a fuego lento durante 20 minutos, hasta que los granos estén tiernos y la mayor parte del líquido haya sido absorbido.
4. Añadir un poco de miel cruda y nueces a la cebada cocida.

4. Yogur bajo en grasas

Un buen tazón de yogur bajo en grasas también es una alternativa genial si eres diabético. Porque tiene un índice glicémico bajo; así no aumentará los niveles de insulina después de comerlo. Además de proporcionarte una buena cantidad de proteínas, calcio y muchos otros nutrientes esenciales. Puedes comer un tazón de yogur griego natural, u optar por agregarle almendras o trocitos de fruta (peras, manzanas, arándanos, fresas...).

 
5. Huevos revueltos y Tostadas
Los huevos son una comida versátil y resultan una excelente elección para las personas con diabetes. De hecho, si se cocina bien, el popular desayuno de huevos revueltos y tostadas es una de las mejores maneras de comenzar el día. La proteína, vitamina D y grasa en los huevos ayudará a mantener tu nivel de energía satisfecho hasta la hora del almuerzo.
6. Espinacas y Tortilla de tomate

Una tortilla de espinacas y tomate componen un desayuno satisfactorio y abundante. Te aportará proteínas y un impulso antioxidante. La proteína de las claras de huevo te mantendrá lleno sin afectar a tus niveles de azúcar en sangre. También ralentiza la absorción de glucosa.

Método:
1. Cocina un puñado de espinacas y tomates en una sartén antiadherente con 1 cucharada de aceite de oliva.
2. Agrega las claras de 2 huevos y 1 cucharada de leche desnatada.
3. Finalmente, agrega algunas hierbas frescas como albahaca y perejil o algunas de tus especias favoritas.

7. Sándwich de trigo integral

El pan es un elemento básico para el desayuno. Pero si usted eres diabético, debes elegirlo sabiamente. El pan blanco se hace con harina blanca altamente procesada y el azúcar agregado, así que no es recomendable. Elige pan integral, rico en nutrientes. La fibra en el pan integral frena la digestión, que a su vez ralentiza la liberación de azúcares en el torrente sanguíneo.

Tostadas de trigo integral con mantequilla de cacahuete, cubierto con rebanadas de manzana fina conforman un gran desayuno.

8. Almendras y Frutas

Cuando tienes prisa y no tienes tiempo para preparar una tortilla o un sándwich, las almendras y las frutas spn una alternativa perfecta. Comer almendras mejora el control glucémico y los perfiles de lípidos en las personas diabéticas de tipo 2. Combinar las almendras con una fruta, que tenga un bajo índice glucémico (melocotones, manzanas, naranjas y bayas), te proporcionará antioxidantes y otros nutrientes vitales. 

La próxima vez que tengas prisa, toma un puñado de almendras sin sal y una fruta. Y si tienes un poco de tiempo, mezcla algunas almendras picadas con frutas como kiwis, granadas, manzanas o fresas y añade dos cucharadas de queso cottage.

Consejos Adicionales:

• Cocina siempre con menos grasa utilizando cacerolas antiadherentes y un aceite de cocina saludable, como el aceite de oliva.
• Evita el café azucarado por la mañana para asegurarte de que estás ingiriendo un desayuno saludable.
• Vigila el tamaño de las porciones.
• Mide tu glucosa en la sangre antes de comer y dos horas después para controlar los efectos de cualquier comida o comida.

Fuente: top10homeremedies

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: