header print

7 Simples Formas De Obtener Vitamina D

La vitamina D es esencial para la salud, ya que afecta todas las partes del cuerpo, de los pies a la cabeza. De hecho, la deficiencia de este nutriente puede provocar serios efectos negativos en nuestra salud, aumentando el riesgo de desarrollar Alzheimer, enfermedades cardíacas, cáncer, depresión, y otras condiciones médicas. A pesar de su importancia, las investigaciones sugieren que el 75% de la población adulta carece de niveles adecuados de vitamina D. 

Por esta razón, para mantener tu organismo en óptimo estado, te recomendamos tener en cuenta estas 7 simples formas de obtener más vitamina D.

1- Sal de tu casa
 

La luz solar es la principal fuente de vitamina D. Cuando la luz del sol entra en contacto con la piel desnuda, las células cutáneas sintetizan esos rayos, transformándolos en vitamina D. Para nuestra fortuna, incluso la exposición corta de la piel sin protección puede proveerte de la cantidad de vitamina que necesitas. Por esta razón, te recomendamos realizar paseos diarios al aire libre y disfrutar de diferentes actividades al exterior durante el día. 

2- Toma suplementos
 
 
El Instituto de Medicina de Estados Unidos recomienda que los adultos obtengan 600 UI de vitamina D por día. Sin embargo, existen algunos especialistas que recomiendan aumentar dicha dosis a 1.500 o 2.000 UI diarias, ya que dichas cantidades no constituyen un riesgo de sobredosis y, además, son necesarias para el cuerpo aproveche al máximo los beneficios de este nutriente. A la hora de elegir, los profesionales de la salud recomiendan optar por un suplemento exclusivo de vitamina D, en lugar de uno multivitamínico. 

3- Incorpora salmón salvaje
 

Es muy difícil poder obtener las cantidades necesarias de vitamina D solo a partir de la alimentación. Sin embargo, es posible encontrar buenas concentraciones de este nutriente en el salmón, en especial en el rojo, que ofrece unas 447 UI cada 85 gr de pescado cocido. Otra excelente fuente de vitamina D es el aceite de hígado de bacalao, que aporta 1.200 UI por cucharada. 
 
 
4- Incorpora más hongos
 

En el último tiempo, la industria alimenticia descubrió que, al ser expuestos a los rayos UV, los hongos producen vitamina D de forma muy similar a las células cutáneas de los seres humanos. Por eso, te recomendamos buscar hongos con vitamina D en su composición, ya que aportan cerca de 400 UI por porción.
 
5- Incorpora alimentos fortificados
 

Algunos fabricantes de alimentos enriquecen sus productos incorporando vitamina D durante el proceso de producción. Por lo general, una taza de jugo de naranja o leche fortificada con vitamina D puede aportar hasta 100 UI. En la actualidad también es posible conseguir cereales fortificados con este nutriente, que suelen contener entre 40 y 100 UI por porción, y aportar importantes cantidades de fibra. 

 
6- Un omelet para el desayuno
 

Si consumes un omelet de dos huevos en el desayuno, estarás incorporando un décimo de la dosis diaria recomendada de vitamina D. Aunque los huevos tienen alto contenido de colesterol, su consumo no aumenta los niveles de colesterol como las grasas saturadas. Combina este plato con vegetales y semillas para potenciar sus nutrientes. 

7- Dile SI al atún en lata
 

El atún en lata es una excelente opción para una dieta rica en vitamina D. Además de ser económico, versátil y accesible, este producto aporta enormes cantidades de proteínas, y unas 150 UI de vitamina D cada 110 gr. Utiliza atún en lata para preparar ensaladas, tartas, sándwiches, tomates rellenos y muchos otros platos. 
 
Artículo original: Prevention

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: