header print

Los Maravillosos Beneficios De La Lavanda

Por lo general, las personas asocian la lavanda con dos características específicas: el color, y la fragancia. Sin embargo, hoy descubrirás que esta planta tiene una larga historia en el campo de la medicina natural. 

El nombre de esta planta, nativa del norte de África y las regiones Mediterráneas, proviene de la raíz latina “lavare”, que significa lavar. Durante el transcurso de nuestra historia, la lavanda ha jugado en un rol esencial en la vida cotidiana de diversas civilizaciones, entre ellas la egipcia, que utilizaba el aceite de esta planta en el proceso de momificación. En los periodos históricos posteriores, los persas, griegos y romanos comenzaron a incorporar lavanda en sus baños diarios, ya que creían que esta planta contribuía a la purificación del cuerpo y la mente. 
 

Luego de explorar sus usos y propiedad, muchas culturas alrededor del mundo comenzaron a utilizar esta planta para tratar diferentes tipos de afecciones, entre ellas las siguientes:

Ansiedad
Insomnio
Depresión
Dolores de cabeza
Pérdida del cabello
Náuseas
Acné
Dolor dental
Irritaciones en la piel
Cáncer

Lavanda para la mente

La aromaterapia es una de las principales disciplinas en utilizar esta planta, ya que los especialistas creen que la fragancia proveniente del aceite de lavanda ayuda a promover la calma y la sensación de bienestar de una persona. Además, este aroma suele ser beneficiosos en el tratamiento del estrés, la ansiedad y la depresión. 

De acuerdo con un estudio realizado sobre pacientes con Trastorno por estrés postraumático (TPEP), la administración de 80 mg diarios de aceite de lavanda ayudó a reducir la depresión en un 35.7%, aliviando los trastornos del sueño, mejorando el humor, y reestableciendo la salud física y mental. Por otro lado, en un estudio realizado en el año 2012, se ha demostrado que un plan de aromaterapia con lavanda puede producir una reducción significativa en la depresión post-parto y la ansiedad de madres recientes en solo 4 semanas. 
 
 
 
Lavanda para el cuerpo

Cáncer – La práctica de aromaterapia con lavanda ha sido utilizada en el tratamiento de pacientes con cáncer. De acuerdo con el Instituto Nacional para el Cáncer, la aromaterapia puede ayudar a controlar los efectos secundarios de los tratamientos convencionales contra el cáncer. Por otro lado, un grupo de investigadores chinos demostró que el uso de aceite esencial de lavanda puede estimular la producción de poderosos antioxidantes, como el glutatión y la catalasa, que ayudan a combatir el daño causado por los radicales libres. 

Diabetes – En un estudio realizado durante 15 días, un grupo de investigadores observó los efectos del aceite esencial de lavanda en pacientes con diabetes tipo II. Los resultados obtenidos demostraron que el aceite ayudó a proteger el cuerpo contra algunos de los síntomas más nocivos de esta enfermedad, como el aumento de los niveles de azúcar, los trastornos metabólicos, fallas renales y hepáticas, y lipoperoxidación del hígado y los riñones. 

Problemas cutáneos – Gracias a sus poderosas propiedades antimicrobianas y antioxidantes, el aceite esencial de lavanda, mezclado con aloe vera o aceite de coco, puede ofrecer enormes beneficios para la piel. Al ser aplicado sobre la piel, este aceite ha demostrado resultados positivos en el tratamiento de sarpullidos, erupciones, dermatitis, y acné. 

Cortes y quemaduras -  Conocida por sus propiedades antimicrobianas, la lavanda es una planta con extensos antecedentes en la prevención de varias infecciones, y el tratamiento de diversas afecciones fúngicas y bacterianas. De hecho, existen más de 100 estudios con evidencia concluyente sobre estas propiedades.  

Dolor de cabeza – En la actualidad, son cada vez más las personas que luchan contra episodios frecuentes de migrañas y dolores de cabeza. De acuerdo con un estudio publicado en la Revista Europea de Neurología, los pacientes que padecían dolores de cabeza presentaron un alivio significativo luego de inhalar la fragancia del aceite de lavanda durante 15 minutos. 

Insomnio – En un estudio reciente realizado sobre estudiantes universitarios, los investigadores descubrieron que el uso del aceite de lavanda logró mejorar la calidad del sueño de los voluntarios en un 60%, prolongando la duración, brindando un sueño reparador, y reduciendo los síntomas del insomnio. Si tienes problemas para dormir, intenta inhalar esta fragancia antes de acostarte. 
 
Artículo original: Healthline
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: