header print

Simples Trucos Para Cocinar Con El Microondas

Cuando hablamos de cocina en microondas, la mayoría de las personas se imagina platos insulsos, sin sabor ni textura. Sin embargo, existe una gran variedad de trucos para el microondas, que te permitirán cocinar preparaciones nutritivas y deliciosas, de forma fácil y rápida. Para simplificar tu vida y las tareas en la cocina, no te pierdas estos simples consejos que redefinirán tu forma de usar esta herramienta. 

1- Pelar ajo – En lugar de perder tiempo quitándole la piel a los dientes de ajo, llévalos al microondas por tan solo 20 segundos y podrás deshacerte de la piel de inmediato. De esta forma tendrás tus dientes de ajo listos para disfrutar en cualquier preparación.
 
2- Cocina el maíz en la mazorca – En lugar de limpiar, cocinar y hervir el maíz en una olla, intenta llevarlos al microondas dentro de la misma mazorca, por 10 minutos. Aunque el sabor no será el mismo que con la cocción a la parrilla, la mazorca ayudará a retener los jugos y darle una textura tierna a los granos del maíz. Las hojas se caerán al terminar la cocción. 

 
3- Vegetales al vapor – Coloca medio vaso de agua dentro de un recipiente con vegetales, cúbrelo con un plato, y llévalo al microondas por 10 o 15 minutos, dependiendo de la cantidad y el tipo de vegetal. Por ejemplo, la papa y la zanahoria son algunas de las que lentas y la espinaca la más rápida. 

4- Papas fritas – Corta finas láminas de papa, de aproximadamente 0.5 cm, y distribúyelas en una sola capa sobre un plato, sin superponerlas. Luego, cocínalas en el microondas por 5 minutos, en máxima potencia. Cuando finalice, mueve las patatas, déjalas descansar dos minutos y repite el procedimiento hasta obtener la textura deseada. 
 

5- Tocino crujiente – Las papas no son el único platillo crujiente que puedes preparar en el microondas. Con esta herramienta, los fanáticos del tocino podrán disfrutar de un delicioso plato de tocino en pocos minutos. Distribuye los trozos de tocino en un recipiente cubierto con papel absorbente, y cocínalos en el microondas durante 1 minutos por rodaja. 

6- Salsa de caramelo – A pesar de no ser más rápido que la cocción sobre hornalla, este truco reduce el riesgo de derrames y desastres en la cocina. En un recipiente apto para microondas, mezcla jarabe de maíz, azúcar, agua y jugo de limón. Cocina la mezcla hasta obtener un color dorado, y luego retira del microondas. Por otro lado, calienta ½ taza de crema e incorpórala a la mezcla sin dejar de batir. Por último, agrega ½ cucharada de esencia de vainilla y 1 cucharada de manteca. Podrás conservar esta salsa en el refrigerador por hasta dos semanas. 
 

7- Secar hierbas – Para conservar tus hierbas preferidas durante todo el año, sécalas utilizando el microondas. Selecciona las hierbas que desees secar, distribúyelas sobre un plato cubierto con papel absorbente, y cocínalas en el microondas durante 3 minutos, a máxima potencia. Repite el procedimiento hasta que las hojas queden completamente secas. 

8- Huevos revueltos – Aunque el sabor y la textura no serán exactamente iguales, si estás en un apuro y necesitas preparar un desayuno rápido, podrás preparar tus huevos revueltos en el microondas. Bate los huevos en un recipiente apto para microondas, junto con los condimentos que sueles utilizar (sal, pimienta, queso, especias). Lleva el recipiente al microondas, y cocínalos por dos minutos, con un intervalo a mitad de cocción, para volver a mezclar y luego continuar. 
 

9- Nueces tostadas – Si no cuentas con suficiente tiempo y quieres darle vida a tus frutos secos de forma fácil y rápida, llévalos al microondas por 8 minutos, pausando la cocción cada tanto para mezclar los frutos.

10- Canastas comestibles de queso parmesano – Para agasajar a tus invitados, prepara unas simpáticas canastas de parmesano utilizando el microondas. Coloca una capa de queso rallado sobre un plato cubierto con papel manteca (o papel para hornear), y llévalo al horno por 2 minutos, en máxima potencia. Debido a que la temperatura varía de acuerdo al tipo de microondas, asegúrate de controlar la cocción. 
Una vez trascurrido el tiempo, retira la capa de queso y, con la ayuda de otro papel manteca, colócala sobre un plato dado vuelta, de manera de darle la forma de una canasta.
 

11- Leche espumosa – Si te gusta beber tu café con leche caliente y espumosa, utiliza el microondas. Coloca la cantidad de leche que necesites dentro de un recipiente con cierre hermético y apto para microondas. Sacude el recipiente, retira la tapa y llévalo al microondas por 30 segundos, asegurándote de que la leche no desborde. 

12- Prepara dulce de leche – Aunque la preparación de este delicioso postre requiere de unas tres o cuatro horas, la cocción a microondas podrás reducir este tiempo drásticamente. Coloca una lata de leche condensada en recipiente apto para microondas y llévala al microondas durante 2 minutos, a potencia máxima. Luego, retira, mezcla el contenido y vuelve a cocinarlo por otros dos minutos a temperatura media. Por último, retira el recipiente, vuelve a mezclar, y llévalo nuevamente al microondas por otros 15 o 25 minutos, a potencia media o baja. 
 

13- Exprime tus cítricos al máximo – Si necesitas jugo de limón o naranja en alguna de tus preparaciones, intenta llevarlos al microondas por unos 15 o 20 segundos, o hasta que la piel esté levemente tibia al tacto. De esta forma podrás aprovechar todo el jugo de la fruta. 

14- Limpieza – Lo mejor de esta herramienta es que puedes dejarla como nueva en poco minutos. Coloca un bol con agua y unas rodajas de limón en el microondas, y ponlo en funcionamiento durante 5 minutos, a temperatura alta. Esto te ayudará a remover hasta la suciedad más difícil. 
 
Artículo original: Viralnova
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: