header print

¿Qué Es La Sosa Caustica? Usos y Precauciones En Hogar

El Redactor: Ysabel Taberner Lopez

 La sosa cáustica, o hidróxido de sodio, es un producto químico muy potente que se usa en la industria y que también podemos usar en casa, pero sólo con el máximo de los cuidados.

De hecho, la sosa cáustica en contacto con el agua libera alta temperatura, se vuelve corrosiva y puede causar graves daños a nuestra piel y ojos. Por lo tanto, debemos tomar muchas precauciones cuando usamos sosa cáustica en casa.

Su uso más común es en la preparación casera de jabón, que consiste en la combinación de este ingrediente con agua y con una sustancia grasa que normalmente es aceite. Antiguamente se usaba la manteca de cerdo.

A nivel doméstico, no se puede recomendar muchos usos, ya que la sosa cáustica se debe utilizar con una gran precaución para la limpieza y sólo cuando sea necesario, y dado que, afortunadamente, existen remedios alternativos que son más efectivos y menos contaminantes.

Hoy veremos cuáles son sus usos domésticos y cuáles son las precauciones más importantes para conocer y adoptar rápidamente cada vez que te decidas a utilizarla.

 
¿Qué Es La Sosa Caústica?

A nivel doméstico, no se puede recomendar muchos usos, ya que la sosa cáustica se debe utilizar con una gran precaución para la limpieza y sólo cuando sea necesario, y dado que, afortunadamente, existen remedios alternativos que son más efectivos y menos contaminantes.

Hoy veremos cuáles son sus usos domésticos y cuáles son las precauciones más importantes para conocer y adoptar rápidamente cada vez que se decida a utilizarla.

Usos caseros de la Sosa cáustica.

1. Sosa cáustica para hacer jabón casero

 Sosa cáustica para hacer jabón casero

El hidróxido de sodio es una sustancia indispensable para la preparación casera de jabón.

Una vez finalizado el proceso, la sosa desaparece completamente del producto final, dándonos un jabón ecológico y biodegradable, compuesto normalmente por aceite de oliva, agua y sosa cáustica.

La presencia de sosa cáustica en las recetas de jabón casero a veces puede ser aterradora, pero la preparación de jabón casero es realmente segura si se siguen las precauciones necesarias.

Por esta razón, aquellos que quieran preparar jabón en casa simplemente deben tener cuidado de no entrar en contacto directo con la sosa cáustica o con la solución de agua y sosa cáustica con las manos sin proteger. Es imprescindible, como explicaremos más adelante, llevar guantes y preferiblemente una mascarilla para cubrir la boca y gafas protectoras para los ojos.

Cuando sigas una receta para preparar el jabón, comprueba siempre cuidadosamente en qué orden se van a verter los ingredientes. Ten cuidado de usar un recipiente que aguante altas temperaturas cuando mezcles agua y sosa. Siempre vierte la sosa en el agua y nunca al revés.

La sosa cáustica no desaparece por completo inmediatamente después de haber sido mezclada con el agua y el aceite. La reacción toma mucho tiempo. Por lo general se dice que el jabón debe descansar de 4 a 6 semanas. Por seguridad, para que su jabón no sea cáustico, le recomendamos que lo dejes reposar 8 semanas antes de usarlo.

Cuanto más dejes reposar el jabón, más tiempo le dará a la reacción y a la sosa cáustica para que desaparezca, de modo que tenga un producto adecuado tanto para lavar como para limpiar la piel de forma segura.

2. Sosa cáustica para la limpieza de parrillas y barbacoas

La sosa cáustica se ha usado también tradicionalmente en la limpieza de parrillas y barbacoas. Como descalcificador, la sosa cáustica está indicada para la limpieza de barbacoas, hornos, estufas, bistecs y campanas, sumergiendo el objeto en una mezcla de 3 o 4 litros de agua y 200/500 g de sosa cáustica de 6 a 8 horas.

Sin embargo, recuerda que el contacto entre el agua y la sosa cáustica es muy peligroso para la piel. Si vas a usarla, usa unos guantes adecuados y sigue todas las precauciones necesarias.

Lo mejor es que uses un desengrasante biodegradable ecológico.

3. Sosa cáustica para desagües domésticos

Sosa cáustica para desagües domésticos

Hace unos años era muy común el uso de sosa cáustica para el mantenimiento desatascar los fregaderos de la cocina o el baño. Vertían un vaso de sosa cáustica en los desagües y dejaban correr el agua. Probablemente algunas personas todavía usan este método hoy en día. Desafortunadamente, no todo el mundo sabe si las tuberías de su casa son realmente resistentes a las altas temperaturas. De hecho, la sosa cáustica en contacto con el agua puede alcanzar temperaturas muy altas que podrían dañar tuberías poco resistentes, como las de plástico.

Por esta razón, a menos que estés seguro de la resistencia de las tuberías de tu casa, no te recomendamos el uso de sosa cáustica para la limpieza o atranques de los desagües de los fregaderos. Existe, de hecho, una alternativa mucho mejor y más eficaz para cuidar los desagües y desatascarlos, ya sabes que intentamos hacer la limpieza casera siempre con recursos naturales.

Podemos aprovechar la reacción entre el bicarbonato de sodio, nuestro limpiador multiusos, y el ácido cítrico.

Así que en lugar de sosa cáustica, te sugerimos que viertas 1 vaso de bicarbonato seguido de 1 vaso de ácido cítrico en tus desagües y luego dejes que el agua fluya, lo que permitirá la reacción química entre los dos ingredientes y te ayudará a eliminar los atranques. Es un método mucho más seguro que puedes utilizar dos o tres veces seguidas en caso de atascos difíciles.

Sosa cáustica, peligros y advertencias

Sosa cáustica, peligros y advertencias

La sosa cáustica es altamente corrosiva y potencialmente peligrosa, especialmente cuando entra en contacto con el agua.

La sosa cáustica ataca a los materiales metálicos, especialmente cuando se trata de aluminio, magnesio, zinc y otras aleaciones que los contienen.

La sosa cáustica no sólo puede ser corrosiva para los metales, sino que también puede causar quemaduras graves y lesiones en los ojos y la piel.

Si se ingiere sosa cáustica, enjuaga la boca y no induzcas el vómito. En caso de contacto con la piel o los ojos, ingestión, inhalación u otros accidentes con sosa cáustica, contacta a tu médico y ve a urgencias.

Sosa cáustica, precauciones

Mientras usas sosa cáustica, abre las ventanas de la habitación donde te encuentres y no las cierres hasta el final. La sosa cáustica es especialmente peligrosa tanto para los niños como para las mascotas cuando está en grano y cuando se disuelve en agua.

Los niños y los animales pueden entrar en contacto con la sosa cáustica por accidente, incluso con pequeñas cantidades que pueden caer sobre la mesa o el suelo. Por lo tanto, cuando uses sosa cáustica, asegúrate de que tanto los niños como las mascotas estén siempre lejos de donde estes trabajando.

Si otras personas están contigo mientras usas sosa cáustica, pídales que se mantengan a una distancia segura del lugar donde la estás usando.

Si almacenas sosa en casa, debes guardarla lo más segura posible, escondida de los niños y las mascotas y si puedes bajo llave.

Recuerda siempre que sea posible evitar productos peligrosos y contaminantes, intenta siempre seguir una limpieza ecológica.

Fuente

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad