header print

10 Soñados Beneficios de Dormir Siestas

Cada vez son más los estudios que demuestran que tomar una siesta provee de muchos beneficios de salud para los adultos. De hecho, las personas que toman siestas han experimentado desde mejoras en la memoria y reducción del estrés, hasta una disminución en la presión arterial. A continuación conocerás los 10 beneficios de tomar una siesta.

1. Aumenta la Energía
 

Cuando se nos comienzan a agotar nuestras energías durante el día solemos tomar café, pero difícilmente esta sustancia nos provea de lo que realmente necesitamos, es cambio una breve siesta nos proveerá de manera natural de la energía física y mental para continuar.

Las siestas pueden proporcionarnos un aumento de energía, especialmente cuando se trata de una siesta corta. Cuanto más breve sea ésta menos probabilidad tendremos de caer en un sueño profundo, que nos dejará aturdidos y nos quitará la posibilidad de recuperar energía. Los científicos aún no llegan a un acuerdo sobre la cantidad de tiempo perfecta que debe durar este breve descanso, pero la mayoría aseguran que entre 10 a 30 minutos. Así que presta atención a tu cuerpo, especialmente cómo reaccionas a diferentes periodos de tiempo, y una vez que encuentres el correcto, sólo queda disfrutarla.
 
2. Aumento la Creatividad
 
 

Entre el trabajo, las responsabilidades familiares, relaciones personales, compromisos sociales y voluntarios, etc., existen un montón de cosas que nos absorben tanto física como mentalmente. Este estrés y el cansancio suelen disminuir la creatividad, pero puede volver a conseguirse con sólo tomar una siesta. Al hacer esto, podemos revivir la mente y organizar los pensamientos, devolviendo la creatividad.

No necesitamos tener un trabajo en el cual se utilice de la creatividad en particular para sentir la disminución de la misma, cada trabajo requiere un poco de creatividad en su medida, y distintos estudios han probado que las siestas sirven para recuperarla. Así que toma una siesta y deja volar tu creatividad, trayendo beneficios para ti y tu empleador.
 
3. Mejora la Memoria
 
 

Para muchas personas, tomar siestas breves o de hasta 90 minutos puede ser muy reparador, haciendo que mejore su memoria y sus funciones cognitivas. Algunos expertos aseguran que las personas que pueden dormir una siesta apropiada (sin caer en un sueño profundo y despertar sintiéndose renovado) obtienen de ellas más beneficios que si recurren a las bebidas energizantes o con cafeína. Tomar una siesta nos permite reactivar la memoria y organizar la información con mayor facilidad.

Mejorar la memoria puede ser muy útil para las personas que tienen que absorber y recordar una gran cantidad de información. Los estudiantes, por ejemplo, necesitan absorber con eficacia una montaña de información que están obligados a aprender en la escuela secundaria y la universidad. Distintos estudios han demostrado que los estudiantes que duermen la siesta después de una ronda estudio, a menudo despiertan con un mejor recuerdo de lo que han estado aprendiendo y leyendo antes de la siesta. Es casi como tocar el botón de reinicio en el cerebro, logrando recordar cosas que habrían olvidado de lo contrario.
 
4. Mejora el Humor
 

Seguramente conoces a alguien tenga muy mal humor cuando no consigue dormir lo necesario o tal vez te pase a ti. Estar cansado puede tener un efecto de bola de nieve, ya que te encuentras mayor predispuesto a sentir mal humor, tener poca paciencia con los que te rodean, o simplemente presentar problemas para concentrarse. Estas y otras reacciones físicas y emocionales, resultado de la falta de sueño, continúan a lo largo del día o empeoran.

La realidad es que, algunos días sólo necesitas dormir un poco más. Si tuviste una mala noche o una semana estresante y agotadora en el trabajo, una siesta puede mantener tu ánimo en alto. Pero si padeces de insomnio, apnea del sueño, u otra condición del sueño, habla con tu médico antes de programar cualquier siesta, ya que a las personas con estas problemáticas no se les suele recomendar la siesta, debido que pueden presentar consecuencias y riesgos para la salud.
 
5. Incrementa el estado de Alerta
 

Las siestas cortas son efectivas para aumentar nuestro estado de alerta ya que presentan muy poco riesgo de caer en un sueño profundo o entrar en otro ciclo de sueño que nos cause somnolencia. Nuestro cerebro se apaga el tiempo suficiente para que cuando  despertemos, experimentemos una sacudida de alerta. Varios estudios han demostrado que las personas que trabajan en turnos de noche o en puestos de trabajo de alta presión con largas jornadas se mantienen en mejor estado de alerta cuando se les da la oportunidad de tomar una siesta, a veces varias veces al día.

Existen numerosos trabajos en los que se requiere mantener un alto estado de alerta para prevenir daños graves. En cualquier caso, las investigaciones han sido definitivas a la hora de remarcar que luego de tomar una siesta presentamos un mayor nivel de alerta y de conciencia que antes hacerlo.
 
6. Incrementa el Rendimiento
 

La productividad y el rendimiento también pueden beneficiarse al tomar una siesta. En la actualidad, casi todo el mundo experimenta un estado de agotamiento casi constante en el trabajo o en el hogar, haciendo que lleguemos a empeorar y disminuir la productividad. En estos casos las siestas breves son una opción viable para ayudar a resolver este problema, ya que refrescan cuerpo y mente con el descanso, y generan un aumento de la productividad que podría durar varias horas.

Las grandes compañías han comenzado a reconocer los beneficios de tomar una breve  siesta durante el día y permiten o incluso alientan a los empleados a hacerlo. Algunos incluso han designado un área para dormir la siesta. Ahora, si trabajas en el horario estándar de 9 horas y 5 veces por semana, deberías evitar tomar siestas durante la tarde, ya que podría complicarte para conciliar el sueño y dormir bien durante la noche.

7. Reduce la Fatiga
 

Según la Clínica Mayo, otro de los beneficios de tomar una siesta es disminución de la fatiga, siempre que se limite su duración y se haga en el momento adecuado del día. Esto depende de tus horarios, pero asumiendo que duermes la siesta en la manera correcta, puedes disfrutar la reducción de la fatiga y el agotamiento. Es importante entender que el sueño afecta la salud de muchas maneras diferentes, y las siestas pueden permitirnos obtener el descanso que necesitamos no sólo funcionar bien, sino para sentirnos bien.

Idealmente, la siesta que revitaliza debe llevarse a cabo de manera aislada para obtener resultados óptimos, a pesar de que esto no siempre es posible. Y aunque algunas personas se adaptan más rápidamente a las siestas si son controladas, no significa que no puedan disfrutar de los beneficios de las mismas.
 
8. Disminuye el Estrés
 

El estrés es inevitable en ciertos momentos de la vida, pero no tiene que ser constante. Una investigación ha demostrado que la presión psicológica y el estrés pueden reducirse tomando una siesta. El estrés es duro con el cuerpo y se ha demostrado que tomar una siesta después de experimentar un aumento de estrés mejora de la recuperación cardiovascular, disminuyendo los posibles efectos del estrés en su corazón. Además, las hormonas liberadas durante una siesta o una noche de sueño contribuyen a la disminuir los niveles de estrés.

Aunque a muchas personas les resulta difícil conciliar el sueño durante el día, deberían considerar tomarse el tiempo para recostarse y relajarse, ya que de esta manera la mente puede alcanzar cierto nivel de relajación. Esto ha demostrado tener beneficios similares al de la siesta real, a la hora de reducir el estrés.
 
9. Reduce el riego de sufrir Depresión
 

Algunos estudios han demostrado que dormir la cantidad de tiempo correcta disminuye la probabilidad de desarrollar depresión. Tomar siestas puede ayudar a conseguir la cantidad de horas de descanso necesarias si no logras obtenerlas durante la noche, brindando beneficioso para la salud mental y emocional.

Al igual que con el estrés, las siestas dan al cuerpo el descanso que necesita para funcionar y realizar distintas tareas de la mejor manera. Como el estrés puede causar exceso de producción de hormonas vinculadas a la depresión, entonces se puede reducir el riesgo de sufrir depresión, tomando siestas, que además ayudan a equilibrar las hormonas que causan algunos problemas de salud mental. De todas formas considerando los anteriores beneficios como el aumento de energía, del estado de alerta, la reducción del estrés y el aumento de la productividad, es posible entender como la siesta contribuye a la mejora de la salud mental.
 
10. Reduce el riesgo de padecer Enfermedades Cardiovasculares
 
 
A pesar de que aún existen debates acerca de si tomar siestas reduce o no el riesgo a padecer de enfermedades cardiovasculares, a medida que las investigaciones continúan, los más grandes expertos en han comenzado a ver los resultados. Dormir siesta con regularidad puede reducir la presión arterial, además distintos estudios han demostrado una disminución significativa en el riesgo de morir de un ataque al corazón. Por ende, las personas que trabajan bajo altos niveles de estrés se verían beneficiadas enormemente de las propiedades curativas cardiovasculares de tomar siestas, ya que el estrés puede perjudicar al corazón y aumentar el riesgo de padecer problemas cardiovasculares.
 
Distintos estudios realizados en países que tienen tasas de mortalidad más baja y sus pobladores presentan menor riesgo de padecer enfermedades del corazón, hacen hincapié en la importancia de descansar bien (incluyendo la siesta) además de mantenerse saludables haciendo ejercicio y llevando una dieta correcta para contribuir en la salud del corazón.
 

Artículo Original: activebeat

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: