header print

Alimentos Que Funcionan Como Analgésicos

Aunque ciertas condiciones médicas requieres el uso de píldoras y medicaciones, el abuso de analgésicos puede tener serias consecuencias en nuestro organismo. Por esta razón, si padeces dolor leve a moderado, la naturaleza nos ha provisto con una gran variedad de analgésicos naturales, que se esconden en la forma de frutas, vegetales y especias. 

Estos alimentos, que seguramente encontrarás en tu cocina, te ayudarán a curar diferentes tipos de dolores de forma natural. 

Dolor muscular – Jengibre

Analgésicos naturales

Un grupo de investigadores daneses descubrió que el consumo regular de jengibre podría ayudar a reducir la inflamación, la rigidez, y el dolor crónico en los músculos y articulaciones. Esto se debe al accionar del principal componentes de esta planta, el gingerol, que inhibe la producción de las hormonas causantes del dolor. Para ello, prepara una infusión con 1 cucharada de jengibre seco o dos cucharadas de jengibre fresco y bébela a diario. 

Dolor de muelas – Clavos de olor

Analgésicos naturales

El clavo de olor en polvo es un remedio casero comúnmente utilizado para tratar el dolor de muelas y la gingivitis. Además, una investigación reciente realizada por la Universidad de California, se ha logrado demostrar la efectividad de este ingrediente, separando el ingrediente activo responsable de reducir el dolor. Dicho compuesto, llamado eugenol, es un poderoso anestésico natural ideal para tratar estos casos. Tan solo ¼ de cucharada por día te ayudará a aliviar el dolor.

Reflujo – Vinagre de manzana

Analgésicos naturales

Si la sensación de acidez suele atacarte luego de las comidas, te alegrará saber que puedes detenerla con un poco de vinagre de manzana. Los ingredientes activos de este producto, el ácido málico y el ácido tartárico, estimulan el proceso digestivo y ayudan a que el cuerpo transforme las grasas en proteínas. Si la digestión es rápida, el estómago tiene menos posibilidades de sobrecargarse con ácidos y causar acidez. Bebiendo un vaso de agua con una cucharada de vinagre de manzana antes de cada comida podrás prevenir el reflujo en 24 horas. 

Dolor de oído – Ajo

Analgésicos naturales

El ajo, conocido como “el antibiótico de la naturaleza”, posee increíbles propiedades antiinflamatorias. Los expertos de la Facultad de Medicina de México aseguran que aplicando dos gotas de aceite de ajo tibio en el oído es posible curar la otitis media en solo cinco días. Esta planta posee minerales, como el selenio, el germanio o el sulfuro, que son tóxicos para muchos tipos de bacterias. Para preparar tu propio aceite de ajo casero, cocina a fuego medio dos dientes de ajo y media taza de aceite de oliva, durante 4 minutos. Luego, cuela la preparación y utilízala de acuerdo a las instrucciones. 

Dolor de cabeza y articulaciones – Cerezas

Analgésicos naturales

La Universidad Estatal de Michigan descubrió que el consumo diario de un puñado de cerezas es extremadamente beneficiosos para las personas que sufren de dolores de cabeza y diversas condiciones inflamatorias en las articulaciones. La antocianina, el compuesto que le da ese color rojo a las cerezas, es un antioxidante diez veces más poderoso que el ibuprofeno o la aspirina. La antocianina paraliza las enzimas que causan inflamación en los tejidos, convirtiendo a esta fruta en el aliado perfecto para combatir estas afecciones. 

Dolor estomacal – Pescado

Analgésicos naturales

La indigestión, el síndrome del intestino irritable, y la enteritis pueden ser tratadas aumentando el consumo de pescados. Una investigación reciente ha demostrado que los ácidos grasos presentes en este alimento pueden aliviar los calambres estomacales y la enteritis de forma efectiva. Gracias a sus poderosas propiedades antiinflamatorias, estos compuestos ayudan a mantener la salud general del sistema digestivo. Tan solo 450 gr de pescado por semana es suficiente para disfrutar de estos beneficios. 

Síndrome premenstrual – Yogur

Analgésicos naturales

El 80% de las mujeres sufren de dolores asociados al síndrome premenstrual. Esto se debe a la sensibilidad del sistema nervioso a los cambios en los niveles de estrógeno y progesterona que se producen durante la menstruación. De acuerdo con una investigación realizada en la Universidad de Columbia, el consumo de dos porciones diarias de yogur puede ayudar a reducir la intensidad de los dolores hasta en un 50%. Este alimento es rico en calcio, un mineral que provee alivio natural al sistema nervioso, previniendo o reduciendo los síntomas. 

Dolor crónico – cúrcuma

Analgésicos naturales

Esta especia ha demostrado ser tres veces más poderosa que el ibuprofeno, la aspirina, y el naproxeno. Investigadores de la Universidad Cornell han descubierto que la cúrcuma puede curar hasta un 50% de las personas que padecen de artritis y fibromialgia. El ingrediente activo de esta especia, la curcumina, se encarga de paralizar las enzimas responsables del dolor. El consumo de ¼ de cucharada de cúrcuma ayudará a reducir el dolor crónico considerablemente. 

Endometriosis – Avena

Analgésicos naturales

Cuando le tejido endometrial comienza a aparecer y crecer fuera del útero, se puede producir una inflamación aguda y dolorosa que podría extenderse hasta después de la menopausia. Para nuestra fortuna, una dieta rica en avena puede ayudar a reducir el dolor hasta en un 60 %, dentro de los seis meses. 

Uñas encarnadas y dolor de muelas – Sal

Analgésicos naturales

La encarnación de la uña es un problema común que afecta a millones de personas en todo el mundo. Un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford descubrió que sumergir los pies en agua con sal a diario puede ayudar a tratar infecciones en tan solo 4 días. Al funcionar como un agente antibacteriano y antiinflamatorio, la sal también es recomendada para tratar la gingivitis y aliviar infecciones en la garganta. 

Indigestión – Piña

Analgésicos naturales

Esta deliciosa fruta tropical es rica en enzimas responsables de asimilar proteínas. Estas enzimas estimulan y aceleran el proceso digestivo, reduciendo los calambres estomacales causados por la acumulación de gas. Los investigadores descubrieron que el consumo de una taza de piña fresca por día puede ayudar a aliviar el dolor en 72 horas. 

Dolor muscular – Menta

Analgésicos naturales

Los calambres musculares pueden tornarse extremadamente dolorosos e incómodos, en especial si se originan por posturas incorrectas y esfuerzo excesivo. Si tomas baño caliente con 10 gotas de aceite de menta, dos o tres veces por semana, podrás tratar el dolor muscular con un 25% más de efectividad que las medicinas. El agua caliente ayuda a relajar y distender los músculos, mientras que la menta se encarga de relajar el sistema nervioso. 

Dolor de espalda – Uvas

Analgésicos naturales

En un estudio realizado en la Universidad de Ohio, se ha demostrado que el consumo de una taza de uvas frescas por día podría ayudar a mejorar la circulación sanguínea hacia las zonas de la espalda donde el tejido se encuentra dañado. Debido a que la columna depende de los nutrientes y oxígenos suministrados por la sangre, el consumo de uvas es altamente beneficioso para estos casos. 

Dolores asociados a lesiones – Agua

Analgésicos naturales

Aunque todos sabemos que nuestro cuerpo necesita agua para sobrevivir, un grupo de investigadores de la Universidad de Manhattan descubrió que el agua también tiene la capacidad de aliviar el dolor causado por lesiones. Cuando se producen daños en los tejidos, el cuerpo libera un compuesto químico llamado histamina, que es el responsable de la aparición del dolor. Al diluir las cantidades de histamina en la sangre, el agua es una excelente forma de reducir la intensidad del dolor. Para estar saludable, los especialistas recomiendan beber entre 8 y 10 vasos de agua por día, dependiendo de las necesidades energéticas de cada persona.

Dolor sinusal – Rábano picante

Analgésicos naturales

La sinusitis es una enfermedad común que se produce como consecuencia de una infección en los senos paranasales. Esta condición puede causar migrañas y dolores de cabeza severos que incluso pueden llegar a dificultar la respiración. Investigadores alemanes descubrieron que el rábano puede aumentar la circulación sanguínea hacia los senos paranasales, reduciendo la congestión y drenando cualquier tipo de obstrucción. Para disfrutar de estos beneficios, te recomendamos consumir una cucharada de rábano picante todos los días. 

Infecciones orales – Miel

Analgésicos naturales

Los expertos del Centro de Salud de Dubái recomiendan tratar las llagas, las aftas y otras infecciones con miel. Esta delicia natural contiene enzimas antiinflamatorias que destruyen el virus y aceleran el proceso de curación. Para tratar estas lesiones de forma efectiva, te recomendamos aplicar miel sin pasteurizar, directamente sobre la zona afectada, una vez por día. El tiempo de curación es 43% menor que el de cremas y tratamientos industriales. 

Dolor de pecho – Semillas de lino

Analgésicos naturales

Las semillas de lino contienen fitoestrógeno, un compuesto que ayuda a prevenir los cambios en los niveles de estrógeno que producen dolor en muchas mujeres. Lo único que debes hacer es incorporar dos o tres cucharadas diarias a tu dieta diaria. Debido a que las semillas son ricas en fibra, es importante consumir abundante agua para evitar negativos en el sistema digestivo. 

Migrañas – Cafeína

Analgésicos naturales

Las personas que sufren de dolores de cabeza y migrañas frecuentes pueden beneficiarse del consumo de café, ya que se ha demostrado que la cafeína mejora la capacidad del revestimiento estomacal para absorber la medicación, mejorando su efectividad hasta en un 40%. Por esta razón, si estás tomando medicaciones para este tipo de dolores, podrás darte el gusto de beber una taza de café al día. 

Calambres musculares – Jugo de tomate

Analgésicos naturales

Nuestros músculos tienden a acalambrarse cuando el cuerpo no recibe la cantidad suficiente de potasio. El consumo de diuréticos o la sudoración excesiva pueden causar una reducción en los niveles de potasio, un mineral esencial para la salud de nuestros músculos. Un estudio realizado por la Universidad de California descubrió que bebiendo una taza de jugo de tomate al día es posible aliviar la intensidad de los calambres y reducir la frecuencia de los episodios. 

Fuente de imágenes: freedigitalsphotos voraorn,tiverylucky,Naito8,winnond,Stoonn,Serge Bertasius PhotographySOMMAIGrant Cochrane,artur84,Master isolated images,tiverylucky,Clare Bloomfield,KEKO64 wiki  BdevelAnna reg

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: