header print

7 Remedios Caseros Infalibles a Base De Miel

Las propiedades medicinales de la miel fueron descubiertas por primera vez en el antiguo Egipto, y desde entonces han sido utilizadas como remedio natural para tratar una gran variedad de afecciones. La miel posee poderosos compuestos antiinflamatorios que ayudan a fortalecer el sistema inmune y proteger al organismo contra diversas enfermedades.

Este producto tiene la capacidad de aliviar el dolor estomacal, prevenir la fatiga, reparar el daño muscular, tratar problemas dentales, eliminar el pie de atleta, y contribuir a la pérdida de peso. Por todas estas razones, la miel es un alimento que no puede faltar en la cocina de tu casa. Estos son 7 de los más simples y efectivos remedios caseros que puedes preparar con este ingrediente.

1) Miel y jengibre: dolor estomacal
 

El jengibre ayuda a aliviar los síntomas de la inflamación, promoviendo la correcta circulación sanguínea. Por otro lado, la miel contiene muchas enzimas esenciales que previenen el ingreso de bacterias nocivas, como la E. coli y la Cándida, en el organismo.

Materiales

1 taza de miel
1 cucharada de jengibre fresco rallado
1 pizca de jengibre en polvo (opcional)

Indicaciones

En una cacerola pequeña coloca la miel y el jengibre rallado.
Puedes agregarle una pizca de jengibre en polvo si quieres intensificar el sabor.
Lleva la cacerola a fuego bajo, dejando que los ingredientes se integren por 10 minutos.
Una vez que haya transcurrido el tiempo, deja reposar la mezcla de miel por 2 horas y luego almacénala en frascos de vidrio herméticamente cerrados. 
Puedes consumir una cucharada de la mezcla o incorporarla en una taza de té.

2) Enjuague bucal casero de miel y canela: mal aliento
 

La canela es comúnmente utilizada para aliviar el dolor estomacal y tratar otras afecciones gastrointestinales. Además, la canela tiene la hierba carminativa, que es utilizada en la producción de pastas dentales y enjuagues bucales para eliminar la bacteria. Esto, sumado a las propiedades de la miel, nos permite obtener un excelente remedio casero.

Materiales

2 limones
½ cucharada de canela
1 cucharada de bicarbonato de sodio
1 ½ de miel
1 taza de agua tibia
Un frasco de vidrio o botellas con tapa

Indicaciones

Coloca ½ cucharada de canela en el frasco o botella
Agrega el jugo fresco de dos limones junto con la miel. 
Incorpora la cucharada de bicarbonato de sodio.
Vierte la taza de agua tibia para derretir la miel y obtener un líquido homogéneo. 
Utiliza el enjuague casero para hacer gárgaras cada vez que necesites refrescar tu aliento y limpiar tu boca.

3) Bebida de miel y agua de coco: dolor muscular
 

El aceite de coco ayuda a prevenir la deshidratación, una de las principales causas de dolores de cabeza, fatiga y sequedad bucal. Por otro lado, el agua de coco ayuda a reparar el tejido dañado y mantener el buen funcionamiento de las articulaciones en todo momento.

Materiales

3 tazas de agua de coco
1 taza de frutillas
1 taza de agua fresca
1 taza de hielo
1 pizca de sal marina
2 cucharadas de miel

Indicaciones

Coloca todos los ingredientes dentro de una licuadora y bate hasta obtener una mezcla homogénea.

4) Exfoliante de miel y azúcar negra: sequedad en la piel
 

La combinación de miel y azúcar negra funciona como un excelente exfoliante y humectante natural que te ayudará a combatir el acné y las arrugas, limpiando y purificando los poros. Luego del tratamiento, asegúrate de utilizar un tonificante para eliminar el exceso de oleosidad. 

Materiales

2 ¼ taza de azúcar negra
½ taza de aceite de oliva
¼ taza de miel
1 cucharadita de vainilla
1 cucharadita de canela (opcional)

Indicaciones

En un recipiente, coloca todos los ingredientes y mezcla hasta integrar.
Almacena la mezcla en un recipiente con cierre hermético
Utiliza la mezcla para realizar exfoliaciones una o dos veces por semana. Luego, enjuaga con agua tibia.

5) Vinagre de manzana y miel: reflujo
 

Los antibióticos naturales presentes en el vinagre de manzana ayudan a prevenir el reflujo causado por el ingreso de jugos gástricos en el estómago. La combinación de vinagre y miel es el remedio casero ideal para promover la salud del sistema digestivo.

Materiales

1 taza de miel
3 cucharadas de vinagre de manzana

Indicaciones

En una cacerola pequeña, coloca la taza de miel junto con las tres cucharadas de vinagre.
Calienta la mezcla a fuego bajo durante 10 minutos, mezclando ocasionalmente.
Coloca la mezcla en un recipiente con tapa y consérvala hasta que necesites usarla. 

6) Remedio de semillas de fenogreco, miel y jengibre: asma
 
 
Las semillas de fenogreco ayudan a combatir problemas respiratorios, tales como el asma y la bronquitis. Por su parte, la miel ayuda a prevenir la opresión de las vías respiratorias, causada por la acumulación de mucosidad en los bronquios. Todo esto, sumado a las propiedades antinflamatorias del jengibre, te permitirá respirar mejor.

Materiales

2 cucharadas de semillas de fenogreco
2 cucharadas de jengibre fresco rallado
1 cucharada de miel
4 tazas de agua

Indicaciones

Coloca las semillas de fenogreco en un recipiente con las 4 tazas de agua, y déjalas en remojo por 30 minutos.
Una vez transcurrido el tiempo, cuela las semillas y reserva el agua.
Incorpora el jengibre y la miel al agua utilizada para las semillas y mezcla hasta integrar.
Bebe un vaso de esta mezcla todas las mañanas.

7) Clavo de olor y miel: dolor de dientes
 

El clavo de olor contiene un compuesto analgésico y anestésico llamado eugenol, que es utilizado para tratar el dolor de muelas y la gingivitis. La miel actúa como un antiséptico natural que combate las infecciones eliminando los gérmenes y bacterias.

Materiales

1 taza de miel
5-10 clavos de olor

Indicaciones

Vierte la taza de miel en una cacerola pequeña y agrega los clavos de olor.
Calienta la cacerola por 10 minutos a fuego bajo. 
Una vez transcurrido el tiempo, deja asentar por 2 horas y luego almacena en un frasco de vidrio con tapa.
 
Artículo original: lifehack.org
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: