header print

6 Órganos Que Podemos Sanar Nosotros Mismos

En la actualidad, son cada vez más las condiciones médicas que afectan la salud y la calidad de vida de los seres humanos. Muchas personas, no son conscientes del gran número de factores que contribuyen al desarrollo de las enfermedades, y se limitan a encontrar una cura en fármacos y otros químicos, sin tener en cuenta que con algunos simples cambios de hábitos es posible proteger y mejorar nuestra salud.

Prepárate para descubrir las afecciones en 6 partes del cuerpo que pueden tratarse por nuestros propios medios.

Las Arterias
 
 
Problema: Estrechamiento de los vasos sanguíneos

El mecanismo de defensa natural: Cuando las arterias comienzan a obstruirse, un cuerpo saludable puede manejar el problema, extendiendo arterias existentes o creando otras nuevas. Este es un proceso natural llamado angiogénesis y funciona de la siguiente manera.

Por lo general, las conexiones entre los vasos sanguíneos, llamadas anastomosis arteriales, suministran sangre a los tejidos locales. De acuerdo con el Dr. Ronald L. Terjung, presidente asociado del Departamento de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Missouri, explica que cuando las células en los vasos sanguíneos detectan un aumento en los niveles de estrés, se envían señales para agrandar las anastomosis y permitir el correcto transporte de la sangre.

¿Qué puedes hacer? 
De acuerdo con Roger J. Laham, médico y director del Centro de Investigaciones para la Angiogénesis de la Facultad de Medicina de Harvard, “la angiogénesis no puede ocurrir si las células de los vasos sanguíneos han sido dañadas o bloqueadas por el colesterol.” Por esta razón, se recomienda reducir el consumo de alimentos ricos en grasa y llevar una alimentación saludable. 

Por otro lado, el ejercicio es otro de los factores claves en la restauración de la salud de las arterias. Un estudio publicado en el año 2004, en la revista BMC Psychology, descubrió que la endostatina, un factor involucrado en el crecimiento arterial, presentó un aumento del 73% en voluntarios saludables, luego de haber ejercitado 10 minutos en una cinta a una velocidad de 8 km/h.

Los huesos
 
 
El problema: Un hueso roto

El mecanismo de defensa natural: De acuerdo con Sherwin S.W. Ho, médico y profesor adjunto de cirugía ortopédica en la Universidad de Chicago, las primeras respuestas de curación son iniciadas por las partes vivientes del hueso, las células que habitan dentro de la matriz ósea.” Dicha matriz es la liviana pero duradera estructura de carbonato de calcio que compone la mayoría de nuestros huesos. Dentro de la matriz existen diversas células vivientes, incluyendo osteocitos, que son liberados cuando el cuerpo necesita reconstruir tejido óseo.

¿Qué puedes hacer?
Asegúrate de incluir vegetales verdes en tu dieta, ya que éstos aportarán enormes cantidades de vitamina K, un compuesto que ayuda a mantener las células óseas en su lugar. Las principales fuentes de esta vitamina son el brócoli, la espinaca, los avocados y los tomates. Por otro lado, es importante realizar algún tipo de esfuerzo con los huesos, de manera de estimular el funcionamiento de los osteocitos para construir y mantener el tejido óseo. 

El hígado
 
 
El problema: Años como bebedor o una borrachera

El mecanismo de defensa natural: El hígado es el único órgano que puede volver a regenerarse por sí solo, luego de que parte de su tejido se haya perdido o dañado, proceso que lleva el nombre de hipertrofia compensatoria. Esto solo puede suceder si la persona no bebió alcohol hasta el punto de desarrollar cirrosis. De acuerdo con Mark Mailliard, médico y director del Programa para la Hepatitis C de la Universidad de Nebraska, “las personas que presentan mayor riesgo son aquellas que beben más de 14 tragos por semana, o cinco en un mismo día de forma regular.”

¿Qué puedes hacer?
Como primer paso debes equilibrar tu hígado mediante la alimentación. Intenta incorporar más alimentos ricos en glutatión (GSH), un antioxidante que ayuda a mantener la salud del hígado y desintoxicar el organismo, y contribuye a la regeneración del hígado. Aunque todas las células del cuerpo humano son capaces de sintetizar el glutatión, la síntesis de glutatión del hígado se ha demostrado que es esencial. Después del nacimiento, los ratones con pérdida genética inducida de GCLC (es decir, la síntesis de GSH) sólo en el hígado mueren al cabo de 1 mes del nacimiento.

Los Intestinos
 
 
El problema: Mal funcionamiento de los intestinos

El mecanismo de defensa natural: Si torturas los intestinos con alcohol, asados y comida chatarra, el revestimiento de los intestinos se irá de deteriorando de a poco. Las células en esta parte del cuerpo tienen el índice de reemplazo celular más rápido de todo el organismo: luego de varios días de duro trabajo las células desparecen dejando lugar para otras nuevas.

¿Qué puedes hacer?
De acuerdo con el Dr. Kenneth Koch, profesor de medicina interna y jefe del Departamento de Gastroenterología en la Facultad de Medicina de la universidad Wake Forest, incorporar fibra alimenticia a la dieta ayuda a derribar algunas células viejas para reemplazarlas por otras nuevas, como si se tratara de podar un árbol. Se recomienda consumir una porción diaria de 25 a 30 gr de fibra, comenzando por incluir granos integrales en el desayuno y almuerzo.

El cerebro
 
 
El problema: Daño de la materia gris

El mecanismo de defensa natural: Durante muchos años, las personas creían que las neuronas nuevas dejan de fabricarse en la pubertad- Sin embargo, la realidad es muy distinta. De acuerdo con el Dr. Fred H. Gage, profesor en el laboratorio de genética del Instituto Salk y el primer investigador en haber demostrado el crecimiento de nuevas neuronas en mamíferos, el cerebro es un órgano más y como tal intenta repararse a sí mismo, al igual que la piel intenta curarse de un corte o una lesión.

¿Qué puedes hacer?
Comienza a practicar actividad física. Diversos estudios sobre animales han demostrado que el ejercicio puede inducir el proceso de neurogénesis, o formación de nuevas neuronas, en dos áreas claves del cerebro: el hipotálamo, que ayuda a crear nuevos recuerdos y estimula el aprendizaje, y el bulbo olfatorio, que es el área donde se encuentra el sentido del olfato. 

Los pulmones
 

Problema: Dificultad para respirar

El mecanismo de defensa natural: Aunque los pulmones vienen equipados con un ciclo de limpieza propio, el consumo de cigarrillos o la contaminación del aire pueden dificultar este proceso. Gracias a este proceso, que elimina el exceso de mucosidad y las toxinas, es posible presentar una mejoría en pocos días.

¿Qué puedes hacer?
La actividad física ayuda a eliminar la mucosidad de las paredes de los pulmones. Además, la incorporación de ácido retinoico y vitamina A puede ayudar a reconstruir el tejido pulmonar. En un estudio se ha demostrado que las ratas y ratones con enfisema pulmonar que fueron tratadas con dichos compuestos, pudieron restauras sus alveolos pulmonares, que son los divertículos terminales donde se produce el intercambio de dióxido de carbono por oxígeno. 
 
Artículo original: Menshealth
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: