header print

Acupresión Para La Salud y El Alma...

La acupresión, una técnica que ha sido utilizada en China por miles de años, aplica los mismos principios de la acupuntura para promover el bienestar general, y tratar diferentes afecciones. Esta práctica, cuyos orígenes se remontan a la medicina tradicional China, consiste en ejercer presión sobre ciertos puntos del cuerpo ubicados a lo largo de meridianos considerados como los canales por donde circula la energía vital del organismo.

 
De acuerdo a la teoría en que se basa la Medicina Tradicional China, dichos meridianos tienen la capacidad de conectar órganos específicos o redes de órganos, creando un sistema de comunicación en todo el cuerpo. Por esta razón, cuando un meridiano se encuentra bloqueado o inestable, nuestro organismo se vuelve más propenso a contraer enfermedades. En este contexto, la acupresión se presenta como una solución natural para restaurar el equilibrio de dichos meridianos. 

¿Cómo funciona? 

Los practicantes de acupresión utilizan los dedos, palmas, codos, pies y, en algunos casos, aparatos especiales para ejercer presión sobre los puntos del cuerpo donde se encuentran los meridianos. En muchos casos, la acupresión requiere ejercicios de estiramiento, masajes y otros métodos similares como complemento. 

El objetivo de esta técnica, al igual que muchas otras formas de terapia corporal asiática, es restaurar la salud y el equilibrio de los principales canales de energía en el cuerpo, y regular las fuerzas opositoras del yin (energía negativa) y el yang (energía positiva). Los expertos aseguran que la acupresión no solo se enfoca en el cuerpo y sus campos de energía sino que también constituye un tratamiento para la mente, las emociones y el espíritu. 
 
 
¿Cuáles son los puntos más comunes de acupresión? 

 Aunque existen cientos de puntos de acupresión en el cuerpo, tres de ellos son los más utilizados por los acupunturistas y practicantes de acupresión:

Intestino grueso 4 (L14): ubicado en el tejido blando entre los dedos índice y pulgar.

Hígado 3 (LR-3): ubicado en el tejido blando que se encuentra entre el primer y segundo dedo del pie. Esta área es similar a la L14.

Ira 6 (SP-6): esta zona se encuentra tres dedos por encima del astrágalo. Esta es la parte más suave del tríceps sural.

¿Cuáles son los beneficios para la salud de la acupresión? 
 
Aunque las investigaciones sobre acupresión se encuentran en las primeras etapas, muchos pacientes y especialistas aseguraron utilizar esta técnica para tratar diversos problemas de salud. Estas son algunas de las afecciones que pueden resultar beneficiadas por la acupresión. 
 

Náuseas – Diversos estudios recomiendan la práctica de acupresión en las muñecas para prevenir las náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia, el embarazo, las cirugías y la cinetosis. El dedo índice y mayor pueden ser utilizados para ejercer presión en la zona entre dos grandes tendones de la muñeca. 
 
Cáncer – Además de tratar las náuseas asociadas a la quimioterapia, la acupresión ayuda a reducir el estrés, mejorar los niveles de energía, aliviar el dolor y apaciguar muchos otros síntomas asociados al cáncer o su tratamiento. 

Dolores corporales – La evidencia preliminar sugiere que la acupresión podría contribuir a mejorar la situación de los pacientes que sufren de dolores de espalda, migrañas y dolores postoperatorios. 

Artritis – Se cree que la acupresión produce un efecto antinflamatorio en el cuerpo que ayuda a aliviar los dolores causados por esta condición. Además, esta práctica libera endorfinas que ayudan a tratar la artritis. 

Depresión y ansiedad – Como lo hemos mencionado anteriormente, los afectos de la acupresión no solo se trasladan al cuerpo sino que también a la mente y el espíritu. El equilibrio producido por esta técnica también ayuda a estabilizar y ordenar las emociones. 

Pérdida de peso – Existen puntos de acupresión en el cuerpo que están directamente relacionados con el apetito, como la región ubicada entre la nariz y el labio superior. La estimulación y los masajes en dichos puntos podrían ayudar a calmar el hambre y controlar el apetito. 
 
 
¿Existe algún tipo de precaución con esta técnica? 

Aunque, en términos generales, la acupresión es una práctica segura, las personas que padecen problemas cardíacos, artritis y otras condiciones crónicas deberían consultar con su médico de cabecera antes de comenzar con las sesiones. 

Se recomienda que las personas que padecen las siguientes condiciones no lleven a cabo este tratamiento:

Artritis reumatoide
Lesión en la médula espinal
Tumor cancerígeno en la región del punto de presión
Várices
Embarazo (ciertos puntos de presión pueden inducir contracciones)
 
Fuente: webmd
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: