header print

¡Simples Tips Para Deshacerte Del Moho!

El moho es un tipo de hongo que suele crecer tanto el aire libre como lugares húmedos y poco iluminados. En el hogar, la humedad, la suciedad, y el calor, sumados a la falta de luz, generan el ambiente propicio para el crecimiento y proliferación de dicho hongo. Además de ser una presencia molesta y poco higiénica, las personas sensibles al moho pueden presentar síntomas como congestión nasal, irritación de los ojos o resuello. Para evitar que el moho invada tu hogar, te trajimos estos simples y prácticos métodos caseros para eliminarlos.

 

Moho en las paredes

La aparición de moho en las paredes es muy común en habitaciones con escasa iluminación. Si la causa de la humedad en el ambiente es la condensación, es decir la acumulación de vapor de agua en forma de gotas, puedes colocar bolas de absorción de cloruro de calcio, y ventilar las habitaciones de forma regular. Una habitación soleada y seca tiene menos probabilidades de desarrollar colonias de hongos. 
 

Para comenzar, limpia la superficie afectada con agua y detergente, de manera de remover el grueso de la mancha. 
Luego, para eliminar cualquier vestigio del hongo aplica un limpiador antimoho con la ayuda de una esponja, y deja que actúe por tres o cuatro horas. Este producto es un excelente fungicida que te ayudará a desinfectar toda la superficie.
Cubre la pared con dos capas de pintura antimoho, dejando transcurrir 4 horas entre cada aplicación.

Moho en el baño

La presencia de gérmenes en el baño no solo afecta la estética del hogar sino que también pone en peligro la salud de nuestra familia. La constante acumulación de humedad, el encierro y la falta de iluminación hacen que el baño sea uno de los ambientes más propicios para el cultivo de moho. Para dejar tu baño limpio, reluciente y libre de moho, sigue estos consejos.
 

Para eliminar las manchas de moho de la bañera y los azulejos, puedes utilizar un producto de limpieza específico para dicho uso.
Es fundamental mantener una limpieza diaria para evitar que el hongo se acumule y prolifere.
Coloca una parte de lejía o lavandina, una parte de jabón y dos partes de agua tibia en un envase con atomizador. Utiliza la mezcla para rociar las zonas invadidas por moho y, luego de unos 15 o 20 minutos, limpia la superficie normalmente.
La mezcla de vinagre y amoníaco es un excelente desinfectante cuando se trata de la limpieza del moho en el baño.
La alfombrilla antideslizante que utilizamos en la bañera es uno de los principales puntos de acumulación de moho. Para mantenerla limpia y libre de gérmenes, sumérgela en un recipiente con agua tibia, lejía o lavandina y una cucharada de bicarbonato de sodio, durante 20 minutos. Luego retírala y termina la limpieza con un trapo limpio.

Moho en las ventanas

El moho es un tipo de hongo conocido por su rápida proliferación, incluso en los lugares menos pensados, como los marcos y cristales de la ventana. Sin embargo, con pocos materiales, tiempo y esfuerzo podrás volver a dejarlos impecables.
 

Sumerge un trapo limpio en una mezcla de lejía o lavandina y agua tibia, y utilízalo para limpiar los cristales de la ventana.
Coloca una mezcla de agua tibia, vinagre y bicarbonato de sodio dentro de un recipiente con atomizador, y utilízala para rociar los rincones de las ventanas afectados por el hongo. Luego finaliza la limpieza con un trapo seco.
Para limpiar rincones pequeños, utiliza el mimo líquido y aplícalo con un disco de algodón. 

Moho en la ropa

Así como el moho crece y se propaga en el baño, cocina, ventanas, y otros rincones de la casa, también lo puede hacer en la ropa, en especial cuando se trata de prendas de algodón y otros materiales orgánicos. Para evitar que este hongo destruya tus prendas favoritas, sigue estos consejos.
 

Siempre utiliza agua caliente, ya que las temperaturas altas matan el moho de forma más rápida y eficaz que el agua fría, eliminando las esporas del moho y otros agentes alérgicos. Asegúrate de no usar agua muy caliente que pueda dañar tu ropa.
Si decides lavar tu ropa con una solución antimoho, lo mejor es lavarla por lo menos dos ciclos completos. Cuando haya terminado, cuelga las prendas bajo el sol ya que el calor y los rayos UV contribuyen a la destrucción del moho.
Comienza por colocar tu ropa dentro de la lavadora, junto con el jabón y los productos de limpieza que utilizas normalmente. Si el tipo de prensa lo permite, Una vez que la lavadora se ha llenado con agua, añade una taza de lejía o lavandina.
Coloca tu ropa dentro de la lavadora, junto con el jabón y los productos de limpieza que utilizas normalmente. En un recipiente aparte, mezcla agua caliente con media taza de bórax. Si el tipo de prensa lo permite, añade la mezcla en la lavadora cuando esta se ha llenado con agua.
Sumerge la prenda que desees limpiar en un recipiente con una solución a base de una taza de vinagre blanco y un balde de agua durante una hora aproximadamente. Luego lava la prenda a máquina normalmente. 
Para eliminar el moho de zapatos o carteras de cuero, frótalos con un trapo humedecido en una mezcla de agua y dos cucharadas de alcohol.

Moho en colchones y tapizados y muebles

Como hemos mencionado antes, parece que no existe un lugar en la casa que pueda estar libre de moho. Si las condiciones de iluminación y humedad son propicias, el moho puede crecer y propagarse con facilidad en muebles de distintos materiales, tapizados, y colchones. Sin embargo, todas estas áreas pueden ser tratadas de forma práctica y sencilla.
 

Los muebles fabricados con materiales orgánicos, como la madera, son uno de los principales objetivos del moho. Para evitar que esto suceda, verifica que los muebles no estén ubicados contra o cerca de la pared. También puedes dejar una bolsita con sal marina para absorber la humedad en armarios y cajones. 
Para la limpieza de tapizados y colchones debes comenzar sacudiendo el objeto y, con la ayuda de una aspiradora, eliminar todos los restos volátiles de este hongo. 
En un recipiente, coloca dos partes de detergente con cuatro partes de agua y mezcla hasta producir abundante espuma. Utiliza dicha espuma para limpiar la zona afectada y retira los excesos de humedad con un trapo limpio y seco. 

Tips para evitar la reaparición de manchas de moho

Intenta mantener secos y bien ventilados el baño, la cocina y los demás ambientes donde haya humedad.
Deja la cortina del baño estirada y asegúrate de colgar las toallas y alfombrilla para que se sequen bien.
Repara los problemas de filtraciones a penas los detectes.
Cuando termines de lavar la ropa, cuélgala de inmediato, ya que si la ropa ha sido lavada y permanece mojada durante mucho tiempo, corre el riesgo de que el moho comience a crecer en ella.
Al moho le gustan los espacios interiores oscuros para crecer, por lo que las áreas bien iluminadas reducirán las posibilidades de que el moho que crezca allí.
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: