header print

Los Probióticos y La Felicidad...

Es probable que en el último tiempo hayas escuchado hablar de los probióticos como una de las últimas tendencias alimenticias debido a que contienen bacterias beneficiosas para la salud gastrointestinal y digestiva. Sin embargo… ¿Alguna vez te preguntaste cuáles son los efectos de esta bacteria fuera del sistema digestivo? 

 Photo: Ambro/ freedigitalphotos.net
En los últimos años, un campo de investigación llamado “endocrinología microbiana”, dedicado al estudio de la relación entre la microbiología, la endocrinología y la neuropsicología, ha contribuido con importantes aporte sobre la relación entre estas bacterias y nuestro estado de humor. Los estudios han demostrado que los microbios del tracto gastrointestinal, como los probióticos, ayudan a regular el sistema endócrino, que es el encargado de liberar ciertas hormonas en el torrente sanguíneo durante situaciones críticas. 

La naturaleza de los microbios del tracto gastrointestinal y su conexión con el sistema endócrino fueron reveladas como resultado de un efecto secundario inusual, en pacientes con síndrome de intestino irritable (SII). Esta condición puede hacer que las personas que la padezcan experimenten ansiedad y depresión, agravando los síntomas físicos del SII. Sin embargo, aquellos pacientes que aumentaron su ingesta de probióticos presentaron un cambo alentador en el estado de humor y funcionamiento digestivo. 

Audrey Anne Sukacz, una paciente de Baltimore, Maryland, asegura “haber experimentado una importante mejoría en su humor” luego de haber comenzado a consumir probióticos. De hecho, esta bacteria parece estimular la producción de químicos positivos en el cerebro, como el ácido gamma-aminobutírico o GABA, que ayuda a aliviar la sensación de depresión y ansiedad. Se cree que este efecto se produce cuando la bacteria envía señales al cerebro a través del nervio neumogástrico, el encargado de conectar los intestinos con el cerebro para liberar el químico GABA.
 

 Photo: Ohmega1982/ freedigitalphotos.net

En uno de los estudios llevados  a cabo por la Dra. Kirsten Tillisch, de la Universidad de California, se demostró que aquellas personas que consumieron yogur con probióticos dos veces por día durante un mes presentaron respuestas mucho más apacibles a situaciones de enojo en comparación con las personas que no consumieron dicho producto. Estos descubrimientos concuerdan con los resultados de otro estudio llevado a cabo en ratones, en el cual se descubrió que el ratón pasaba de la valentía al miedo de acuerdo a la cantidad de bacteria buena o mala alojada en sus intestinos. 

Sin embargo, antes de correr a comprar un yogur con probióticos, es necesario saber que estas bacterias tienen diferentes efectos en cada persona. Además, al igual que los antidepresivos, los probióticos pueden tardar un tiempo en manifestar sus efectos en el organismo, en caso de que se produzcan. Sin embargo, para aquellas personas que padecen SII, los probióticos pueden ser un tratamiento efectivo a la hora de aliviar los síntomas de esta condición.  

Además de los yogures, los siguientes alimentos también constituyen fuentes de probióticos: 

- Banana semi-maduras 
- Fideos de huevo
- Pan de masa fermentada
- Arroz hervido
- Cebolla, puerro y ajo
- Alcauciles o alcachofas
- Avena cocida
- Arándanos
- Frijoles cocidos

Si estás deprimido o sufres de SII, intenta aumentar la ingesta de alimentos ricos en probióticos para mejorar tu humor y aliviar los síntomas de dicha condición. Quizás la felicidad se encuentra en algo tan simple como una taza de yogur…
 
 Photo: stockimage/freedigitalphotos.net
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: