header print

Prebióticos y Probióticos: Beneficios, Diferencias y Fuentes

El Redactor: Sandra F.
 Al igual que ocurre con los antioxidantes, existe mucha confusión sobre el tema de los probióticos. En los últimos años, hemos asistido a un aumento de la concienciación sobre la salud intestinal, y mucha gente está ahora familiarizada con términos como microbioma o flora intestinal. Ahora sabemos que existe una relación directa entre nuestro estado de ánimo y la salud intestinal, pero ¿qué son exactamente los probióticos? ¿Son una combinación de nutrientes, como las multivitaminas? ¿Y qué significa un término aún más confuso: prebióticos? ¿Significa eso que también hay postbióticos? Pongamos todo en orden.

Probióticos
ilustración de probiótico y estómago dibujada en pizarra, píldoras dentro del estómago

Los probióticos son organismos vivos que viven de forma natural en el cuerpo y ayudan a los intestinos a descomponer los alimentos. Pueden consumirse en forma de líquido, de suplemento en polvo o a través de una dieta rica en alimentos fermentados y productos lácteos.


En la práctica, las bacterias intestinales que tenemos de forma natural en nuestro cuerpo tienen numerosas tareas. Producen vitamina K y ácidos grasos de cadena corta que funcionan como la principal fuente de nutrientes para las células que recubren el colon. Gracias a estas bacterias, una persona tiene una fuerte barrera intestinal que mantiene alejados los agentes nocivos y combate la inflamación.


Esto probablemente no hace falta decirlo, pero mencionaremos que una dieta consistente con alto contenido de azúcar alimenta las bacterias equivocadas y eventualmente desequilibra toda la flora intestinal. Los antibióticos también alteran gravemente el equilibrio y pueden incluso causar cambios permanentes en la flora intestinal.


Los beneficios para la salud de los probióticos
Los probióticos se han vinculado a través de una amplia investigación con varios beneficios para la salud. Entre ellos, la prevención y el tratamiento de la diarrea y la mejora de los trastornos mentales como la depresión, la ansiedad, el estrés y los problemas de memoria. También se ha demostrado que los probióticos contribuyen a la salud del corazón al reducir el colesterol LDL (el "malo") y disminuir ligeramente la presión arterial.


Además, los probióticos benefician a quienes sufren ciertos trastornos digestivos, como la colitis ulcerosa, el síndrome del intestino irritable y la enterocolitis necrotizante, al aliviar los síntomas. Por último, refuerzan el sistema inmunitario en su fuerza protectora contra las infecciones y pueden incluso ayudar a perder peso y grasa del vientre. También se ha demostrado que los probióticos reducen la gravedad de ciertas alergias, pero se necesitan más estudios para llegar a una conclusión sólida.


Para leer más sobre la conexión entre la salud intestinal y la salud mental y cómo los probióticos actúan para mejorar la salud mental, lee estos artículos:

- ¿Pueden Los Probióticos Mejorar La Salud Mental?

- 4 Formas Sorprendentes En Que Tu Intestino Te Afecta

 

¿Cómo puedo obtener más probióticos?

Si no te gustan los suplementos, te espera una multitud de probióticos en productos lácteos como el yogur y los alimentos fermentados. Entre ellos se encuentran:

  • Verduras en escabeche
  • Té de kombucha
  • Yogur con cultivos vivos
  • Tempeh
  • Miso
  • Kefir
  • Kimchi
  • Chucrut
  • Algunos productos de soja.

Asegúrate de que los alimentos fermentados no estén pasteurizados, ya que este proceso de higienización mata las bacterias. Sin embargo, como los probióticos pueden ser neutralizados por los ácidos estomacales naturales, es necesario ingerir cantidades adecuadas para obtener los beneficios, lo que lleva a muchas personas a preferir los suplementos que son fáciles de consumir y contienen cantidades concentradas de probióticos. Algunos son superiores a otros y están diseñados para llegar de forma segura al intestino grueso, mientras que otros perecerán en los ácidos del estómago. Para más información, lea las directrices mundiales de la Organización Mundial de Gastroenterología.


Fuente, Fuente

PrebióticosPrebiótico deletreado en letras de tipo scrabble.

Los prebióticos son alimentos con fibra para los probióticos. Están hechos de carbohidratos que el cuerpo no puede digerir y existen únicamente para alimentar a las bacterias intestinales. La toma conjunta de prebióticos y probióticos se denomina terapia del microbioma. Puede causar efectos secundarios leves al principio, que desaparecerán cuando el cuerpo se adapte. Entre ellos están los gases, el estreñimiento y la pérdida de apetito. No es necesario tomar prebióticos para que los probióticos funcionen, pero lo harán de forma más eficiente si lo haces.


Para que quede claro, los prebióticos no son bacterias. Son un tipo de fibra que ayuda a las bacterias a crecer. Tomarlos por sí solos no te beneficiará mucho, ya que están pensados para complementar una dieta o suplemento probiótico. Los alimentos que contienen tanto prebióticos como probióticos son el queso, el kéfir y algunos yogures. Son los llamados alimentos sinbióticos.

Algunas personas pueden ser alérgicas a los prebióticos. Las erupciones o el dolor abdominal extremo son indicadores de una alergia. Si experimenta estos síntomas, interrumpa su uso inmediatamente y póngase en contacto con un médico. Si esto empieza a parecerle una tarea, recuerde que no todo el mundo necesita tomar prebióticos o probióticos. Las personas que más se beneficiarán de ellos son las que toman antibióticos.

 

¿Cómo consumir prebióticos?

Según Healthline, los siguientes alimentos son ricos en fibra prebiótica:

  • Legumbres, como las judías y los guisantes
  • Cacao
  • Linaza
  • Algas marinas
  • Granos como la avena, la cebada y el salvado de trigo
  • Frutas como los plátanos, las bayas y las manzanas
  • Verduras: Alcachofas, espárragos, puerros, ajos, cebollas y raíz de achicoria
  • Dientes de león.

 

Postbióticos

  • Modelo de tripa blanda azul y pastillas blancas sobre fondo azul

    Los postbióticos son el producto de desecho de la digestión de los probióticos. Los postbióticos son compuestos bioactivos que las bacterias producen cuando consumen prebióticos. Los postbióticos tienen beneficios para la salud similares a los de los probióticos: un refuerzo del sistema inmunitario y un alivio de los síntomas digestivos y la diarrea. Otros beneficios que requieren más investigación pueden ser:
    aliviar las alergias, ayudar a la pérdida de peso, reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, controlar el azúcar en sangre y tener propiedades antitumorales. Un estudio sugiere incluso que pueden ser mejor tolerados que los probióticos.

    ¿Cómo se consumen los postbióticos?

    Dado que se consideran un tipo de suplemento bastante nuevo, los postbióticos no están tan disponibles en forma de polvo como los probióticos o los prebióticos. Existen numerosos suplementos disponibles para su compra en tiendas especializadas y en línea, pero al igual que con cualquier otro suplemento del mundo, la mejor manera de obtener estos nutrientes es a través de la dieta. Comer más alimentos sinbióticos dará lugar a la producción interna natural de postbióticos.

    En algunos casos, los suplementos pueden estar etiquetados como butirato de sodio, butirato de calcio o fermentado de levadura seca.

    Hay grupos individuales de personas que deben evitar los postbióticos. Son:

    - Personas que han sido operadas recientemente
    - Personas que tienen trastornos estructurales del corazón
    - Personas con trastornos del tracto digestivo
    - Las mujeres embarazadas
    - Los niños.

    Fuente
    Comparte esta información con quien puedas encontrarla útil 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad