header print

¿Qué Es El Síndrome Del Nido Vacío y Cómo Pevenirlo?

El Redactor: Jessica Q. R.


 Cuando planeamos expandir nuestra familia, hay un montón de servicios, talleres y clases a nuestra disposición, pero ¿alguien te ha hablado alguna vez sobre el día en que tus hijos crecerán y dejarán tu hogar? Durante muchos años, los padres crían y preparan a sus hijos para una vida independiente, pero cuando llega el momento de la separación del hogar, muchos padres sienten tristeza, ansiedad y soledad, sentimientos conocidos como el síndrome del nido vacío. Para que conozcas más sobre este fenómeno, sus síntomas, cómo identificar a una persona que lo está experimentando y cómo se puede afrontar e incluso prevenir, estás invitado a leer el siguiente artículo.

¿Qué Es El Síndrome Del Nido Vacío y Cómo Pevenirlo?

¿Qué es el síndrome del nido vacío y cuáles son sus síntomas?

El fenómeno de que los niños abandonen el "nido familiar" es natural y dentro de los sentimientos de alegría de que tu hijo ya sea adulto, se encuentran sentimientos de tristeza, ya que sabemos que probablemente no regresen, al menos no en la misma capacidad. El vacío resultante en la vida de muchos padres hace que pierdan la alegría de vivir y sientan una profunda tristeza, ansiedad y soledad; Está bien y es lógico derramar algunas lágrimas en los primeros días, pero se dice que las personas que continúan comportándose de esta manera a lo largo del tiempo sufren del síndrome del nido vacío y necesitan apoyo.

Es importante saber que aunque los padres que lo experimentan no padecen lo que se consideraría un trastorno mental o diagnosticado clínicamente, este problema sigue siendo muy real para ellos y puede provocar situaciones desagradables e incluso peligrosas. La repentina desaparición de la necesidad de realizar las actividades diarias a las que estaban acostumbrados, y la sensación de que ya no tienen de qué preocuparse puede hacer que se sientan perdidos. Además, la idea de que tal vez no hayan hecho lo suficiente por sus hijos y no hayan pasado suficiente tiempo con ellos les agobia. Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para prevenir esta situación y tratarla.

7 formas de prevenir y afrontar el síndrome del nido vacío

1. Establece nuevos objetivos y trabaja para alcanzarlos

Algunos padres tienen una relación muy estrecha con sus hijos y, cuando abandonan el hogar familiar, les resulta más fácil centrarse en la vida de sus hijos que en sus propias vidas. Para aquellos que no están acostumbrados a vivir sin su hijo en casa, se recomienda buscar empleo, revivir un antiguo pasatiempo o participar en actividades sociales durante la semana como yoga, clases de arte, tomar algunas clases en el colegio comunitario. o cualquier otra reunión social. Deben comprender que así como su hijo se ha embarcado en un nuevo viaje para el que lo han preparado para toda su vida, ellos también deben comenzar su propio viaje, llenando el vacío creado con nuevos intereses, independientemente del horario de los hijos. Establecer nuevas metas en sus vidas les dará una razón para levantarse por la mañana y disfrutar cada día que pasa.

7 formas de prevenir y afrontar el síndrome del nido vacío establece nuevos objetivos

2. Revivir el romance

Probablemente hayas oído hablar de casos en los que las parejas se separaron o divorciaron después de que los niños dejaron el nido, este fenómeno generalmente ocurre porque la pareja descubre que no tienen nada en común entre sí, excepto sus hijos. Es cierto que cuando los niños son pequeños, la vida gira en torno a la educación, impartiendo valores y criándolos, pero no tiene por qué ser a expensas de la vida personal de cada uno. Para evitar tales casos, deben trabajar en su relación incluso unos años antes de que tus hijos abandonen el nido: busquen intereses comunes, pasatiempos y cualquier otra cosa con la que ambos se conecten. No olviden que un día los hijos crecerán y se irán. Todo lo que quedará es una casa llena de silencio y tu pareja, por lo tanto, necesitas aprender a conectarte con esa persona una vez más. Así que encuentren el tiempo y el esfuerzo, salgan en citas nocturnas, restauren la pasión que tenían el uno por el otro en el pasado y fortalezcan la conexión entre ustedes, de modo que se queden con una relación fuerte y estable después de que los hijos se vayan.

3. Apoyarse uno al otro 

No todos los padres experimentan los mismos sentimientos cuando el último hijo sale de casa, de hecho, es más probable que cada pareja tenga diferentes experiencias emocionales. Un miembro de la pareja puede estar más comprometido con su trabajo, mientras que el otro puede hundirse en sí mismo, sin que nadie se dé cuenta de que padece el síndrome del nido vacío. Para no caer en esta rutina de tristeza, debes compartir tus sentimientos con tu cónyuge sin vergüenza. Si uno de los miembros de la pareja se vuelve hacia el otro y comparte lo que está pasando después de que los hijos abandonan el nido, escúchalo y muestra algo de empatía, déjelo expresar sus sentimientos sin juzgarlo y sugiérele hacer actividades que lo ayuden a sentirse mejor. 

Recuerda que brindar apoyo mutuo es la clave para crear una vida nueva y armoniosa para ambos al reforzar la relación. Hay momentos en los que ambos cónyuges no están emocionalmente disponibles para asimilar la explosión de emociones que resulta de que los hijos vuelen del hogar, creando una situación en la que no pueden apoyarse mutuamente;  por lo que es importante buscar una solución.

7 formas de prevenir y afrontar el síndrome del nido vacío apoyarse uno a otro

4. Haz un horario para comunicarte con tu hijo

Muchos padres cuyos hijos ya se han ido de casa a menudo debaten sobre cuándo es el mejor momento para contactar a su hijo. Hay quienes envían mensajes de texto y los llaman constantemente varias veces al día, todo sin darse cuenta de que están socavando la independencia de sus hijos, mientras que otros prefieren hacerlo cada tres días o una semana. Es importante saber que no debes sentirte incómodo llamando a tus hijos cuando necesites algo o simplemente para saber qué está pasando, sólo asegúrate de que sea de buen gusto en términos de cantidad. Deles espacio y haz que quieran iniciar el contacto; por ejemplo, hablar una vez cada tres días o una semana les permitirá a ambos esperar ese contacto. Haz que se sientan cómodos llamando cuando quieran y estén atentos cuando te necesiten. Establecer un horario creará una relación más saludable, evitando la tensión que rodea a la pregunta "¿Cuándo es el mejor momento para llamar?" y principalmente te ayudará a tener una relación sana con tus hijos recién independizados.

5. Ayuda a tu hijo a prepararse para dejar el nido

Algunos de los sentimientos dolorosos mencionados anteriormente no provienen de motivos egoístas como algunas personas tienden a pensar, sino del temor de que sus hijos aún no estén listos para lidiar con el mundo. Para eliminar este miedo, prepáralos para este momento y enséñales cómo funcionan las cosas en el mundo real; Explícales cómo tratar con bancos, pagos, salarios y más. Permíteles iniciar sus propias oportunidades cuando sean jóvenes y ganen dinero; Bríndales habilidades básicas como cocinar, lavar y doblar ropa, etc. Incluso si es frustrante, debes saber que el acto de prepararlos para este momento también es prepararte a ti mismo o al menos facilitar la transición. Cálmate y recuérdales que tu puerta siempre está abierta para ellos, que estás ahí para ellos en todo momento, incondicionalmente. Si tus hijos saben esto, crearán un vínculo más fuerte y estrecho con ellos.

7 formas de prevenir y afrontar el síndrome del nido vacío Ayuda a tu hijo a prepararse para dejar el nido

6. Crea una nueva tradición familiar

Además de los cumpleaños y las vacaciones, que a menudo están plagados de tensiones y peleas, hay días más que suficientes en el año en los que se pueden celebrar reuniones familiares para crear conexiones reales. Por ejemplo, intenta establecer un día que todos acuerden al menos una vez al mes o dos, en el que se reunirán, se sentarán en un restaurante, darán un paseo o simplemente comerán en casa. Inicia estas reuniones decidiendo cuándo reunirse a través de un grupo familiar de WhatsApp.

7. Adopta una mascota

Es cierto que una mascota no es un sustituto de su hijo, pero si criar a una mascota puede brindarte calidez y amor antes de que el último hijo abandone el nido, es posible que no te sienta tan solo: tu agenda estará llena de nuevo y lo hará, tendrás a alguien de quien cuidar. Cuidar a una mascota te distraerá del vacío creado por un hijo que abandona el nido.

7 formas de prevenir y afrontar el síndrome del nido vacío Crea una nueva tradición familiar

Unas pocas palabras para resumir ...

Es importante que todos los padres internalicen y sepan que el día en que sus "bebés" extenderán sus alas y dejarán el nido familiar es inevitable, y todo lo que aprendieron hasta entonces es lo que llevarán consigo. Por eso, recuerda brindarles a tus hijos cariño y calidez, y al mismo tiempo independencia y espacio; Crea una conexión saludable entre tus hijos y tú, una que no lleve a la codependencia y sea muy poco saludable. Cultiva la relación con tu pareja incluso cuando tus hijos todavía están en casa y abre un círculo social lo más amplio posible, que algún día será una fuente de apoyo cuando lo necesites. Recuerda: cuando los hijos abandonan el nido que amaban y en el que crecieron, ocasionalmente regresarán a visitarte, generalmente con sus propios polluelos, tal como probablemente lo hiciste tú ...
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad