header print

Prepara Tus Propias Pastillas Para La Tos Caseras

El Redactor: Ysabel T. L.

 El dolor de garganta es una cosa particularmente molesta que nos ataca a casi todos durante los meses de invierno y nos envía directamente a la farmacia a comprar caramelos para chupar o medicamentos para la tos. Sabemos que no tratarlo solo lo empeorará, convirtiéndose a su vez en una verdadera molestia a la hora de comer o incluso dormir.


Pero antes de ir a la farmacia, ¡echa un vistazo a cómo preparar tus propias pastillas para la tos naturales desde la comodidad de tu hogar! Estas gotas ayudan a aliviar el dolor de garganta y la tos que a menudo lo acompaña, por lo que tienes dos grandes razones para aprender a prepararlas.

cough drops

El ingrediente secreto que combate la tos y el dolor de garganta

La miel de trigo sarraceno, que es la base de nuestra receta, no es tan común pero vale la pena invertir tiempo para encontrarla porque ya ha demostrado su eficacia científica. En un estudio de niños con tos seca, se descubrió que una cucharada de miel de trigo sarraceno es más eficaz que el jarabe para la tos. Esta miel tiene un tono más oscuro y un sabor más fuerte que la miel más común hecha de cítricos y flores silvestres. La miel antibacteriana de trigo sarraceno es especialmente rica en antioxidantes que protegen nuestro sistema inmunológico, retarda el envejecimiento y previene muchas enfermedades.

Otro ingrediente importante de nuestra receta es la raíz de jengibre, que tiene un sabor a limón. El jengibre no solo es una adición sabrosa y refrescante para una variedad de platos preparados en la cocina, sino que también es una maravillosa planta curativa con fuertes cualidades desinfectantes, que combatirá las infecciones bucales, respiratorias y de garganta, así como la tos.


El último y mejor ingrediente de nuestra receta es la vitamina C, que se agrega a las gotas a través del jugo de limón y las tabletas de vitamina C. La vitamina C juega un papel importante para ayudar a eliminar los contaminantes que penetran en el cuerpo, ya que participa en la producción de colágeno, que es necesario para el crecimiento de los tejidos y ayuda al funcionamiento de los glóbulos blancos.

El ingrediente secreto que combate la tos y el dolor de garganta

Cómo preparar pastillas para la tos naturales:

Ingredientes:

  • ½ taza de miel de trigo sarraceno (también se puede usar miel normal, pero la miel de trigo sarraceno es mejor)
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1 cucharada de raíz de jengibre fresca, rallada
  • Tabletas de vitamina C trituradas hasta convertirlas en polvo - opcional
  • Un poco de azúcar glass - opcional
  • Un poco de aceite vegetal
 

Utensilios de cocina necesarios:

  • Termómetro
  • Un molde de silicona para dulces, o una bandeja para hornear de silicona
Cómo preparar pastillas para la tos naturales:

Preparación:


1. Pon la miel, el limón y el jengibre en la olla y mezcla los ingredientes mientras calientas.

2. Una vez que la mezcla en la olla se vuelva voluminosa y burbujeante, retira la olla de la estufa y continúa mezclando los ingredientes hasta que desaparezca la espuma. Solo entonces regresa la olla a la estufa.

3. Repite la sección anterior hasta que la temperatura en la olla alcance los 300 grados - usa el termómetro para realizar un seguimiento de la temperatura y recuerde que la miel se calienta y se quema rápidamente.

4. Vierte con cuidado un poco de la mezcla en una taza de agua helada. Si la mezcla que vertiste crea una bola dura, está lista para ser retirada del fuego. Si no se forma una bola dura, inténtalo de nuevo en un minuto.

5. Deja que la mezcla se enfríe un poco y desaparezca la espuma, luego viértela con mucho cuidado en el molde de silicona que engrasaste ligeramente.

6. Deja que la mezcla se enfríe a temperatura ambiente hasta que se endurezca. Saca los caramelos del molde. Si usaste una almohadilla de silicona simple, rompe el caramelo endurecido.

7. Mezcla el azúcar en polvo con la vitamina C en polvo en un bol y cubra las pastillas para la tos con la mezcla para evitar que se peguen entre sí. Este paso es opcional y puede almacenar los dulces sin él, solo asegúrate de envolverlos por separado con trozos de papel pergamino para que no se peguen.

8. Guarda los caramelos en un recipiente hermético en el refrigerador y tómalos cuando le empiece a picar la garganta.
 

¡Que tengas un invierno agradable y saludable!

Fuente: thankyourbody

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad