header print

Síntomas Del Cáncer De Colon Que No Deberías Ignorar

El Redactor: Ysabel T. L.

 Los casos de cáncer de colon y recto han aumentado en adultos jóvenes desde hace un tiempo y la edad promedio de los pacientes diagnosticados con la enfermedad parece estar disminuyendo. Es posible que muchos no sepan que el cáncer de colon y recto, conocidos colectivamente como cánceres colorrectales, podría ser más común de lo que cree. Son el tercer tipo de cáncer más común en hombres y mujeres y se estima que cerca de 50.000 muertes al año son causadas por cáncer colorrectal.

Según un informe de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, los casos de cáncer colorrectal entre los menores de 50 años han aumentado desde la década de 1990. Los expertos sugieren la detección periódica del cáncer de colon y recto a partir de los 45 años. Sin embargo, para mayor seguridad, es importante conocer los signos y síntomas del cáncer colorrectal. Los síntomas de este cáncer dependen de su ubicación, qué tan avanzado está y cómo afecta los órganos y tejidos.

Es importante tener en cuenta que un signo o síntoma puede no ser suficiente para determinar la causa. Además, los síntomas del cáncer colorrectal, en ocasiones, pueden no aparecer hasta que el cáncer ha avanzado. Sin embargo, existen algunos síntomas comunes de la enfermedad que, si se detectan a tiempo, pueden ayudar a evitar un diagnóstico de cáncer en etapa tardía.

Muchos de estos síntomas pueden pasarse por alto, pero pueden ser un signo de la peligrosa enfermedad. Por lo tanto, es esencial comprender correctamente los síntomas y realizar exámenes periódicos con un médico. Echemos ahora un vistazo a los signos y síntomas del cáncer de colon que no debes ignorar.

1. Malestar abdominal

Malestar abdominal


Muchas personas experimentan dolor abdominal en algún momento de sus vidas. Como muchos otros síntomas, a menudo puede ser leve y puede ser causado por una serie de afecciones, incluido el malestar gastrointestinal relacionado con la dieta. Sin embargo, si las molestias y los calambres abdominales comenzaron recientemente y son persistentes, entonces podría ser una señal de advertencia.

Dado que el cáncer de colon se presenta en el intestino grueso, puede afectar sus hábitos intestinales y causarle molestias en la región abdominal. Muchos pacientes con cáncer de colon experimentan estos síntomas que generalmente se presentan después de comer algo.

Por lo tanto, los calambres, la hinchazón y el dolor abdominal podrían ser un indicador de cáncer de colon.

2. Pérdida de peso inexplicable

pérdida de peso

La pérdida de peso repentina e inexplicable puede ser un signo de varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de colon. Si ha perdido 10 libras (4,5 kg) o más en seis meses o menos sin saber el motivo, entonces eso se puede clasificar como pérdida de peso no intencionada e inesperada. El cáncer de colon puede provocar una pérdida de peso inexplicable de diversas formas.

Las células cancerosas consumen gran parte del suministro de energía del cuerpo. Nuestro sistema inmunológico usa energía para tratar de combatir la enfermedad. Además, las células cancerosas pueden descargar sustancias en el cuerpo que alteran la forma en que los alimentos se convierten en energía. En consecuencia, esto puede conducir a una pérdida de peso constante.

Además, si un tumor en el colon crece lo suficiente, podría bloquear el colon. Este bloqueo podría interferir con la digestión y también afectar los hábitos intestinales de una persona, lo que provocaría una disminución en la ingesta de alimentos y una pérdida de peso inexplicable.

3. Fatiga y debilidad

 

3. Fatiga y debilidad

La fatiga o la debilidad se pueden confundir fácilmente con cansancio. Todos nos sentimos agotados y cansados ​​a veces y eso está bien. Sin embargo, si el cansancio no desaparece con el descanso, podría ser fatiga y un signo de cáncer colorrectal, sobre todo si coexiste con otros síntomas. De hecho, los médicos dicen que la fatiga relacionada con el cáncer es uno de los efectos secundarios más comunes del cáncer colorrectal.

Similar a la pérdida de peso inexplicable, las células cancerosas también pueden causar fatiga al consumir la energía del cuerpo. El cáncer de colon también puede causar hemorragia interna en el colon, que eventualmente puede provocar fatiga y debilidad.

Por lo general, la fatiga y el cansancio aparecen repentinamente y no son predecibles según el tipo de tumor, el tratamiento o la etapa de la enfermedad. Por lo tanto, si notas debilidad o fatiga repentina que no se alivia con el descanso o el sueño, sería una buena idea consultar a un médico.

4. Sangre en las heces

 Sangre en las heces

Si notas sangre en las heces, eso podría ser una señal de advertencia de cáncer de colon o recto. A veces puede notar manchas rojas brillantes y, en otras ocasiones, sus heces pueden tener marcas que son invisibles a simple vista. En muchos casos, las heces también pueden aparecer muy oscuras o negras, lo que indica la presencia de sangre seca. Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer (ACS), "los cánceres colorrectales a menudo pueden sangrar en el tracto digestivo. A veces, la sangre se puede ver en las heces o hacer que se vea más oscura, pero a menudo las heces se ven normales ". 

Si notas estos síntomas, entonces sería mejor hacerse un análisis de sangre que pueda revelar un recuento bajo de glóbulos rojos en las primeras etapas del desarrollo del cáncer. Los exámenes adicionales pueden ayudar a su médico a determinar la fuente de la sangre y el curso de acción futuro. 

5. Cambio en la consistencia de las heces

Cambio en la consistencia de las heces
El cáncer de colon también puede impedir la capacidad del intestino grueso para realizar sus funciones habituales, como limpiar el cuerpo de desechos y absorber agua y nutrientes. Los pacientes generalmente notan cambios significativos en sus heces, que incluyen un color más oscuro, una consistencia más suave o una forma más "estrecha".
Si observas estos cambios drásticos en la consistencia de sus heces, entonces podría ser una indicación de que algo no está del todo bien. Además, las heces blandas y acuosas, la diarrea o el estreñimiento que no está relacionado con ninguna otra afección prevalente, podrían ser un síntoma. del cáncer de colon también.

6. El intestino no se vacía por completo

6. El intestino no se vacía por completo
¿Alguna vez has tenido la sensación de que sus intestinos no se sienten completamente vacíos a pesar de que no queda nada para expulsar? Muchos pacientes describen esta sensación como si sus intestinos no se aliviaran ni siquiera con el hecho de ir. Además, tardan más en irse. Esta afección generalmente se conoce como tenesmo rectal o tenesmo y puede ser causada por una variedad de factores, incluido el cáncer colorrectal.
Por lo tanto, el tenesmo puede ser un signo de bloqueo debido a un tumor canceroso. El tenesmo puede ser doloroso si ya tiene otros síntomas digestivos. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer, pero si los tiene con regularidad, es especialmente importante que se realice un examen adecuado. 

7. Un cambio constante en los hábitos intestinales.

 7. Un cambio constante en los hábitos intestinales.

Un pólipo de colon es un pequeño grupo de células que se forma en el revestimiento del colon o del recto. Este pólipo puede convertirse en cáncer con el tiempo y, una vez que lo hace, el crecimiento lento del tumor puede afectar los hábitos intestinales. Por lo tanto, si notas un cambio marcado en la frecuencia de sus evacuaciones intestinales o si tus heces se vuelven más delgadas, podría ser un signo de cáncer de colon.

"El estreñimiento o la diarrea que dura más de una semana pueden indicar la presencia de un gran pólipo en el colon", según la Clínica Mayo.

Comparte esta publicación con tu familia y amigos ...

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad