header print

7 Causas Por Las Que Se Presentan Los Sudores Nocturnos

El Redactor: Jessica Q. R.

 La sudoración suele ser una forma natural necesaria para que el cuerpo se enfríe cuando se sobrecalienta. Pero la sudoración excesiva en el momento equivocado puede ser molesto o incluso un motivo de preocupación. ¿Alguna vez te has despertado en medio de la noche, o temprano en la mañana, goteando sudor como si acabaras de correr un maratón?

Si es así, no estás solo. Los sudores nocturnos o la hiperhidrosis del sueño son bastante comunes y generalmente no tienen que ver con la temperatura de la habitación. Hay una variedad de factores que pueden provocar sudoración nocturna, algunos más preocupantes que otros. Esto es lo que necesita saber sobre los sudores nocturnos, las causas comunes y cuándo debes consultar a un médico.

1. Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

Causas de los sudores nocturnos Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
La ERGE es un trastorno digestivo que hace que los pacientes experimenten reflujo ácido recurrente: jugos estomacales ácidos o alimentos y fluidos que regresan del estómago al esófago. Si la ERGE es la razón por la que te despiertas sudoroso, generalmente irá acompañada de síntomas más clásicos de ERGE, principalmente acidez estomacal. Si sospechas que padeces esta afección, se recomienda encarecidamente consultar a un médico. El tratamiento temprano minimizará el riesgo de complicaciones.
Tu médico puede recetarte antiácidos o bloqueadores H2 de histamina. Este último también se conoce simplemente como bloqueadores H2, funcionan disminuyendo la producción de ácido estomacal. Otros pasos recomendados son comer comidas más pequeñas, cenar al menos 2 horas antes de acostarte y evitar los alimentos desencadenantes como los que son grasos, fritos o a base de tomate.

2. Trastornos hormonales

Causas de los sudores nocturnos Trastornos hormonales

La temperatura del cuerpo está controlada por un área del cerebro llamada hipotálamo, que también es responsable de la producción de ciertas hormonas. Cuando tus hormonas están fuera de balance, pueden evitar que el hipotálamo regule la temperatura de tu cuerpo adecuadamente. Dos condiciones causadas por desequilibrios hormonales y que a menudo son la razón de los sudores nocturnos son el hipertiroidismo y la menopausia.

  • Hipertiroidismo - la glándula tiroides controla el metabolismo, por lo que cuando produces demasiadas hormonas tiroideas, tu cuerpo se acelera y tu temperatura aumenta. Puedes sentirte más hambriento o sediento de lo normal, experimentar un pulso acelerado o sentirte cansado y sufrir sudores nocturnos.
  • Menopausia - esta podría ser la fluctuación hormonal más común que causa sudoración nocturna. La perimenopausia, también llamada transición a la menopausia, ocurre de 7 a 14 años antes de la menopausia misma. Es el momento en que los ovarios comienzan gradualmente a producir menos estrógeno, y generalmente dura hasta la menopausia, el punto en que los ovarios dejan de liberar óvulos.

    Más del 80% de las mujeres en perimenopausia y menopausia experimentan sofocos, s repentinos e intensas olas de calor. La fuerte caída del estrógeno afecta la regulación de la temperatura del cuerpo y a menudo conduce a sudores nocturnos. Los sudores nocturnos en la menopausia son muy comunes y no son motivo de preocupación, aunque pueden ser incómodos. Puedes hablar con tu médico sobre el tratamiento de este síntoma con medicamentos que ayudan a reemplazar el estrógeno.

3. Ansiedad y estrés

Causas de los sudores nocturnos Ansiedad y estrés

La ansiedad, la preocupación, la depresión o el sentirse abrumado no desaparecen mágicamente cuando te vas a dormir. Cuando no estás consciente no puedes pensar activamente en las cosas que te molestan durante el día, pero cuando experimentas estrés, tu cerebro produce un exceso de la hormona cortisol. Los altos niveles de esta hormona pueden causar interrupciones en el sueño, incluidos los sudores nocturnos.

El manejo de la salud mental es crucial para su bienestar físico. Busca ayuda de un consejero, terapeuta o médico si sientes que el estrés está causando perturbaciones continuas en tu vida diaria.

4. Ciertos medicamentosCausas de los sudores nocturnos Ciertos medicamentos

Los sudores nocturnos pueden ser un efecto secundario de ciertos medicamentos. Por ejemplo, es muy común entre las personas que toman regularmente antidepresivos. Un estudio realizado en 2018 encontró que hasta el 14% de las personas que toman inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), la forma más común de antidepresivos, experimentan sudoración excesiva y sudoración nocturna. Según los autores del estudio, la razón de esto es que este tipo de medicamento afecta las áreas del cerebro que producen hormonas y ayudan a controlar la temperatura y la sudoración.

Otros medicamentos que pueden causar sudores nocturnos incluyen medicamentos para la migraña triptan, medicamentos para la diabetes como metformina o insulina, medicamentos bloqueadores de hormonas e incluso aspirina. Si las soluciones simples como dormir con ropa más ligera o mantener la habitación más fresca son insuficientes, hable con su médico acerca de su preocupación.

5. Infección

Causas de los sudores nocturnos Infección

Cuando te enfermas con una infección viral o bacteriana, el nivel de inflamación en tu cuerpo aumentará para combatir al intruso, y una de las formas en que lo hace es elevar la temperatura corporal. Esto puede causar fiebre y sudores nocturnos. Si experimentas una combinación de estos dos síntomas, puedes consultar con tu médico sobre el tipo de infección que tienes.

La tuberculosis es una de las infecciones más comunes que causan sudor nocturno, pero también hay afecciones más graves que son los culpables comunes, como el VIH y la endocarditis bacteriana (una infección del revestimiento interno del corazón y las válvulas cardíacas). “Estas condiciones pueden producir químicos llamados citoquinas que combaten las infecciones. Las citocinas pueden inducir fiebre y sudoración nocturna ”, explica Soma Mandal, MD, internista certificada por la junta en Summit Medical Group, en Berkeley Heights, Nueva Jersey. Tu médico los verificará en función de tus factores de riesgo, síntomas adicionales, exposición e historial de viajes.

6. Apnea del sueño

Causas de los sudores nocturnos Apnea del sueño

La apnea del sueño es una afección que hace que dejes de respirar brevemente durante el sueño, generalmente varias veces por la noche. La apnea obstructiva del sueño generalmente puede ocurrir cuando algo, como un tejido de la garganta, está bloqueando las vías respiratorias, mientras que la apnea central del sueño puede desarrollarse como resultado de otras afecciones de salud que afectan la función de su sistema nervioso central.

Debido a que tu cuerpo no está recibiendo suficiente oxígeno, puede pasar al modo de "lucha o huida", lo que desencadena la sudoración. Además, cada vez que tus músculos necesitan comenzar a respirar de nuevo, se requiere una gran cantidad de trabajo. Este esfuerzo provoca sudoración. Un estudio de 2013 encontró que la sudoración excesiva por la noche ocurre tres veces más a menudo en personas con apnea del sueño no tratada. Si sospechas que padeces esta afección, ¡es extremadamente importante buscar ayuda médica! Haz clic aquí para leer el resto de los síntomas.

7. Cáncer

Causas de los sudores nocturnos Cáncer

Los tipos de cáncer más asociados con el sudor nocturno son el linfoma y la leucemia. Estos pueden comenzar en diferentes áreas del sistema inmune como el bazo, la médula ósea, los ganglios linfáticos y el timo. Alrededor de una cuarta parte de las personas con linfoma de Hodgkin informan sudoración nocturna. Otros síntomas pueden incluir sentirse cansado, con picazón y experimentar dolor donde está el tumor después de beber alcohol. Las personas con linfoma no Hodgkin agresivo o avanzado también pueden tener sudores nocturnos empapados.

Según Healthline, la mayoría de los tipos de cáncer también tendrán otros síntomas notables, por lo que probablemente no haya necesidad de entrar en pánico a la primera vista del sudor nocturno. Se recomienda buscar ayuda médica si experimentas sudoración nocturna, fatiga y, en general, te sientes mal durante más de 2 semanas. Otros signos a tener en cuenta son fiebre persistente y pérdida de peso inexplicable.

¿Cuándo se convierten los sudores nocturnos en una causa de preocupación?

En general, los expertos afirman que los sudores nocturnos por sí solos no siempre son motivo de preocupación. Eso es especialmente cierto si suceden por una razón común, como si estás pasando por la menopausia o tomando ISRS. Toma nota de cualquier síntoma adicional que experimentes, junto con sudores nocturnos, como fiebre, pérdida de peso, malestar general o cambio en el apetito. Esto suele ser una indicación de un problema subyacente más grande.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad