header print

9 Consejos Para Mantener Tu Casa Fría En Verano

El Redactor: Ysabel T. L.
 En los meses cálidos del verano, es muy tentador encender el aire acondicionado o plantarse frente al ventilador más cercano, pero estos no son los únicos trucos para ayudarte a mantenerte fresco. Resulta que hay muchas maneras de proteger tu hogar del calor sin acumular una gran factura de electricidad, ¡y también te harán sentir como un campeón de bricolaje!
 
1. Mantén tus persianas cerradas
Mantén tus persianas cerradas

Tan simple como pueda parecer este consejo, hasta un 30% del calor no deseado proviene de tus ventanas, y el uso de cortinas y persianas puede ahorrarle hasta un 7% en facturas de electricidad y disminuir la temperatura interior hasta en 20 grados. En otras palabras, cerrar las persianas evita que tu hogar se convierta en un invernadero en miniatura.

2. Hackea un ventilador en lugar de encender el aire acondicionado

Un aire acondicionado no puede emitir una brisa marina falsa, pero este simple truco sí. Llena un recipiente con hielo y colócalo en ángulo frente a un ventilador grande para que el aire se libere del hielo en un estado extra frío y extra brumoso.

3. Cambia tus sábanas

El cambio estacional de la ropa de cama no solo refresca una habitación, sino que también es una excelente manera de mantenerse fresco. Si bien los textiles como las mantas de lana y las sábanas de franela son excelentes para el aislamiento, el algodón es una opción más inteligente en verano, ya que respira más fácilmente y se mantiene más fresco.

Como un regalo adicional, cómprate algunas almohadas de trigo sarraceno. Los granos de trigo sarraceno tienen un espacio de aire natural entre ellos, por lo que no retendrán el calor de tu cuerpo como las almohadas convencionales.

4. Concéntrate en la temperatura de tu cuerpo, no en la temperatura de la casa
bebe bebidas frias en verano

Si nuestros antepasados ​​sobrevivieron sin AC, nosotros también podemos. Desde tomar sabrosas bebidas heladas hasta aplicar un paño frío en áreas de pulso fuerte como el cuello o las muñecas, refrescarse de adentro hacia afuera no es una mala idea. Otros trucos incluyen ser inteligente con respecto a sus elecciones de ropa.

5. Dormir más abajo

El calor aumenta cuando más arriba estamos, así que duerme en el sofá de abajo o en el sótano. O simplemente puedes dejar tu colchón en suelo.

6. Deja que entre la brisa nocturna

Durante los meses de verano, las temperaturas pueden bajar durante la noche. Si este es el caso donde vives, aprovecha al máximo estas horas refrescantes abriendo las ventanas antes de dormir. Solo asegúrate de cerrar la ventana y las persianas antes de que las cosas comiencen a calentarse nuevamente por la mañana.

7. Deshazte de las luces incandescentes
Deshazte de las luces incandescentes

Si alguna vez necesitaste alguna motivación para cambiar a CFL (lámparas fluorescentes compactas), este es el momento. Las bombillas incandescentes desperdician aproximadamente el 90% de su energía en el calor que emiten, por lo que arrojarlas a la basura enfriará su hogar y reducirá tu factura de electricidad.

8. Comienza a asar a la parrilla

Usar tu horno o estufa durante el verano obviamente hará que tu casa sea más cálida. Si ya sientes como 100 grados en tu hogar, lo último que quieres hacer es encender un horno de 400 grados. Usa la parrilla de la terraza si la tienes para evitar el calor en tu hogar.

9. Enciende los extractores en tu baño o cocina

Al encender los extractores de tu cocina y baño succionará el aire caliente que se eleva después de cocinar o tomar una ducha de vapor.

Fuente: huffingtonpost 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad