header print

Aprende a Ser Tu Propio Guardaespaldas

El Redactor: Ysabel Taberner Lopez
 ¿Qué se necesita para sobrevivir a una situación peligrosa, posiblemente la muerte? Según el teniente coronel Dave Grossman, ex profesor de psicología de West Point, que entrevistó a miles de personas que han sobrevivido a situaciones de vida o muerte, lo único que tenían en común era un plan de juego. Decidieron de antemano qué iban a hacer. En el momento de la verdad, esto les permitió no quedar paralizados.
 
En lugar de ser consumido por el miedo, Grossman sugiere ser inteligente. Por ejemplo, si estás en una persecución en automóvil, lo más inteligente sería programar estaciones de policía u hospitales en tu GPS, que te lleven directamente a la seguridad. Aquí tienes más consejos para evitar y escapar de situaciones amenazantes.

 
 
1. Mantener un círculo de conciencia
sé tu propio guardaespaldas

Los delincuentes buscan víctimas fáciles, personas que no prestan atención. Cuando estés en una multitud, debes estar atento a cualquier persona que se separe por su comportamiento, su vestimenta o sus modales. Pregúntate a ti mismo, "¿quién aquí llama mi atención? Y escucha tu intuición. Es importante estar atento a los tipos sospechosos como:

El organizador: alguien que está metiendo la mano en una bolsa o bolsillo del abrigo. Esto puede ser algo que un ladrón haría justo antes de sacar un arma.
El equipo secreto: cuando dos o más personas no adyacentes se señalan entre sí mediante gestos o contacto visual.
El extraño: Alguien que otras personas de la multitud están evitando debido a su comportamiento, olor o estilo de vestir.
El inspector: alguien que está vigilando la seguridad en lugar del evento.


2. Lleva el 'dinero del asaltante'

A veces, la mejor manera de defenderse en un crimen como este es no defenderse. Si te encuentras en un entorno donde es posible el robo, lleva el dinero del asaltante y guárdalo en una billetera separada de otros artículos valiosos. Como un bolsillo exterior al que puede acceder rápidamente. De esa manera, cuando te acerques, entrégalo. Una vez que hayas entregado el dinero, probablemente correrán.

3. ¿Te atacan? Grita fuego

sé tu propio guardaespaldas

La mayoría de los espectadores se cansan cuando alguien grita ayuda. Pueden estar pensando: no quiero acercarme a eso porque suena mal. El uso de la palabra 'fuego' desencadena una respuesta diferente. La mayoría de las personas piensan que pueden hacer algo al respecto, o verificarán la situación.

4. Durante un intento de robo, no encienda las luces

¿Despertaste en medio de la noche por un ruido extraño? Mantén las luces apagadas, marca al 911 y presiona el botón de pánico en el dispositivo de entrada remota de tu automóvil (la mayoría tiene uno). El dispositivo es capaz de activar la alarma desde una distancia de 30 a 60 pies. El ruido fuerte puede asustar al intruso.

5. Cuando un extraño esté en tu puerta, solicita una identificación
sé tu propio guardaespaldas

La mayoría de los delincuentes usan una artimaña para ingresar a una casa. Pueden usar un uniforme o decir que tienen una entrega, por lo que siempre requieren identificación. Pide verlo a través de una mirilla o una ventana.

6. ¿Secuestrado? Resiste inteligentemente

El secuestro es una de las situaciones más peligrosas, ya que se trata de un tipo de delincuente mucho más organizado. Probablemente ocurrirá en un lugar público, el momento más vulnerable para el criminal, tu mejor oportunidad de supervivencia. Entonces, en esta etapa, grita, lucha y haz lo que sea necesario para escapar. Si estás sosteniendo un arma, sopesa el riesgo de usarla contra la importancia de actuar rápido.

Si por otro lado, estás en el auto, causa un accidente. Y si te encuentras en una situación en la que no puedes defenderte en el automóvil, crea un accidente menor en una calle concurrida. Tienes una audiencia inmediata cuando chocas con otro auto y el tipo generalmente huirá. Si estás encerrado en el maletero, busca salir de ahí, los autos de modelos más nuevos tienen una manija de seguridad dentro del maletero que lo desbloquea. Si no puedes encontrarla, rompe o expulsa la luz trasera y agita la mano o el pie para llamar la atención.

7. Practica marcar (y hablar)
sé tu propio guardaespaldas

¿Me pregunto por qué las caras de las personas se ponen blancas cuando tienen miedo? Esto generalmente ocurre porque el mecanismo de defensa del cuerpo redirige el flujo sanguíneo desde su periferia hacia su núcleo, causando una pérdida de las habilidades motoras finas, por lo que sus dedos y lengua pueden no funcionar tan suavemente. Por esta razón, es importante practicar el marcado para obtener ayuda en caso de emergencia, ensayando lo que dirás. La práctica hará que todo el proceso sea más mecánico y menos susceptible al estrés.

8. Confía en tus instintos durante un intento de violación

En una situación como esta, es importante confiar en tus instintos. Pero también hay un par de consejos que puedes considerar. Si el atacante lleva una máscara, probablemente te mantendrá con vida porque no podrás describirlo a la policía. Si no es así, la situación puede ser un poco más peligrosa y, por esta razón, considera asumir más riesgos para escapar.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad