header print

Cómo Prevenir Ser Un Objetivo De Los Criminales

 Un criminal solo toma 7 segundos para elegir a su posible víctima. Durante este tiempo, evalúan a la persona que camina en su dirección y todos los riesgos posibles. En la década de 1980, se llevó a cabo un estudio para descubrir cómo los delincuentes elegían a sus víctimas. Para hacer esto, los psicólogos estadounidenses grabaron en video una de las bulliciosas calles de la ciudad de Nueva York durante 3 días. Luego mostraron las cintas de video a criminales condenados por asalto contra personas que desconocían y les preguntaron a los criminales a quién elegirían como su objetivo en una escala del 1 al 10. A continuación, veremos cuál es la diferencia entre las personas de las que los delincuentes prefieren alejarse y aquellas que se convierten en su objetivo.
 
riesgo criminales


1. Marcha rápida

Caminar rápidamente es un signo de una persona nerviosa. Indica que la persona está preocupada por algo y que no está atenta a quienes la rodean. Esto los hace un blanco fácil. Es mejor caminar a un ritmo promedio o caminar un poco más rápido que otros peatones, mientras te mantienes concentrado, consciente y tranquilo.

2. Longitud de zancada

Las personas tienden a cojear cuando intentan tener cuidado por algún problema físico. Es posible que tengan una ampolla o una lesión, lo que hace que sean más cautelosos. Esto los hace más vulnerables y dificulta la respuesta ante un ataque de un potencial ladrón.

3. Marcha atáxica

Cuando te mueves irregularmente, de lado a lado, rebotas o pierdes el equilibrio, te hace parecer inseguro. Los movimientos de tus brazos y piernas deben estar sincronizados, y tu marcha debe ser suave. Pisa con el talón primero, luego con los dedos del pie.

4. Movimientos lentos

Una persona que se mueve lentamente o arrastra los pies es una señal de que su energía está cerca de cero. Este tipo de persona es un blanco fácil porque no pueden defenderse.

riesgo criminales

5. Encorvarse

El encorvarse se percibe como una forma de sumisión para los delincuentes. Una espalda torcida, por ejemplo, puede revelar a una persona tímida o débil. Mientras que una espalda recta con hombros cuadrados y la barbilla hacia arriba puede hacer que un criminal se mantenga alejado.
 

6. Manos ocupadas

Los carteristas admiten que las mujeres cuyas manos están ocupadas con bolsas o un teléfono son blancos fáciles. Mantener las manos en los bolsillos mientras caminas, dará a un criminal una ventaja de tiempo. Esto es porque los primeros segundos de un asalto son los más importantes.

7. Falta de contacto visual

El elemento sorpresa es clave para un criminal, ya que la víctima potencial no debería ver a su atacante. Una excelente manera de protegerse es mirar directamente a los ojos de otras personas y hacerles entender que los viste (puedes recordar su rostro, etc.).

8. Auriculares

Una persona que no puede escuchar los sonidos a su alrededor pierde el control sobre la realidad, lo que hace que sea fácil para un criminal atacar por detrás y pasar desapercibido. Evita esto ajustando el volumen de tus auriculares, asegurándote de que aún puedas escuchar todo lo que está sucediendo a tu alrededor.

Estate preparado: la mayoría de los delincuentes temen ser heridos o ser atrapados, por lo que hacen todo lo posible para evitar la atención y el ruido. Lo mejor que podemos hacer para protegernos es hacerles creer que no somos objetivos fáciles y, si es necesario, podemos contraatacar.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad