header print

El moho en tu hogar puede causar serios problemas de salud

Todos sabemos lo desesperante que puede ser tener la presencia del moho en nuestra casa, pues en ocasiones se convierte en una tarea difícil ya que es toda una odisea deshacernos de él. No obstante, es importante intentar todo los métodos posible para eliminarlo, no sólo debido a su aspecto antiestético, sino también por varias razones de salud. Ciertos tipos de moho son muy tóxicos, lo que podría provocar efectos preocupantes sobre tu salud - uno de los cuales es la enfermedad del moho. Si no estás al tanto de esta dolencia, ahora es el momento para obtener una mejor información al respecto.

 

 

En primer lugar, ¿Qué es el moho?

El término "moho" se refiere a varios tipos de hongos microscópicos que se desarrollan y crecen en condiciones de humedad. Se reproducen mediante la difusión de sus esporas, cuyo color puede variar de gris a verde, e incluso azul o rojo. Esta forma de reproducción conduce a una rápida expansión de su colonia en cuestión de horas. 

 

¿Cómo y dónde aparece?

El moho puede crecer en cualquier lugar de las paredes de tu cuarto de baño, o en el interior de la máquina de café. Es común encontrarlo por debajo de los fregaderos con fugas, en las grietas de cabinas de ducha, en los sótanos húmedos, y en las paredes que están cerca de las tuberías. En definitiva, el moho prospera en cualquier lugar donde la humedad es alta y la ventilación es insuficiente. Los pinos o árboles de Navidad también tienen las condiciones ideales para la formación de moho, por lo que muchos de nosotros experimentamos ataques de asma durante la temporada de invierno. En muchos casos, la eliminación de moho es mucho más difícil de lo que pensamos, ya que sus esporas podrían estar todavía presentes en el aire incluso después de retirar la fuente.

Enfermedad del moho

¿Por qué es peligroso para mi salud?

Todos los tipos de moho pueden ser potencialmente peligrosos para la salud, pero según la Agencia de Protección del Medio Ambiente, el "moho negro" es probablemente el peor de todos.

 

Además es importante entender que tu sensibilidad hacia el moho depende de tus genes. Se ha encontrado que las personas que tienen el gen HLA-DR son más susceptibles a la enfermedad del moho que otros. Los diferentes tipos de estas enfermedades pueden no ser altos en número, sin embargo, a menudo son mal diagnosticados o mal tratados. Por esta razón, es importante ser consciente de ellos.

 

Aquí hay dos problemas de salud que pueden derivarse de la exposición al moho:

 
  • La sinusitis micótica

Estudios muestran que, en algunos casos,  una de las causas de la sinusitis pueden ser las infecciones fúngicas. De hecho, cuando el otorrinolaringólogo examina a su paciente y ve que su sinusitis no muestra ningún tipo de mejoría después de una cantidad sustancial de tratamiento, empieza a sospechar de que el problema está relacionado con los hongos. Es importante identificar si la sinusitis fúngica es invasiva o no, para establecer el tratamiento adecuado. Detectar el problema en una etapa temprana evitará que la condición empeore y se vuelva potencialmente mortal.
 

  • Síndrome de respuesta Inflamatoria crónica (CIRS)

El síndrome de respuesta inflamatoria crónica es una enfermedad crónica grave que cae bajo la categoría más amplia de la enfermedad de biotoxinas. En términos simples, la condición es puramente tóxica,causada por el moho, y no es una alergia. Resulta chocante descubrir que lo clasifican como "alergia de invierno" o infección sinusal crónica, cuando puede ser en realidad un signo de la CIRS. 

Diferentes cuerpos responden a esta biotoxinas de diferentes maneras. Algunos pueden responder a ella mediante la unión con células que permiten hacer filtro (tales como el hígado y riñones), y por lo tanto no conducen a ninguna enfermedad. Por otro lado, algunos pueden seguir circulando, de ahí que tengan más riesgo de enfermedad. La forma en que tu cuerpo responde al veneno depende de tus genes .

 

Enfermedad del moho

Signos y síntomas de la enfermedad del moho

La enfermedad del moho a menudo puede ser "disfrazada" con otras condiciones comúnmente diagnosticado, es importante buscar los signos que puedan sugerir lo contrario. Una investigación del 2003, presentada en un simposio de medicina ambiental, observó a 1.600 personas expuestas a los hongos para aprender acerca de los síntomas comunes provocados por condiciones relacionadas con el moho. Éstos son algunos de ellos:

  • Cansancio
  • Respiración dificultosa
  • Alteraciones gástricas (vómitos y diarrea)
  • Pérdida de peso
  • Dolor de cabeza
  • Bronquitis crónica
  • Perdida de cabello
  • Problemas de memoria
  • Erupciones en la piel
  • Tos crónica, o tos con sangre
  • Los problemas visuales y ceguera
  • Síntomas parecidos al resfriado (picor en los ojos, secreción nasal, dolor de garganta)
  • Pérdida del sentido del olfato
  • Dolor o molestias en los músculos
  • Micción frecuente, dolor de riñón
  • Temblor
  • Depresión y ansiedad

Si experimentas varios de los síntomas anteriores, házte revisar por tu médico de cabecera.

 

¿Qué puedo hacer para prevenir o eliminar el moho de mi casa?

Ahora que has aprendido los peligrosos riesgos del moho en tu hogar, toma medidas inmediatas para eliminarlo lo antes posible. Estos son algunos consejos a tener en cuenta:

  • Usa un limpiador anti-hongos para eliminar cualquier moho en desarrollo en tu casa. Recuerda que no debes buscarlo solamente en paredes y techos - el moho puede estar al acecho en los rincones más oscuros de tu hogar.
     
  • Prueba remedios naturales para deshacerte de él.

 

  •  Usa un purificador de aire para proteger el ambiente de las toxinas dañinas.

 

  •  Si ves que el problema del moho se salió de control, ponte en contacto con un especialista en eliminación de moho para erradicarlo de una vez por todas. Esto podría significar que necesitas derribar paredes o techos, en sustitución de la madera y el aislamiento con moho, o fugas fijos y grietas.
     
  • Compra un deshumidificador para reducir la cantidad de humedad en el aire de tu hogar.

 

  • Ventila tu casa a fondo de vez en cuando.

  • Instala un ventilador en el baño para mantener el aire lo más seco posible

 

  •  Mantén las áreas húmedas ordenadas, para que sea más difícil recoger y acumular humedad.
 
H/T: healthyandnaturalworld.com 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: