header print

¡Tonifica Tus Brazos Sin Complicación!

A medida que vamos creciendo los músculos de nuestro cuerpo se ven cada vez un poco más flácidos y en caso que no queramos cubrirlos permanentemente, es mejor hacer ejercicios de tonificación. Muchos de los ejercicios para los brazos requieren de equipamientos, pero aquí te mostramos la manera de tonificar tus brazos utilizando sólo los objetos cotidianos de tu vida.

Ejercicios del escritorio
 
Si trabajas en un escritorio tomate un momento del día para tonificar tus brazos. Levanta las piernas, corre tu silla con ruedas hacia atrás, alejándote del escritorio y luego hacia adelante, acercándote a éste. Repite esta acción por 5 minutos. Este ejercicio ayuda a tonificar los dorsales y los bíceps, los músculos que rodean el hombro. Si no puede rodar su silla, utiliza tu ordenador portátil o una resma de hojas como peso provisional. Toma el objeto y elévalo hacia cada lado. Realiza 20 levantamientos de cada lado. Este ejercicio se tiene como objetivo la tonificación de los deltoides y los oblicuos.
 
Trucos en la piscina
 
Nadar con estilo libre o mariposa es la mejor manera de tener los brazos tonificados, pero si no disfrutas de hacer largos, puedes probar estas alternativas y ejercicios más rápidos.
 
En la parte menos profunda de la piscina se pueden hacer ejercicios de tonificación. Coloca las manos en el borde de la piscina y dobla los brazos, una vez que estés en esta posición, presiona hacia atrás y estira los brazos, a la vez que levantas tu cuerpo, para luego bajarlos hasta el fondo nuevamente. Evita saltar y trata de no usar tus piernas, para que el ejercicio sea efectivo. Puedes realizar este movimiento de entre 10 a 15 veces.
 
Otro ejercicio que puedes hacer en la piscina es para tonificar el pecho y los deltoides traseros. Colócate en una profundidad en que el agua te cubra los hombros, coloca tus brazos a los lados del cuerpo y levanta el pulgar hacia arriba, manteniendo los dedos cerrados. Empuje el agua hacia adelante con los brazos rectos y mueve los brazos hacia delante. Vuelve a la posición inicial, poniendo tus pulgares hacia abajo y presionando los brazos hacia atrás. Repita este ejercicio 15 veces.
 
Posiciones de Yoga
 
Utiliza algunas posturas populares del yoga para dar forma a tus brazos. En primer lugar puedes hacer la postura de "perro mirando hacia abajo". Ponte de pie y dobla tu cuerpo hacia adelante, desde la cintura. Apoya las manos en el suelo y camina con ellas acercándolas a los pies hasta que tus caderas se encuentren altas. Relaja los hombros y presiona los talones en el suelo. Mantenga esta posición durante 3 a 5 respiraciones. Después de esto, puedes caminar con las manos hacia adelante y te encontrarás en posición de tabla.
 
La pose de tabla lateral es otra posición que puede fortalecer tus brazos. Primero tienes que estar en posición de tabla. Levante el brazo derecho hacia arriba y presiona tu pie izquierdo mientras giras tus caderas, y juntas los pies. También puedes mantener esta posición durante 3 a 5 respiraciones. Cuando hayas terminado, puedes hacerlo desde el otro lado.
 
Volante Tonificador
 
Incluso puedes tonificar tus brazos mientras te encuentras sentado en medio del tráfico. En primer lugar coloca las manos en el volante en las posiciones de las agujas del reloj de las 3 y las 9, y luego presione las palmas hacia adentro. Esto ayuda a fortalecer el pecho. Mantén esta contracción durante 10 a 20 segundos y repítela. También puedes ejercitar tus deltoides traseros, colocando las manos en el volante y presionando hacia el exterior.

Artículo Original: shape

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: