maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

Guía: Tratamientos Naturales y Causas De La Rigidez Muscular

 ¿Alguna vez te levantaste por la mañana sintiendo dolor y rigidez en el cuello y los hombros? Muchas veces, la mala postura, el sobresfuerzo físico y las actividades diarias nos dejan con una fuerte sensación de dolor muscular que nos impide llevar a cabo nuestra rutina. Si padeces esta afección, te invitamos a descubrir los principales factores causantes de esta condición y los mejores tratamientos para solucionarla.

 

 

 

1. ¿Qué es la rigidez muscular?

​2. Causas y síntomas

2.1 Causas más comunes

2.2 Afecciones que pueden causar rigidez muscular

3. Prevención

3.1 Estilo de vida

3.2 Dieta y alimentación

4. Cuándo ver a un médico

5. Consejos y remedios naturales

5.1 Aplicar frío o calor

5.2 Cúrcuma y té de jengibre

5.3 Baño de sal de Epsom

5.4 Aceite de oliva

5.5 Hojas de diente de león

5.6 Baño de bicarbonato

5.7 Terapia de masaje

5.8 Hidratación

5.9 Ejercicios de estiramiento​

5.10 Mezcla de aceite de eucalipto de menta

 

 

 

 

1. ¿Qué es la rigidez muscular?

 
fff

La rigidez muscular se produce cuando los músculos se sienten tensos y te resulta más difícil moverte de lo normal, especialmente después del descanso. También puedes tener dolores musculares, calambres e incomodidad.

 

Esto es diferente de la rigidez muscular y la espasticidad. Con estos dos síntomas, tus músculos permanecen rígidos incluso cuando no te estás moviendo.

 

La rigidez muscular por lo general desaparece por sí misma. Puedes encontrar alivio de los músculos rígidos con ejercicio regular y estiramiento. Pero en algunos casos, la rigidez muscular puede ser un signo de algo más serio, especialmente si hay otros síntomas presentes.

 

​2. Causas y síntomas

fff

La rigidez muscular generalmente ocurre después del ejercicio, el trabajo físico duro o el levantamiento de pesas. También puedes sentir rigidez después de períodos de inactividad, como cuando te levantas de la cama por la mañana o te levantas de la silla después de estar sentado durante un tiempo prolongado.

2.1 Causas más comunes

 

- Para poder relajarse, los músculos necesitan magnesio, y para contraerse necesitan calcio. Cuando los niveles de ambos minerales se encuentran desequilibrados, la persona puede sufrir espasmos y contracciones musculares.

- La deshidratación también puede causar rigidez muscular. Al ser tejidos activos, los músculos requieren más agua que cualquier otro órgano del cuerpo. El agua contiene electrolitos que ayudan a transferir órdenes desde el sistema nervioso hacia los músculos, y viceversa. Si los músculos no reciben la cantidad suficiente de agua, es probable que éstos pierdan la habilidad de comunicarse con el cerebro. 

- El sedentarismo es otro de los culpables, ya que la inactividad muscular por períodos de tiempo prolongados puede causar rigidez. 

- El estrés es un factor asociado a la rigidez y el dolor muscular. Cuando nos encontramos en un estado de estrés, nuestro cuerpo se tensa como parte de una reacción de lucha o huida. El estrés prolongado puede agravar el cuadro de rigidez y la tensión corporal.

- La última causa del dolor muscular es también la más común: el ejercicio. Luego de un largo período de inactividad, los músculos pierden densidad, y se vuelven más propensos a sufrir pequeños desgarros al realizar ejercicio. 

 

2.2 Afecciones que pueden causar rigidez muscular:

Además de las causas mencionadas en el punto anterior, existen otras afecciones que causan rigidez muscular junto con otros síntomas que conviene tener en cuenta, ya que representan los casos más graves.

 

1- El tétanos es una infección bacteriana, generalmente del suelo o la tierra, con síntomas que incluyen:

- Dificultad para tragar

- Dolor de vientre o calambres

- Aumento de la presión sanguínea

- Frecuencia cardíaca rápida

 

2- La meningitis es una infección de la cubierta del cerebro y la médula espinal con síntomas que incluyen:

 

- Rigidez en el cuello

- Fiebre alta repentina

- Dolor de cabeza

- Náuseas y vómitos

 

3- Las infecciones como la enfermedad del legionario, la polio y la fiebre del valle a menudo causan síntomas como:

- Fiebre

- Tos

- Dolor de cabeza

- Dolor de pecho

- Resfriado

- Dolor de garganta

 

 

3. Prevención

Para ayudar a prevenir la rigidez muscular, intenta lo siguiente:

fff

3.1 Estilo de vida

Asegúrate de que tus muebles en el hogar y en el trabajo brinden comodidad y soporte.

Toma descansos regulares. Para reducir la rigidez, levántese, camine y estírese cada cierto tiempo para mantener los músculos sueltos. Puede resultarle útil configurar una notificación de alarma o de escritorio como recordatorio.

Come una dieta saludable.

 

3.2 Dieta y alimentación

Hay un par de cosas a tener en cuenta cuando se trata de prevenir la rigidez muscular. Asegúrate de mantenerte hidratado y de obtener los nutrientes correctos.

 

Beber agua

fff

Asegurarte de tener suficiente agua en tu cuerpo ayuda a que tus músculos funcionen bien. Muchos expertos recomiendan 1 litro de agua al día u otras bebidas saludables todos los días. Si estás activo y sudas, deberías tener agua extra a mano. Un estudio encontró que la deshidratación durante el ejercicio aumenta la posibilidad de daño muscular y causa más dolor muscular.

 

 

Calcio y magnesio

El calcio y el magnesio son importantes para la salud muscular.

La cantidad diaria recomendada de calcio es de 1000 miligramos para adultos jóvenes y 1200 miligramos para mujeres mayores de 50 años y hombres mayores de 70 años.

Las fuentes comunes de calcio incluyen:

 

- Leche y otros productos lácteos

- Leche de arroz y almendras

- Alimentos de soja incluida la leche de soja

- Jugo de naranja fortificado

- Salmón

 

Si bien es poco común, la deficiencia de magnesio grave causa problemas musculares. Se recomienda que obtengamos 400 miligramos de magnesio por día.

Las fuentes de magnesio incluyen:

- Nueces

- Pescado

- Aguacates

- Semillas

- Plátanos

 

4. Cuándo ver a un médico

Debes acudir a un médico si la rigidez muscular no desaparece o si tienes cualquiera de los siguientes síntomas:

fff

- Fiebre, especialmente con rigidez en el cuello

- Debilidad muscular extrema

- Enrojecimiento, dolor e hinchazón en el área en la que experimentas rigidez muscular

- Dolor muscular que comenzó después de tomar un nuevo medicamento

 

La mayoría de los casos de rigidez muscular desaparecerán por sí solos o con la ayuda de remedios caseros, pero la rigidez prolongada o frecuente a veces puede ser un signo de una afección subyacente. Si alguien experimenta rigidez muscular junto con síntomas adicionales, como fiebre, dolor, orina oscura o hinchazón, debe hablar con un médico.

 

Es importante que la persona afectada le cuente al médico todos los síntomas que tiene, no solo la rigidez muscular, para obtener un diagnóstico preciso.

 

5. Remedios naturales

 

5.1 Aplicar frío o calor

Es posible que puedas tratar la rigidez muscular en el hogar con reposo, masajes y aplicación de calor o frío. El calor puede funcionar mejor para la tensión muscular. El frío puede funcionar mejor para la hinchazón y la inflamación. Las opciones incluyen compresas frías y calientes, almohadillas térmicas y parches de terapia de calor.

 

Aplica calor o frío a la zona afectada durante no más de 20 minutos. Deja que el área descanse durante 20 minutos antes de volver a aplicar cualquiera de las opciones. Pero si no está seguro de cuándo usar calor o frío, llama a tu médico o enfermera para recibir instrucciones.

 

 

5.2 Cúrcuma y té de jengibre

fff

La cúrcuma y el jengibre tienen propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar los síntomas.

Puedes tomar cúrcuma y jengibre a través de cápsulas, o puedes disfrutarlas en un té.

Para hacer el té, necesitarás:

Dos vasos de agua
1/2 cucharadita de jengibre molido
1/2 cucharadita de cúrcuma molida
Miel para darle dulzor


Instrucciones:

Hierve el agua y agrega la cúrcuma y el jengibre.

Reduce el fuego y deja hervir a fuego lento durante 15 minutos.

Cuela la mezcla y agrega suficiente miel para crear un sabor agradable para ti.

Deberías tomar este té dos veces al día.

 

5.3 Baño de sal de Epsom

fff

La sal de Epsom contiene sulfato de magnesio, un mineral natural que se ha utilizado para aliviar el dolor durante mucho tiempo.

Puedes remojar las extremidades de forma individual o agregar sal de Epsom al agua de baño para un remojo relajante.

Necesitarás:

1/2 vaso de sal de Epsom
Un contenedor grande
Agua tibia


Instrucciones:

Llena el recipiente con agua tibia y mezcla la sal de Epsom.

Asegúrate de mezclarlo bien. Luego coloca tus extremidades doloridas en la solución.

Si tienes dolor en un lugar que es difícil de remojar en el recipiente, entonces debes usar las sales de Epsom en el agua de la bañera.

Puedes hacerlo llenando la bañera con agua tibia y agregando dos vasos de sal de Epsom.

Intenta sumergirte en la mezcla durante al menos 15 minutos.

 

5.4 Aceite de oliva

fff

El aceite de oliva es útil para lubricar las articulaciones y aliviar el dolor de la artritis. Una sustancia en el aceite de oliva virgen extra llamado oleocanthal suprime las enzimas inflamatorias COX-1 y COX-2, así que de esta manera, funciona de manera similar a la aspirina.

No todos los aceites de oliva tienen la misma utilidad. El calor destruye el oleocantal, por lo que debes usar aceite de oliva virgen extra. Cuanto más fuerte sea el gusto del aceite, mayor será la cantidad de oleocantal.

Para aplicarlo tópicamente, necesitarás:

Unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra


Instrucciones:

Masajea un poco del aceite en las articulaciones dolorosas dos veces al día. También puedes consumir el aceite.

Sin embargo, si lo haces, debes sustituirlo por la manteca o aceite habitual que usas para cocinar, de esta forma, no agregarás muchas calorías a tu dieta.

 

5.5 Hojas de diente de león
 

Las hojas de diente de león son ricas en vitaminas A y C, por lo que son útiles para reparar el tejido dañado y ayudar al hígado a eliminar las toxinas de la sangre.

 

Puede hacer una sabrosa ensalada con las hojas o usarlas en el té. Para usar las hojas en un té o una ensalada, necesitarás:

Tres cucharaditas de hojas frescas de diente de león o una cucharadita de hojas secas
1 vaso de agua
Algunas hojas frescas (para ensalada)
Un poco de aceite de oliva (para ensalada)


Instrucciones:

Para el té de diente de león fresco, remoja las hojas frescas en agua caliente. Si vas a usar hojas secas, colócalas en agua hirviendo. El té de diente de león es bastante amargo, así que puedes agregar un poco de edulcorante para hacerlo más apetecible.

Para una ensalada, tan solo mezcla las hojas con otros ingredientes favoritos.

 

5.6 Baño de bicarbonato

 

Si incorporas de 2 a 4 cucharadas de bicarbonato de sodio en la bañera con agua caliente, tendrás la garantía de aliviar el dolor muscular casi de forma inmediata. 

 

5.7 Terapia de masaje

fff

Un buen masaje puede hacer maravillas con la tensión muscular. Un masajista profesional podrá aliviar la tensión en una sola sesión, dejándote libre de dolor y mucho más relajado. Te recomendamos consultar con un profesional sobre las mejores opciones para tu caso.

 

5.8 Hidratación

Mantener el cuerpo bien hidratado y los niveles de electrolitos equilibrados es fundamental para la salud de los músculos. Los hombres requieren unos 2 litros de agua por día, mientras que las mujeres requieren 1 litro diario.

 

5.9 Ejercicios de estiramiento

fff

Estirar los músculos cuando te levantas por la mañana o luego de haber pasado varias horas en la misma posición te ayudará a prevenir la rigidez muscular. Este tratamiento te ayudará a mejorar la circulación sanguínea y preparar el cuerpo para las actividades diarias.

 

5.10 Mezcla de aceite esencial de eucalipto y de menta
 

La menta y el eucalipto no son útiles para curar la artritis, pero sí tienen propiedades analgésicas y dan una sensación refrescante que aliviará tu incomodidad por un tiempo.

Necesitarás:

10 gotas de aceite de menta
10 gotas de aceite de eucalipto
2 cucharadas de aceite conductor (aceite de oliva es adecuado)
Una botella de vidrio oscuro


Instrucciones:

Mezcla los aceites. El aceite portador es necesario para diluir los otros aceites, de lo contrario, pueden irritar tu piel. Puedes usar aceite de oliva para este propósito.

Debes guardar la mezcla en la botella lejos de la luz solar y aplicar la mezcla a las articulaciones cuando estén doloridas.

 

 

Imágenes

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
App Logo
Esta app es fácil de usar
¡Pruébala! Descarga gratis