maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

Guía Completa Sobre Las Náuseas: Prevención y Remedios

 La náusea es la incomodidad estomacal pronunciada y la sensación de querer vomitar. Las náuseas pueden ser un precursor de los vómitos del contenido del estómago. Esta condición tiene muchas causas y, a menudo, se pueden prevenir. En este completo artículo, te desvelamos factores como las posibles causas, cómo prevenirlas y algunos remedios naturales que te aliviarán.

 

 

1. Causas

1.1 Ansiedad

1.2 Cetoacidosis diabética

1.3 Insuficiencia suprarrenal

1.4 Ataque al corazón

1.5 Reflujo ácido

1.6 Gastroparesis

1.7 Ingestión de cuerpo extraño

1.8 Síndrome de vómito cíclico

1.9 Síncope vasovagal

1.10 Medicamentos recetados

1.11 Analgésicos de venta libre o suplementos

2. Síntomas y efectos

3. Prevención

3.1 Bebe suficientes líquidos para mantenerte hidratado

3.2 Come alimentos suaves e incluye la dieta BRAT

3.3 Come en porciones pequeñas

3.4 Seguir una dieta baja en sodio

3.5 Elige alimentos bajos en grasa

3.6 Aléjate de alimentos que se sabe que aumentan las náuseas

3.7 Recurre a la aromaterapia

3.9 Realiza un ejercicio de respiración

3.10 Asegúrate de que tu entorno está libre de irritantes

3.11 Descansa y relájate tanto como puedas

4. Cómo evitar los vómitos

4.1 Encuentra un poco de aire fresco

4.2 Prueba técnicas de relajación

4.3 Respiración profunda

4.4 Bebe un poco de líquido

4.5 Encuentra algo para chupar o masticar

4.6 Come algo soso

5. ¿Cuándo hay que recurrir a un médico?

6. Tratamientos farmacéuticos

6.1 Subsalicilato de bismuto

6.2 Antihistamínicos

6.3 Vitamina B6

7. Remedios naturales

7.1 Té de camomila

7.2 Jengibre

7.3 Aceite esencial de menta

7.4 Limón

7.5 Usa ciertas especias

7.6 Tostada de leche

7.7 Compresa fría

7.8 Fruta congelada

7.9 Recuéstate y descansa

 

 

1. Causas

ALEX PP

La náusea es la sensación de un impulso de vomitar. Pueden ser agudas y de corta duración, o pueden prolongarse. Cuando se prolonga, es un síntoma debilitante. Las náuseas (y los vómitos) pueden ser de origen psicológico o físico y originarse por problemas en el cerebro u órganos del tracto gastrointestinal superior (esófago, estómago, intestino delgado, hígado, páncreas y vesícula biliar). Las náuseas también pueden ser causadas por enfermedades de muchos órganos fuera del sistema gastrointestinal, por lo tanto, el diagnóstico de la causa de náuseas prolongadas puede no ser fácil. Todos los estímulos que causan náuseas funcionan a través del centro de vómitos en el cerebro, lo que da lugar a la sensación de náuseas y coordina el acto físico del vómito.

Las causas de los vómitos difieren según la edad. Para los niños, es común que los vómitos ocurran a partir de una infección viral, intoxicación alimentaria, alergia a la leche, mareo por movimiento, comer en exceso, tos o intestinos bloqueados y enfermedades en las que el niño tiene fiebre alta.

El momento de la náusea o el vómito puede indicar la causa. Al aparecer poco después de una comida, las náuseas o los vómitos pueden ser causados ​​por intoxicación alimentaria, gastritis (inflamación del revestimiento del estómago), una úlcera o bulimia. Las náuseas o los vómitos de una a ocho horas después de una comida también pueden indicar intoxicación alimentaria. Sin embargo, ciertas bacterias transmitidas por los alimentos, como la salmonella, pueden tardar más en producir síntomas. Entre otras causas específicas y algo más graves (pero improbables) que conviene conocer, se incluyen:

 

1.1 Ansiedad

ALEX PP

1.2 Cetoacidosis diabética
Náuseas, vómitos y dolor abdominal son signos clásicos de una dolencia estomacal. Pero estos mismos síntomas pueden ser una señal de alerta para una complicación grave de la diabetes tipo 1, dice la endocrinóloga Elizabeth Holt, profesora consultora asistente de medicina en la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke. La cetoacidosis diabética ocurre cuando las células que carecen de energía (que no obtienen el azúcar que necesitan cuando el cuerpo no produce suficiente insulina) comienzan a quemar grasa como combustible, lo que provoca que se acumulen altos niveles de sustancias químicas llamadas cetonas en la orina y la sangre. Las personas comienzan a sentirse mal y tener náuseas cuando entran en la cetoacidosis, explica la doctora Holt.

 

1.3 Insuficiencia suprarrenal
Este trastorno hormonal significa que tus glándulas suprarrenales, que están justo encima de los riñones, no pueden producir cantidades suficientemente altas de ciertas hormonas. Una de las causas de la insuficiencia suprarrenal es la enfermedad de Addison, una enfermedad autoinmune que daña las glándulas suprarrenales y limita la producción de cortisol, una hormona vital para el crecimiento, el metabolismo y otras funciones.

¿Cómo sabes si tus glándulas suprarrenales no funcionan correctamente? "Los síntomas clásicos son náuseas, vómitos, diarrea, pérdida de peso y, si continúa, la presión arterial baja tanto que entrarías en shock", dice la Dra. Holt. Las personas con insuficiencia suprarrenal que experimentan estos síntomas deben buscar atención médica inmediata; sin tratamiento, la condición puede ser mortal.

 

1.4 Ataque al corazón
Ten cuidado con las náuseas o una sensación de malestar en el estómago, incluso si no tienes dolor en el pecho. Puede significar que estás teniendo un ataque al corazón.

Las mujeres son más propensas a informar de estos síntomas cardíacos menos típicos que los hombres, dice Amnon Beniaminovitz, cardiólogo de Manhattan Cardiology en la ciudad de Nueva York. Ha tenido pacientes que presentan síntomas parecidos al reflujo ácido que realmente han sufrido ataques cardíacos, por lo que es muy importante que se revisen.

"A veces, el dolor de un ataque al corazón se describe como dolor de estómago o dolor en el medio de la parte superior del abdomen", dice. En lugar de un dolor agudo y punzante, puede sentirse más como "incomodidad o pesadez" o incluso indigestión.

ALEX PP

1.5 Reflujo ácido
La acidez estomacal es el sello distintivo del reflujo ácido y la ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico). Pero el dolor ardiente en el pecho o el abdomen no es el único síntoma. Cuando el contenido estomacal o retorna al esófago, algunas personas experimentan náuseas.

El Dr. Beniaminovitz recuerda a un hombre de 26 años que ingresó con náuseas e incomodidad, síntomas que pueden indicar un posible ataque al corazón. Después de un examen exhaustivo para descartar una causa cardíaca, el problema del joven se solucionó fácilmente con inhibidores de venta libre.

 

1.6 Gastroparesis
Las náuseas se encuentran entre los síntomas desagradables que acompañan a la gastroparesia, un trastorno digestivo potencialmente debilitante. Por diversas razones (a veces una complicación de la diabetes), el movimiento de los alimentos desde el estómago hasta el intestino delgado se ralentiza o se detiene por completo.

 

1.7 Ingestión de cuerpo extraño

ALEX PP

Probablemente sabrías si has tragado algo que no debías. Pero, de nuevo, es posible que no: se sabe de casos en que los adultos ingieren accidentalmente huesos de pescado de una cena o una cerda de cepillo de barbacoa que se adhiere a la parrilla y se incrusta en una hamburguesa. Ese cuerpo extraño en el estómago puede provocar náuseas, vómitos y dolor abdominal. Sin embargo, es más frecuente la ingestión intencional de artículos no alimentarios como resultado de una afección psiquiátrica o un trastorno por abuso de sustancias.

1.8 Síndrome de vómito cíclico

ALEX PP

Este síndrome aterrador, que es más común entre los niños pero también afecta a los adultos, causa ataques repentinos y repetidos de náuseas y vómitos intensos sin razón aparente. Un solo episodio puede durar horas o días.

Si bien la causa no está clara, la investigación revela una asociación entre el síndrome de vómitos cíclicos y las migrañas, incluso simplemente un historial familiar de dolores de cabeza intensos. Los pacientes generalmente son tratados con medicamentos para la migraña.

 

1.9 Síncope vasovagal
¿Sufres de palidez y náusea a la vista de la sangre? Esa sensación incómoda y posterior desmayo es el síncope vasovagal, una breve pérdida de conciencia también llamada "desmayo".

Los factores desencadenantes como el dolor, la ansiedad, la permanencia prolongada y el esfuerzo por defecar pueden llevar a una caída repentina del ritmo cardíaco y la presión arterial. Antes de desmayarse, las personas pueden sentirse mareadas, y pueden tener palpitaciones del corazón. Otros síntomas incluyen una sensación húmeda o sudorosa, zumbido en los oídos o visión borrosa o de túnel.

Esta extraña cascada de síntomas ocurre cuando un disparador estimula el nervio vago, que controla las funciones corporales involuntarias.

 

1.10 Medicamentos recetadosALEX PP

Una gran cantidad de medicamentos recetados y de venta libre conllevan náuseas como efecto secundario. Estos incluyen los bisfosfonatos orales para la osteoporosis y los medicamentos para la diabetes inyectables que controlan el azúcar en la sangre mediante la desaceleración de la digestión. Algunos medicamentos para la presión arterial, antidepresivos y antibióticos también pueden causar náuseas. Habla con el médico que te receta si estás tomando alguno de estos medicamentos y experimentas náuseas.

 

1.11 Analgésicos de venta libre o suplementos
Incluso los analgésicos comunes como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno, conocidos como medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), pueden causar náuseas (así como un riesgo de erosión del revestimiento del estómago y sangrado).

Ciertas vitaminas y suplementos también se deben tomar con alimentos para evitar mareos. El hierro y la vitamina C en particular pueden trastornar el estómago, ya que tienen un efecto local irritante solo por las formulaciones, pero tan pronto como pasan por el estómago, esos síntomas tienden a desaparecer.

 

2. Síntomas y efectos

Los síntomas de las náuseas son frecuentemente difíciles de describir para las personas, aunque el más común es el impulso de vomitar. Los síntomas de las náuseas no son dolorosos, pero son muy incómodos y se sienten en el tórax, la parte superior del abdomen o la parte posterior de la garganta. La náusea también se puede asociar con:

- Dolor de cabeza
- Fiebre
- Diarrea
- Gases
- Vómitos
- Mareos
- Aturdimiento
- Dolor abdominal
- Sensación general de estar enfermo del estómago

 

3. Prevención

A continuación te detallamos algunas cosas que puedes hacer, además de algunos hábitos recomendados para prevenir la aparición de las naúseas y vómitos.

 

3.1 Bebe suficientes líquidos para mantenerte hidratado

ALEX PP

La deshidratación puede causar náuseas, por lo que es importante tomar muchos líquidos. Bebe agua a temperatura ambiente o tés de hierbas calientes para ayudar a aliviar las náuseas. Evita las bebidas muy frías o muy calientes. Toma sorbos durante todo el día en lugar de tratar de beber una taza o un vaso de líquido, todo a la vez. Si tienes demasiadas náuseas para comer, entonces incluye caldos tales como caldos de verduras, pollo o carne para obtener algo de nutrición.
Para los niños, llama a un médico para que te aconseje sobre los líquidos. Los adultos pueden querer probar Gatorade para un impulso adicional de electrolitos esenciales.

 

 

3.2 Come alimentos suaves e incluye la dieta BRAT

ALEX PP

La dieta BRAT consiste en plátanos, arroz, puré de manzana y pan tostado. Estos alimentos son muy fáciles de digerir para el estómago, pero se cree que la dieta es demasiado restrictiva y no proporciona suficiente nutrición. La dieta BRAT es un buen lugar para comenzar, pero incorpora otros alimentos suaves, como galletas saladas, arroz o galletas de sésamo, arroz integral, pan integral tostado o pollo sin la piel. No agregues especias u otros condimentos a los alimentos consumidos.


3.3 Come en porciones pequeñas

Come pequeñas cantidades de comida durante el día. Por ejemplo, puedes comenzar el día con media banana y media tostada integral. Luego, toma un caldo claro de pollo y galletas saladas. Y para cenar, un poco de compota de manzana, pollo hervido y arroz.

 

3.4 Seguir una dieta baja en sodio

ALEX PP

El sodio también puede aumentar la sensación de náuseas, por lo que es mejor seguir una dieta baja en sodio si tienes náuseas. No agregues sal a tus alimentos y evita alimentos con alto contenido de sodio. Lee las etiquetas y trata de no exceder 1500 miligramos de sodio por día.

 

3.5 Elige alimentos bajos en grasa

Los alimentos grasos también pueden aumentar la sensación de náuseas, por lo que opta por alimentos bajos en grasa, como carnes magras, productos lácteos bajos en grasa, frutas y verduras, y cereales integrales preparados sin aceite ni mantequilla añadidos. Los alimentos grasos incluyen todo lo que se ha frito, carnes con piel y marmoleado, cordero, aceites, mantequilla, pasteles y la mayoría de las comidas rápidas.

 

3.6 Aléjate de alimentos que se sabe que aumentan las náuseas

Muchas personas experimentan un empeoramiento de las náuseas como resultado de comer ciertos alimentos, por lo que es mejor mantenerse al margen de estos si ya tienes náuseas. Lleva un registro de cualquier alimento que te provoque náuseas y evita estos alimentos tanto como sea posible. Algunos ejemplos de alimentos que hacen que algunas personas sientan náuseas incluyen: 


-Tomates
-Alimentos ácidos (como jugo de naranja y encurtidos)
-Chocolate
-Helado
-Huevos

 

3.7 Recurre a la aromaterapia

ALEX PP

La aromaterapia utiliza los aceites esenciales de varias hierbas para producir aromas relajantes. Aplica una gota de aceite de menta, aceite de lavanda o aceite de limón en ambas muñecas y sienes, luego respira profundamente.

Asegúrate de no tener una sensibilidad cutánea al aceite poniendo primero una sola gota de aceite en la muñeca. Si tienes sensibilidad, puede experimentar una erupción, enrojecimiento o picazón. Si es así, prueba con un aceite diferente o dilúyelo en agua.

 

3.8 Acupuntura o acupresión

 En la medicina tradicional china, se considera que el cuerpo posee un sistema de meridianos de energía en todas partes. Aplicar agujas (como en la acupuntura) o presión (como en la acupresión) a puntos específicos a lo largo de estos meridianos puede ayudar a reequilibrar la energía y reducir los sentimientos de náuseas.
Prueba el punto "P6", "Neiguan" o "puerta interior". Este punto tiene aproximadamente dos dedos de ancho por debajo del pliegue de las muñecas (en la base de las palmas). Comienza con las palmas hacia ti. Siente dos tendones alrededor del punto medio de esa área arriba de la muñeca. Usando el índice y el dedo medio de la mano opuesta, aplica presión firme pero suave durante aproximadamente 10-20 segundos y suelta. Asegúrate de repetir este proceso en el otro brazo.

 

3.9 Realiza un ejercicio de respiración

ALEX PP

La Universidad de Connecticut realizó un estudio que indicó que la respiración controlada y profunda puede ayudar a aliviar las náuseas. Otros estudios han indicado que la respiración puede ayudar a controlar las náuseas después de la cirugía. Prueba este ejercicio adaptado de la Universidad de Missouri en Kansas City:
Recuéstate boca arriba y coloca almohadas debajo de las rodillas y el cuello para asegurarte de que estás cómodo.
Coloca las manos (palmas hacia abajo) sobre el estómago, justo debajo de la caja torácica. Coloca las manos sobre el vientre con los dedos juntos. De esta manera, podrás sentir tus dedos separados mientras respiras y esto te permitirá saber que estás haciendo el ejercicio correctamente.
Toma una respiración larga, lenta y profunda expandiendo tu vientre. Esto asegura que estás usando su diafragma para respirar en lugar de la caja torácica. El diafragma crea una succión que atrae más aire hacia los pulmones que al expandir la caja torácica.

 

3.10 Asegúrate de que tu entorno está libre de irritantes

ALEX PP

Algunos irritantes ambientales pueden hacer que sientas náuseas. Estos incluyen olores fuertes, humo, calor y humedad. Haz todo lo posible para evitar estos irritantes, ya que pueden ser "desencadenantes" de náuseas o vómitos.

 

3.11 Descansa y relájate tanto como puedas

ALEX PP

A veces, estresarse, trabajar demasiado o sentirse físicamente incómodo puede causarte náuseas. Algunas causas comunes de náuseas son el estrés, la ansiedad y la tensión muscular. Intenta descansar y relajarte para ayudar a reducir estos síntomas desagradables y evitar que aumenten las náuseas. Trata de mantenerte lo más quieto posible para ayudar a reducir las náuseas y evitar que empeoren. Siéntate en una silla cómoda o recuéstate en un sofá o cama.

 

4. Prevenir los vómitos

4.1 Encuentra un poco de aire fresco

ALEX PP

Los espacios estrechos u otras situaciones estresantes pueden aumentar las ganas de vomitar. Por lo tanto, si es posible, sal de la habitación por unos minutos, o al menos abre una ventana, luego toma varias respiraciones profundas de aire fresco.

Siéntate en silencio por un momento. Deja que tu cuerpo se relaje por unos minutos, porque moverse a veces empeora las náuseas. Si has comido recientemente, es mejor sentarse en lugar de acostarse.

 

4.2 Prueba técnicas de relajación

ALEX PP

Desvía la atención de tu incomodidad pensando en algo que te tranquilice. Este método es más efectivo si has practicado la técnica antes de que surja la necesidad de aliviar tus náuseas. Hay técnicas que pueden ayudar:

-Relajación autogénica: esto implica encontrar algo para despejar tu mente de las náuseas (o cualquier otra cosa que sientas). Repite una palabra o frase para ti, no relacionada con tus náuseas. Intenta pensar en algo pacífico o relajante. Al repetir esta idea, profundiza tu respiración y relaja los músculos.
-Visualización: imagina un entorno tranquilo o calmante en su mente. Piensa en cómo experimentarán los distintos sentidos este lugar, las cosas que podrías sentir, oler o escuchar, además de lo que verías. Puede ayudar el cerrar los ojos y sentarte mientras haces esto.


4.3 Respiración profunda 

Encuentra un lugar tranquilo para sentarte. Toma una respiración normal, luego una respiración profunda. Inspira lentamente a través de la nariz y deja que el aire llene tus pulmones y abdomen. Exhala lentamente, a través de la boca es mejor, pero puede ser a través de tu nariz si eso es más cómodo.

 

4.4 Bebe un poco de líquido

ALEX PP

El agua es siempre una buena opción. Si está disponible, los líquidos dulces como la soda de lima-limón o el jugo de fruta también pueden ayudar a mantener el estómago abajo. Evita más bebidas ácidas como el jugo de naranja.
Si no puedes encontrar nada más, chupar un cubo de hielo puede darte agua y ayudar a controlar las sensaciones de náuseas.

 

4.5 Encuentra algo para chupar o masticar

ALEX PP

Los caramelos duros como los de menta o de limón, o algo así como el chicle de menta pueden ayudar a calmar el estómago.

 

4.6 Come algo soso

Encuentra algo de comida de sabor simple, como tostadas o galletas saladas. Si no están disponibles, prueba algo como cereal, arroz o fruta. Si sientes náuseas para comer, no intentes forzar la comida. Espera hasta que pase la sensación. Evita los alimentos grasos, grasosos o picantes. Estos solo molestarán más tu estómago. Asegúrate de que tu comida esté fría antes de comerla. Esto reducirá el sabor, cosa que ayudará.

 

5. ¿Cuándo hay que recurrir a un médico?

ALEX PP

Recurre a un médico si nada te ayuda o si tienes otros síntomas. Si los remedios caseros no ayudan a aliviar las náuseas dentro de un día o si estás vomitando mucho, llama a tu médico de inmediato para asegurarte de que no tengas un problema más grave. Si las náuseas mejoran pero todavía no tienes apetito, tienes dolor de cabeza o tienes dolor abdominal o estomacal intenso, llama a tu médico para que le aconseje. Las náuseas, especialmente cuando están acompañadas de vómitos, pueden ser un signo de una afección más grave como:
-Apendicitis
-Obstrucción o bloqueo intestinal
-Cáncer
Envenenamiento
-Enfermedad de úlcera péptica (PUD), especialmente si el vómito se parece al café molido


Los adultos deben consultar a un médico si el vómito ocurre por más de un día, la diarrea y el vómito duran más de 24 horas o hay signos de deshidratación.
Lleva a un bebé o niño menor de seis años al médico si el vómito dura más de unas pocas horas, si presenta diarrea, signos de deshidratación, fiebre o si el niño no orinó durante 4-6 horas.
Lleva a un niño mayor de seis años al médico si el vómito dura un día, la diarrea combinada con el vómito dura más de 24 horas, hay signos de deshidratación, fiebre de más de 38 grados, o el niño no orinó por seis horas.

 

6. Tratamientos farmacéuticos

6.1 Subsalicilato de bismuto

Este medicamento puede ayudar en casos de gastroenteritis, malestar estomacal y también diarrea. Los ejemplos de marcas incluyen Pepto-Bismol y Kaopectate.

Si eres alérgico a la aspirina u otros medicamentos con salicilato, no debes tomar subsalicilato de bismuto. Los niños menores de 12 años no deben tomar subsalicilato de bismuto, ni tampoco los adolescentes (de 12 a 18 años) que tienen varicela o gripe.

Si estás tomando medicamentos anticoagulantes o cualquier medicamento para el tratamiento de la diabetes, la artritis o la gota, consulta a tu médico si puedes tomar subsalicilato de bismuto.

Los efectos secundarios son poco frecuentes, pero pueden afectar a adultos mayores o pacientes con problemas de salud subyacentes. Existe un pequeño riesgo de heces oscuras, estreñimiento y zumbido en los oídos.

 

6.2 Antihistamínicos

Los antihistamínicos entorpecen la capacidad del oído interno para detectar el movimiento y pueden aliviar los síntomas de náuseas causados ​​por el mareo. Los ejemplos incluyen dimenhidrinato e hidrocloruro de meclizina. Funcionan mejor si se toman de antemano.

Si estás tomando sedantes, relajantes musculares o pastillas para dormir, consulta con tu médico antes de tomar antihistamínicos. Los efectos secundarios pueden incluir somnolencia, sequedad en los ojos o sequedad en la boca.

Asegúrate de leer las instrucciones en la etiqueta de información sobre medicamentos y sigue las instrucciones sobre la dosis y la frecuencia con que debes tomarla. Si no estás seguro, habla con el farmacéutico o con tu médico.

 

6.3 Vitamina B6

ALEX PP

La vitamina B6 desempeña un papel importante en una serie de funciones físicas y psicológicas, incluida su capacidad de proporcionar alivio de la indigestión y reducir las náuseas del embarazo.

Un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo llevado a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Iowa involucró a 31 mujeres que recibieron tabletas de vitamina B6 de 25 miligramos por vía oral cada ocho horas durante 72 horas y 28 mujeres que recibieron un placebo del mismo régimen. Doce de los 31 pacientes en el grupo de vitamina B6 experimentaron náuseas severas antes del tratamiento.

Al finalizar los tres días de terapia, solo ocho de 31 pacientes en el grupo de vitamina B6 tuvieron vómitos. Después de la terapia, hubo una diferencia significativa en la puntuación media de "diferencia en náuseas" entre pacientes con náuseas intensas que recibieron vitamina B6 y placebo. (5)

Para deshacerse de las náuseas, tome 25 miligramos de vitamina B6 tres veces al día hasta que desaparezcan los síntomas.

 

7. Remedios naturales

Los medicamentos contra las náuseas que hemos descrito ayudan en gran medida contra las náuseas. Desafortunadamente, dichos medicamentos pueden tener efectos secundarios negativos propios, incluyendo somnolencia. Para evitarlos, o si quieres una forma más natural de tratar las náuseas, echa un vistazo a los siguientes remedios naturales:

 

7.1 Té de camomila

ALEX PP

El té de camomila o manzanilla es un popular remedio popular para las náuseas. Tiene un efecto sedante que puede ayudarte a dormir cuando tienes náuseas. También puede aliviar la ansiedad.

Las bolsas de té de manzanilla están disponibles en la mayoría de las tiendas de comestibles, tiendas naturistas y en internet. Haz tu propio té de manzanilla vertiendo una taza de agua hirviendo sobre una cucharada de flores de manzanilla seca o fresca.

 

7.2 Jengibre

ALEX PP

El jengibre, ya sea en forma de té o incluso crudo, es casi una garantía para ayudar a detener las náuseas. El jengibre promueve la secreción de diversos jugos y enzimas digestivas que ayudan a neutralizar el ácido del estómago. También contiene fenoles que relajan los músculos del estómago y actúan de forma similar a un sedante en el tejido estomacal irritado, reduciendo la actividad del estómago. Al mismo tiempo, los fenoles ayudan al intestino a mover los alimentos y las toxinas digeridos a través de su sistema más rápidamente, haciendo que cualquier mal que pueda estar haciendo que te sientas mal pase más rápido. Puedes tomarlo en forma de cápsula, mordisquear la raíz cruda o rallarlo en una sopa calmante. Para hacer el té, necesitarás:


- 1 raíz de jengibre, 2 pulgadas
- Miel (opcional)
- Un pelador o cuchillo afilado
- 2-3 vasos de agua
- Papel encerado

Cómo hacerlo
Láva bien la raíz de jengibre y luego pélala. Cortar en trozos pequeños, cubrir con papel de cera, y aplastar o hacer que las piezas sean muy pequeñas. Hervir 2-3 vasos de agua a fuego medio alto y luego agregar el jengibre, y dejar hervir durante 3-5 minutos. Retira del fuego y cuela si lo deseas, y vierte todo en una taza. Agrega miel si quieres. Bebe lentamente y relájate.

 

7.3 Aceite esencial de menta

ALEX PP

El aceite de menta se recomienda por sus efectos antieméticos y antiespasmódicos en el revestimiento gástrico y el colon. Un posible mecanismo de acción del aceite de menta en el sistema gastrointestinal es la inhibición de las contracciones musculares inducidas por la serotonina, que actúa como un neurotransmisor. Varios estudios han demostrado la eficacia del aceite de menta para reducir las náuseas y los vómitos postoperatorios.

Hay una serie de usos de aceite de menta para las náuseas. Frota una o dos gotas en la parte posterior del cuello y la parte inferior de los pies. También puedes agregar de cinco a diez gotas de aceite de menta en un baño de agua fría o tibia o agregar de dos a tres gotas a una compresa fría y colocarla sobre la cabeza.

 

7.4 Limón

ALEX PP

Limón es mejor conocido por su capacidad para limpiar toxinas de cualquier parte del cuerpo, pero ¿sabías que también sirve como un remedio natural para las náuseas?

Un ensayo clínico 2014 investigó el efecto de la aromaterapia con inhalación de limón sobre las náuseas y los vómitos durante el embarazo. Cien mujeres embarazadas con náuseas y vómitos se dividieron en los grupos de intervención y control. Se administró aceite esencial de limón y un placebo para inhalar cuando los pacientes sentían náuseas. Hubo una diferencia estadísticamente significativa entre los dos grupos. Las puntuaciones medias de intensidad de náuseas y vómitos en el segundo y cuarto día de tratamiento en el grupo de intervención fueron significativamente más bajas que en el grupo control, lo que sugiere que el aroma a limón puede ser efectivo para reducir las náuseas en mujeres embarazadas.

Para deshacerte de las náuseas con limón, simplemente corta un limón fresco e inhala cada vez que sientas náuseas. También puedes morder un limón, usar aceite de limón o beber agua con limón cuando surgen síntomas de náuseas.

 

7.5 Usa ciertas especias

ALEX PP

Varias especias son remedios caseros populares a menudo recomendados para combatir las náuseas.

La mayoría de estas especias están respaldadas únicamente por evidencia anecdótica. Sin embargo, el poder de combatir las náuseas de estas tres especias está respaldado por alguna evidencia científica:

Polvo de hinojo: puede reducir los síntomas menstruales, incluidas las náuseas, y ayudar a las mujeres a experimentar períodos más cortos.
Canela: puede reducir la gravedad de las náuseas que experimentan las mujeres durante la menstruación.
Extracto de comino: puede ayudar a mejorar los síntomas como el dolor abdominal, las náuseas, el estreñimiento y la diarrea en personas que sufren de SII.
Aunque estas tres especias pueden ayudar a aliviar las náuseas en ciertos individuos, existen muy pocos estudios y se necesitan más antes de poder sacar conclusiones sólidas.

 

7.6 Tostada de leche

ALEX PP

Los alimentos suaves pueden ayudar a domesticar la barriga, y hay 2 que son particularmente favorecidos, la leche y el pan. El pan absorbe el exceso de ácido, mientras que la leche recubre el estómago, que es también la razón por la que generalmente se recomiendan cuando te tomas algo como la aspirina, que puede dañar el estómago vacío. NO hagas esto si tienes gastroenteritis (la gripe estomacal) que reacciona mal a los productos lácteos. La tostada con leche ayuda más cuando el estómago está irritado por los analgésicos de venta libre.

Ingredientes:
- 1 vaso de leche
- 1 pieza de pan tostado
- Mantequilla sin sal

Cómo hacerlo
Calentar 1 vaso de leche hasta que esté caliente, pero no hirviendo, y luego verter en un tazón de cereal, o similar. Tuesta un pedazo de pan y extiende un poquito de mantequilla sin sal encima. Desmenuza la tostada en la leche y come despacio.

 

7.7 Compresa fría

Aplicar una compresa fría (no demasiado fría) en la parte posterior del cuello cuando estás en medio de un ataque de náuseas puede ayudar a eliminar la náusea.

Ingredientes:
- 1 compresa fresca

Cómo hacerlo:
Consigue una compresa fría: una bolsa de hielo que ha estado seca durante unos minutos está bien, una toalla mojada en agua fría o una compresa que hayas hecho tu mismo. Si estás acostado, coloca la compresa debajo del cuello. Si estás sentado, cubre la parte posterior del cuello. Tanto esto como la posición en la que te encuentras son particularmente útiles porque las náuseas son provocadas por la ansiedad de algún tipo.

 

7.8 Fruta congelada

ALEX PP

Mantén unas rodajas de lima o limón en una bolsa plástica en el congelador, y chúpalas en los momentos en que te encuentres con náuseas. Al igual que el olor a limón puede ayudarte a sentirte mejor, también lo puede hacer el sabor fresco y penetrante de una rodaja de limón o lima.

Ingredientes:
- Varias rebanadas de limón o lima recién cortadas, congeladas o no congeladas

Cómo hacerlo:
Cuando te encuentres bien, corta unas rodajas de limón o lima. Mézclalas en una bolsa de plástico y ponlas en el congelador. Cuando comiences a sentir náuseas, acuéstate (a menos que eso te haga sentir peor) y chupa una rebanada.

 

7.9 Recuéstate y descansa

ALEX PP

Sí, es así de fácil. Acostarse es lo mejor para el mareo y náuseas, ya que los movimientos a veces pueden provocar vómitos y empeorarlo. Dicho esto, cualquier tipo de náuseas se beneficiará de esto. Cuando descanses, trata de mantener la cabeza y la parte superior del cuerpo elevadas o sin almohada alguna. Si estás acostado sobre el piso, intenta doblar las rodillas contra el pecho y respira de forma natural.

¿Es tan molesto que te puedes desmayar? Coloca la cabeza entre las rodillas para promover el flujo de sangre y oxígeno hacia la cabeza. Toma respiraciones profundas y lentas. También podrías tratar de tomar una siesta rápida. Esto puede hacer que tu cuerpo se olvide de cualquier signo de náuseas.

 

 

Fuente: 1 y 2

Imágenes

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
App Logo
Esta app es fácil de usar
¡Pruébala! Descarga gratis