header print

Los Hábitos Que Perjudican A Tu Cerebro

El único órgano de nuestro cuerpo que piensa, es el que menos tenemos en cuenta. El cerebro es el órgano más importante que tenemos, ya que es el encargado de controlar todo lo que hacemos, desde respirar, caminar, comer, o dormir, hasta las actividades más demandantes como resolver problemas y situaciones diarias, trabajar, crear, etc. Además de ser el procesador central de todas nuestras funciones, el cerebro interpreta lo que vemos, oímos, olemos o saboreamos, e incluso es el encargado de producir la reacción química asociada al amor.

Con todo lo anterior en mente, te mostraremos 10 malos hábitos que realmente dañan tu cerebro y deberían ser evitados.

 
Fumar:
 
Todos sabemos que el cigarrillo causa cáncer, ¿pero sabías que la nicotina que contienen los cigarrillos podría causar que tu cerebro se encoja? Y eso no es todo, cuanto más se contrae el cerebro, más posibilidades existen de desarrollar Alzheimer.
 
Hablar poco:
 
Las personas introvertidas y aquellos que suelen hablar poco tienen mayor riesgo de reducir la eficiencia de su cerebro. Las conversaciones intelectuales son un buen ejercicio para el cerebro, como lo es el gimnasio para los músculos.
 
No Desayunar:
 
Algunas personas, por estar a dieta o por falta de tiempo, deciden saltarse el desayuno y, en el proceso, terminan dañando su cerebro. Después de haber dormido, el cerebro necesita nutrientes, por lo que no consumir nada a la mañana priva a este órgano de sus necesidades básicas. Además, desayunar provoca una disminución en los niveles de azúcar que produce daños en la salud.
 
Comer de más:
 
Sin importar que estés muerto de hambre o simplemente disfrutando un delicioso platillo, comer hasta sentirse repleto, es una mala costumbre. Comer de más hace que las arterias de tu cerebro se endurezcan, disminuyendo tu capacidad mental.
 
Consumir demasiada azúcar:
 
Consumir demasiada azúcar interrumpirá la absorción de nutrientes y proteínas y puede llevar a una situación de desnutrición. Un cuerpo desnutrido entorpece el desarrollo del cerebro, por lo que es recomendable reducir el consumo de comidas y bebidas dulces.
 
Aire contaminado:
 
Aunque este no es un hábito en sí mismo, respirar aire contaminado genera una disminución en las cantidades de oxígeno que llegan a tu cerebro y sin oxígeno, el cerebro no puede funcionar.
 
Dormir con la cabeza cubierta:
 
Encontrarás este hábito cómodo y cálido, pero dormir con tu cabeza cubierta genera que incorpores a tu cuerpo más dióxido de carbono y menos cantidad de oxígeno. Como hemos mencionado antes, el oxígeno es vital para la actividad cerebral y no tener suficiente puede dañar las células.
 
No estimular el cerebro:
 
Tu cerebro es como un músculo que, al igual que los músculos, se atrofia cuando no se ejercita. Cuanto más profundo sea el pensamiento más ejercitado se vuelve el cerebro y más saludable se volverá a largo plazo. Por esta razón, actividades como leer libros, mirar documentales, o armar rompecabezas, serán beneficiosos para estimular correctamente  el órgano más importante de nuestro cuerpo.
 
Trabajar cuando te encuentras enfermo:
 
Muchos adultos y estudiantes tienden a olvidar su salud cuando se trata de cumplir con sus responsabilidades. Cuando te encuentras enfermo, tanto tu cuerpo como tu mente necesitan descanso, por lo que obligarte a trabajar o estudiar mientras no te encuentras bien, reducirá la eficiencia de tu cerebro, e incluso puede provocar daño cerebral a largo plazo.
 
No dormir lo suficiente:
 
Dormir es esencial para mantener una salud física y mental. Una noche de 8 horas de sueños es vital para el cerebro y el resto de los órganos. En los últimos años se ha descubierto que el cerebro se deshace de toxinas únicamente en las horas de sueño profundo. Además, la privación del sueño trae como consecuencia la muerte de células cerebrales lo que afectaría a la memoria y otras facultades mentales.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: