header print

Simples Formas De Reducir El Sudor Excesivo

El sudor y el olor corporal son dos de los problemas más comunes, a los que la mayoría de las personas debe enfrentarse durante el verano. El sudor forma parte de una reacción protectora del cuerpo para que el individuo pueda mantener una temperatura más baja que la del ambiente que lo rodea. Sin embargo, este beneficio viene acompañado de algunos efectos indeseados. Para evitar el exceso de sudor, las manchas en la ropa, y la sensación de incomodidad que esto genera, te trajimos esta lista con 10 prácticos consejos que no puedes dejar de seguir…

Evita el consumo de alimentos picantes, dulces, o procesados

A pesar de ser sabrosas y saludables, las comidas picantes suelen producir sudor con mayor frecuencia. Lo mismo sucede con los alimentos endulzados de forma artificial y con alto contenido de jarabe de fructosa. Este tipo de productos, junto con otros alimentos procesados, contienen enormes cantidades de toxinas que empeoran el cuadro de sudoración.
 

Complementa el desodorante o antitranspirante

Para ayudar a absorber la humedad y prevenir el mal olor, aplica una pequeña cantidad de talco o bicarbonato de sodio sobre las axilas. Ambos productos tienen un aroma bastante neutro, por lo que no se mezclarán con el desodorante que estés usando. También puedes colocar talco en zapatos o guantes, en caso de que debas utilizarlos en alguna de tus tareas diarias.

Afeitar o depilar áreas con vellos

La acumulación de sudor suele ocurrir en áreas con mayor cantidad de vellos, como las axilas, la ingle, o la parte trasera del cuello. Como consecuencia, las bacterias comenzarán a alimentarse de ellos, generando un olor desagradable con sus toxinas. Además, debido a que las áreas con vellos suelen estar menos expuestas al aire fresco, la humedad del sudor tiende a tardar más tiempo en secarse. Esto significa que el cuerpo tarda más tiempo en refrescarse y, en consecuencia, produce más sudor para intentar bajar la temperatura. Afeitar o depilar dichas áreas es una de las formas más efectivas de combatir el exceso de sudor. 

Cambia el nailon o poliéster por fibra natural

El algodón, la seda, el cáñamo y la lana son tipos de telas que permiten que la piel “respire” de forma correcta. Todas ellas proveen espacio suficiente para permitir la evaporación de la humedad y la circulación de aire. Por el contrario, en las telas sintéticas las fibras están dispuestas de forma más ajustada, lo cual termina encerrando el calor y produciendo un aumento en la sudoración. Otra de las ventajas de la fibra natural es la absorción de la humedad que previene la acumulación de bacterias.
 

Elije prendas holgadas

Las prendas ajustadas impiden la circulación de aire y absorben toda la humedad que debería ser utilizada para mantener la temperatura corporal baja. Este hecho estimula la producción de sudor, ya que las glándulas sudoríparas actúan pensando que la piel está seca. Si sabes que el clima será caluroso, te recomendamos optar por prendas holgadas.

Utiliza camisetas

Si tienes a sudar en exceso y dejar toda tu ropa pegoteada, usar una capa más de ropa no sería una mala idea. Puede que parezca contradictorio, pero usar una camiseta liviana debajo de la camisa puede ayudarte a mantener la frescura y reducir la cantidad de sudor. 

Aprovecha el poder de las frutas

La alimentación saludable tiene el poder de mejorar todos los aspectos de tu vida, y el problema de sudoración no es la excepción. De hecho, puedes sacar provecho del beneficio de las frutas y utilizarlo para mejorar tu situación. Para ello, debes cortar un limón a la mitad y frotarlo en las axilas de manera de cubrir toda el área con una fina capa de jugo cítrico. Luego, deja que la piel absorba el líquido y que la acidez de la fruta se encargue de reducir la producción de sudor. 
 

Tómate unos minutos para relajarte

Muchas veces, el sudor está más relacionado al estado mental que a la temperatura del cuerpo. Las situaciones de estrés y ansiedad suelen activar el funcionamiento de las glándulas sudoríparas de forma casi inmediata. Intenta relajarte, mantener la calma y evitar consumir productos con cafeína, ya que esta sustancia hace que el cerebro piense que la persona está estresada y, en consecuencia, aumenta la producción de sudor. 

Limpia tu piel y relaja tu cuerpo con métodos alternativos

Los tratamientos de acupuntura son conocidos por brindar alivio a las personas con problemas de sudoración excesiva. Por otro lado, algunos tratamientos con aceites esenciales ayudan a relajar el cuerpo y penetran la piel con una fragancia agradable, que puede ser de rosas, lavanda o cítricos. Un simple masaje con estos productos puede brindar alivio para el estrés y ayudar a eliminar toxinas del cuerpo.

Consulta con un especialista

En algunos casos, el sudor excesivo puede indicar la presencia de un problema mayor en el organismo. Esta condición puede ser síntoma de diversos problemas de salud, como enfermedades cardíacas, leucemia, tuberculosis y diversos trastornos de estrés y ansiedad. También es importante destacar que ciertas medicaciones pueden causar un aumento en la producción de sudor como parte de sus efectos secundarios. 
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: