header print

12 Mitos Desmentidos Sobre La Alimentación

Existe una gran cantidad de mitos cuando se trata de alimentos, salud y nutrición. Muchos de ellos fueron inventados para aumentar las ventas en ciertos sectores industriales, otros provienen de conceptos erróneos que quedaron perpetuados en la cultura y los hábitos de las sociedades contemporáneas. Por eso, en este artículo vamos a desmentir los 12 mitos más comunes sobre la salud para ayudarte a deshacerte de los preconceptos erróneos….

1- Nadar con el estómago lleno puede traer consecuencias fatales

Aunque cuando terminamos de comer nos sentimos un poco más pesados, eso no significa que si nos metemos a la pileta o al mar nos ahogaremos. Sin embargo, si estas compitiendo o realizando una actividad que implica un esfuerzo físico importante, puede que sufras fuertes calambres. 

Por otro lado, la bebida y la natación, son definitivamente una mala combinación. En 1991, los resultados de una investigación demostraron que el 41% de las muertes por ahogamiento estaban relacionadas con el alcohol.


2- Comer alimentos crudos es más saludables que comerlos cocidos

Este mito tiene algo de mentira y algo de verdad. A pesar de que es cierto que las frutas y los vegetales tienen más valor nutricional cuando se los consume crudos, la realidad es que no sucede lo mismo con todos los alimentos. Por ejemplo, los frijoles y la berenjena pueden contener sustancias tóxicas que se evaporan a altas temperaturas. 

Por eso, siempre es mejor asegurarse que los productos que consumimos crudos no tengan ninguna sustancia peligrosa o nociva para la salud.

3- La vitamina A de la zanahoria ayuda a mejorar la vista

La verdad es que no, las zanahorias no contienen vitamina A, sino que contienen beta carotina, un compuesto que el cuerpo luego transforma en vitamina A. Además de que el consumo de este vegetal no produce mejoras significantes en la vista, la beta carotina puede encontrarse en muchos otros vegetales como la naranja y los vegetales de hojas verdes.


4- La leche entera es más nutritiva que la leche descremada

La leche descremada es la leche más saludable. Su contenido de grasa es menor a 0.5%, mientras que la leche entera tiene niveles de grasa que superan el 3.25%. Ambos tipos tienen los mismos valores nutricionales, con excepción de la vitamina A. Si quieres mantener un peso saludable, te recomendamos optar por leche descremada.

5- La comida saludable es demasiado costosa

No necesariamente.

Tiempo + esfuerzo = costo

Aunque las frutas y los vegetales no suelen ser alimentos muy costosos, estas ideas te ayudarán a ahorrar un poco de dinero en las compras de todos los días. Los granos como la avena, las lentejas o el arroz integral son una opción rendidora y saludable. Cuando compramos carne, siempre es más económico comprar el pollo entero y deshuesarlo en casa. 


6- Los productos que en el envase tienen la palabra “bajo en grasas” o “reducido en grasas” son mejores que aquellos que no la tienen

Recuerda esta fórmula: Energía = calorías
 
La grasa almacenada en el cuerpo es energía no liberada. Dicha energía no solo proviene de las calorías, sino que también de los carbohidratos y proteínas. Esto quiere decir que la etiqueta “bajo en grasas” no garantiza que tu cuerpo almacenará poca energía y por ende poca cantidad de grasas.
 

7- Es mejor comer alimentos vegetarianos

No necesariamente.
En la actualidad, existen muchos productos procesados que tienen muy poco valor nutricional. Sin embargo, las carnes magras, sin piel y cocidas al horno (sin aceite) o al vapor, son una opción saludable y nutritiva.
 


8- El colorante de alimentos es nocivo para la salud

Cuando decimos colorante nos referimos a cualquier tipo de pigmento u otra sustancia que le de color a las comidas. Luego de varias décadas de estudios e investigaciones, se ha comprobado que el uso de estos productos es completamente seguro.

9- Los aditivos y conservantes son nocivos para la salud

Los alimentos contiene aditivos que los ayudan a mantenerlos estables, seguros y frescos por más tiempo. Esto se aplica principalmente a productos como el queso o el vino. 
Algunos productos, como el jamón o el tocino, son más seguros para la salud si se los consume con preservativos. Sin embargo, es importante recordar que los alimentos naturales son siempre la mejor opción.


10- Comer luego de ciertas horas nos hace engordar

Muchos creen que comer después de las 7 nos puede hacer aumentar unos kilitos. El problema no está en el horario sino en el tipo de alimentos que consumimos. A esta hora, la mayoría de las personas llegan hambrientas de trabajar o de estudiar todo el día y tienden a picar entre las comidas. Los especialistas recomiendan respetar todas las comidas y cenar por lo menos 2 o 3 horas antes de ir a dormir.

11- Comer 3 comidas sustanciosas al día es mejor que comer porciones más pequeñas pero con más frecuencia.

Error. Para ejemplificar este mito, debemos pensar que la comida es un vaso de agua. Si comemos pequeñas porciones con mayor frecuencia, el vaso se llena de a poco y en forma medida. Sin embargo, cuando comemos platos sustanciosos solo dos o tres veces al día, consumimos más alimento del que necesitamos y hacemos que el agua de nuestro vaso, es decir la grasa, rebalse y se acumule en el organismo.
 
Siempre es mejor optar por comidas livianas y snacks saludables en el medio de cada comida. Así harás que tu metabolismo funcione más rápido y evitarás que la grasa se acumule en tu organismo.
 

 

12- Las almejas son afrodisíacas

Si bien hay productos que realzan la percepción de los sentidos, la realidad es que no existe un alimento que despierte nuestro apetito sexual, ya que el erotismo y la sexualidad se encuentran en la mente. 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: