header print

Expertos Que Estudiaron La Regla De Los 5 Segundos Revelan Si Es Cierta

El Redactor: Sandra F.

 Cuando se te cae accidentalmente un sándwich al suelo, ¿lo tiras o lo recoges y te lo comes? Si crees en la regla de los 5 segundos, en la regla de los 10 segundos o en cualquier versión de esta regla que conozcas, probablemente te sientas tentado a no desperdiciar el sándwich en perfecto estado. Después de todo, los gérmenes no lo tocarán si eres lo suficientemente rápido...

La regla de los 5 segundos tiene profundas raíces históricas que se remontan a Gengis Kan, el fundador del mayor imperio contiguo del mundo, el Imperio Mongol. Pero la gente del siglo XIII no conocía la existencia de las bacterias y otros microorganismos, por lo que su juicio sobre lo que era seguro comer es muy diferente al nuestro. ¿Debemos confiar en la autoridad del emperador mongol en este asunto, o debemos tener más cuidado con los alimentos que caen al suelo, aunque sea sólo un segundo?

Un grupo de científicos de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, ha investigado esta fascinante cuestión. Descubre lo que descubrieron y si es seguro o no consumir cualquier alimento que caiga al suelo.

 

¿Qué es la regla de los 5 segundos?

Regla de los 5 segundos helado en el suelo

 

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la regla de los 5 segundos, ya que la aprendimos en nuestra infancia. En pocas palabras, esta regla te permite comer un alimento que se te ha caído al suelo, siempre que seas rápido y consigas recogerlo en menos de 5 segundos. El razonamiento detrás de la regla de los 5 segundos es sencillo: cuando recoges la comida que se te ha caído en pocos segundos, los gérmenes que viven en el suelo no tienen tiempo suficiente para saltar sobre la comida. Así que tu trozo de pizza está "a salvo" de la contaminación.

Pero, ¿funciona realmente la contaminación de los alimentos como sugiere la regla de los 5 segundos?
Como ya puedes sospechar, las cosas son más complicadas de lo que implica la regla de los 5 segundos, y el tiempo no es el único factor que debemos tener en cuenta. Investigadores de la Universidad de Rutgers pusieron a prueba la regla de los 5 segundos, y sus conclusiones sorprenderán incluso a quienes siempre se ciñen a la regla de los 5 segundos. En sus trabajos de investigación, los experimentadores señalan que hay varios factores que influyen en el grado de contaminación de los alimentos.

En primer lugar, importa el tipo de comida que acaba en el suelo: cuanto mayor sea el contenido de humedad de los alimentos, más fácil será que los microorganismos se transfieran a ellos. En un experimento realizado en 2016, los investigadores descubrieron que la sandía -un alimento con una humedad muy elevada- albergaba más gérmenes que cualquier otro alimento que hubieran probado. Los alimentos más secos, como el pan y los caramelos de goma, recogían menos gérmenes, pero los suficientes como para poder enfermar.

Las patatas fritas de la regla de los 5 segundos en el suelo de hormigón

El tipo de suelo en cuestión también es importante. Puede que esto le sorprenda, pero en un estudio realizado en 2006 se descubrió que las alfombras tenían la tasa de transferencia más baja. Se examinaron tres tipos de suelo: alfombra, baldosa y madera. Se contaminó el suelo y se dejaron caer sobre la superficie dos alimentos: mortadela y pan. La superficie mullida y porosa de las alfombras impidió que las bacterias saltaran sobre los alimentos. En cambio, las superficies duras, como la madera o el azulejo, eran mucho más propicias a la contaminación.

Además de los microorganismos potencialmente dañinos, un suelo también puede contener pelo, caspa y polvo, que pueden adherirse a los alimentos y también albergar bacterias.

Hay una incógnita más que hay que tener en cuenta, a saber, los tipos de microorganismos que están esperando a engancharse a tu manzana o a tu sándwich. No puede saber qué tipo de bacterias o virus ha traído usted, su mascota o cualquier otra persona que haya estado en su casa últimamente en sus pies, ropa y pelo. Claro que puedes limpiar el suelo a diario para mantenerlo más limpio, pero todavía no hay una forma segura de desinfectar la comida que cayó al suelo. Por supuesto, si se te ha caído la comida al aire libre o en un espacio público, no hay forma de saber cómo está de limpio y qué bacterias pueden vivir allí, lo cual es una gran señal de alarma.

 

La  Regla de los 5 Segundos, pareja que mira los alimentos contaminados

Desgraciadamente, ninguna de las condiciones estudiadas por los autores pudo evitar que las bacterias invadieran los alimentos arrojados. La contaminación puede producirse en una fracción de segundo, independientemente de lo limpia que esté la casa y del objeto que se deje caer. "Nuestra investigación demostró que en todas las condiciones -sin importar la superficie, el alimento o el momento- siempre hubo algunas pruebas experimentales en las que vimos alguna transferencia de bacterias", dijo el profesor Don Schaffner, del departamento de ciencia de los alimentos de la Universidad de Rutgers, uno de los científicos que ha estudiado la regla de los 5 segundos.


Artículo relacionado: 11 Mitos Sobre Salud y Nutrición Desmentidos En La Década de 2010

 

¿Es seguro comer alimentos que han caído al suelo?
Desgraciadamente, la regla de los 5 segundos es un completo engaño, aunque muy tentador. Elegir recoger cualquier alimento del suelo y comerlo es siempre una apuesta, independientemente de lo que sea, del tiempo que haya estado en el suelo o de la superficie en la que haya caído. Recuerda que las bacterias patógenas pueden sobrevivir en una superficie seca durante varias semanas, y cualquier alimento puede recogerlas en un instante.

Muchos agentes patógenos transmitidos por los alimentos, como la salmonela, la listeria, la E. coli, el estafilococo áureo, el norovirus y otros, pueden estar al acecho en el suelo. Según los CDC, este tipo de enfermedades transmitidas por los alimentos causan 325.000 hospitalizaciones y 5.000 muertes cada año sólo en los Estados Unidos. Por este motivo, te instamos a que deseches cualquier alimento que caiga en el suelo, especialmente si eres más vulnerable a desarrollar complicaciones por enfermedades de transmisión alimentaria. Las categorías más susceptibles a estas complicaciones son los niños, las personas mayores, las mujeres embarazadas y las personas con un sistema inmunitario debilitado.

En lugar de comer estos alimentos potencialmente contaminados, deséchalos inmediatamente y lávate las manos después de manipularlos. ¡Más vale prevenir que curar!

¡Comparte esta información con quienes la encuentren interesante!

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad