header print

Cómo Lavar y Cuidar 9 Tipos De Telas Comunes

El Redactor: Jessica Q. R.
 Saber un par de cosas sobre las telas en realidad puede ahorrarte muchas molestias y dinero a largo plazo. Esto es especialmente cierto si tienes prendas de vestir o textiles para interiores que aprecias y te gustaría conservar. En este artículo, te guiaremos a través de 10 tipos populares de telas, que incluyen, entre otros, algodón, seda y sintéticos, y te explicaremos cómo lavarlas y mantenerlas para que puedan servirte durante años y años.

Algunos consejos e instrucciones preliminares

Las telas vienen en muchas formas. No hace falta decir que la mejor manera de saber de qué tela está hecha tu prenda de vestir o cualquier otro textil es mirando la etiqueta de la ropa. Por lo general, la etiqueta también contiene algunas instrucciones de cuidado, pero estas a veces pueden ser imprecisas o algo confusas. Por ejemplo, ¿sabías que existe una diferencia entre la etiqueta de "lavado en seco" y la etiqueta de "lavado en seco solamente"?

Los artículos etiquetados como "lavado en seco" se pueden lavar a mano, solo significa que el lavado en seco es el mejor método que sugiere el fabricante. “Solo lavar en seco”, por otro lado, significa que lavar el artículo por ti mismo puede dañarlo. Los pequeños detalles sobre etiquetas y telas como estas son exactamente lo que puede arruinar una prenda o (si eres inteligente) ahorrarte mucho dinero en la lavada en seco.

Cómo Lavar y Cuidar Tu Ropa Para Que Dure Más

Tanto la textura de una tela, p. ej. ya sea esponjosa, densa o suave, y su composición química juega un papel en cómo debe mantenerse. Los tejidos finos como el satén o la seda suelen ser delicados y requieren un cuidado y un mantenimiento más suaves. Estas telas son más livianas, más delgadas y más flexibles, lo que las hace más propensas a dañarse.

Las telas más ásperas y densas, como la mezclilla, por otro lado, podrán soportar temperaturas de lavado más altas y secar en secadora. Por lo general, las fibras se dividen en naturales y sintéticas. Las fibras naturales están hechas de plantas y animales. Por ejemplo, el algodón está hecho de plantas y la lana está hecha de vellón animal. Las fibras sintéticas son exactamente lo que parecen: se fabrican con materia sintética, ya sean fibras de plástico o pulpa de madera alterada químicamente.

Saber de qué material está hecha tu tela es importante porque te ayudará a prevenir roturas y agujeros prematuros, encogimiento y pérdida de forma y color, en general. Es por eso que dividimos convenientemente los consejos de cuidado y mantenimiento en este artículo por tela. Puedes usarlo como una forma para extender la vida y la vitalidad de su ropa y textiles.

1. Algodón

Cómo Lavar y Cuidar Tu Ropa Para Que Dure Más Algodón

El algodón es una de las telas más populares del mundo, y con razón. Es suave, ligero, hipoalergénico, transpirable y natural. El algodón está hecho de semillas de algodón procesadas e hiladas en tela. Lo más probable es que tengas una amplia variedad de ropa y otros textiles hechos de algodón, todos los cuales son telas a base de algodón.

Una ventaja importante del algodón es su capacidad para retener el color y soportar altas temperaturas de lavado y planchado. Las piezas de algodón resistentes se pueden planchar a temperaturas de hasta 200 ° C. El único inconveniente del algodón es su tendencia a arrugarse. Sigue estos consejos de cuidado para mantener tus camisetas de algodón y otros artículos frescos y nítidos:

  • Las prendas de algodón se pueden lavar a máquina en agua tibia con cualquier detergente.
  • Puedes lavar el algodón en agua caliente para eliminar las manchas persistentes. Si lo haces, comienza con agua fría y luego sube la temperatura a caliente para evitar que se encoja.
  • Si tienes algodón blanco, puedes usar blanqueador en la configuración de agua caliente para eliminar las manchas.
  • Secar en secadora a temperatura baja para evitar que se encojan o secar al aire los artículos de algodón.
  • El algodón se puede planchar con la temperatura más alta.

2. Fibras sintéticas

Cómo Lavar y Cuidar Tu Ropa Para Que Dure Más Fibras sintéticas

Hay docenas de tipos de fibras sintéticas disponibles en la actualidad. El nailon, el acetato, el poliéster y el spandex son solo tres de los más populares. La ventaja de las fibras sintéticas es su bajo costo, así como su relativa resistencia al encogimiento y las manchas. Estos materiales se producen sintéticamente, lo que los hace no biodegradables.

La ropa de abrigo, como las chaquetas o parkas, está hecha de nailon, pero es, con mucho, el tipo más común. Los jeans, trajes de baño y otras prendas de vestir están hechos de spandex, que también se conoce como Lycra o elastano. Por último, la mayoría de la ropa deportiva de corte seco, así como la inmensa mayoría de blusas, camisas, vestidos, faldas, mallas e incluso suéteres, está hecha de poliéster.

La desventaja de estos materiales sintéticos es que pueden dañarse fácilmente con el calor. Sigue estas recomendaciones de cuidado cuando laves telas sintéticas:

  • Lava la prenda al revés en agua fría o tibia.
  • Seca en secadora a temperatura baja o seca al aire.
  • Para quitar una mancha, aplica quitamanchas en el área afectada y déjala reposar durante al menos 10 minutos antes de lavarla.
  • Revisa la etiqueta de la ropa antes de planchar, plancha solo a fuego lento.

3. Mezclilla

Cómo Lavar y Cuidar Tu Ropa Para Que Dure Más Mezclilla

La mezclilla está técnicamente hecha de una tela de sarga de algodón, pero como es tan resistente, tienes instrucciones de cuidado ligeramente diferentes a las del algodón normal. No necesitamos convencerlo de que los jeans son resistentes, duraderos y cómodos. La mayoría de las personas ya tienen una selección de jeans en su guardarropa, así que pasemos a los consejos de cuidado de inmediato:

  • No laves demasiado la mezclilla para mantener su forma. Los expertos recomiendan lavar la mezclilla después de cada décimo uso como máximo.
  • Lava a máquina la mezclilla al revés, preferiblemente en agua fría para evitar que se encoja. Lavar y secar al revés evita la decoloración y los bolsillos deformados.
  • Las prendas de mezclilla con manchas deben tratarse previamente con un quitamanchas y lavarse con agua tibia pero no caliente.
  • Es mejor secar la mezclilla al aire libre. Agita los jeans para enderezar las arrugas y simplemente cuelga los jeans en un área sombreada y espera a que se sequen.

4. Lino

 Cómo Lavar y Cuidar Tu Ropa Para Que Dure Más Lino

El lino es uno de los tejidos más antiguos inventados por la humanidad. La lujosa tela de lino es resistente pero ligera; también es absorbente y refrescante. Así que es fácil decir por qué es un tejido tan popular incluso hoy en día. El tejido resistente y refrigerante se utiliza en la decoración del hogar y en la ropa de verano. El lino se produce a partir del hilo de la planta de lino hilado en hilo y mezclado con otros materiales naturales.

La única desventaja del lino es su propensión a arrugarse, así que espera planchar regularmente los artículos de lino o abrazar las arrugas naturales de esta tela. A continuación, te indicamos cómo cuidar la ropa y los artículos para el hogar hechos de lino:

  • Lavar la ropa a menudo es realmente beneficioso, ya que cada lavado suavizará la tela. Lava a máquina o a mano en agua fría. 
  • Cuelga a secar a la sombra o seca en secadora en un ambiente fresco. Para evitar que la tela se ponga rígida,
    sácala de la secadora mientras aún esté ligeramente húmeda.
  • Plancha en temperatura tibia o caliente, si es necesario.

Artículo relacionado: 9 Errores Que Se Cometen Al Lavar La Ropa

5. Gasa

Cómo Lavar y Cuidar Tu Ropa Para Que Dure Más Gasa

La gasa es una tela un poco más rara, pero se puede encontrar en blusas, bufandas y vestidos elegantes de mujeres, por lo que también es importante saber cómo cuidarla. La gasa es una tela muy delicada y ligera que puede estar hecha de fibras sintéticas o seda. Puedes lucir gasa fácilmente por su apariencia delgada, aireada y transparente.

Lavar la gasa a máquina es una mala idea. Cuando llegue el momento de lavar la gasa, lo mejor es lavarla a mano con champú o un detergente muy suave y agua tibia o fría. Ten mucho cuidado al planchar gas, solo debes hacerlo en el ambiente frío con un paño húmedo entre la plancha y la prenda para evitar que se derrita o se dañe.

6. Encaje

Cómo Lavar y Cuidar Tu Ropa Para Que Dure Más Encaje

Otro tejido elegante pero bastante extendido es el encaje. Cualquier cosa, desde ropa interior hasta blusas, vestidos e incluso cortinas, puede presentar esta delicada tela. En el pasado, el encaje estaba hecho principalmente de seda y lino, pero en estos días, está hecho principalmente de fibras sintéticas.

Debido a los intrincados detalles y patrones del encaje, lavarlo puede ser complicado. Se recomienda lavar a mano remojando en un detergente suave en agua fría y luego masajeando suavemente la tela. Si tienes una prenda que insistes en lavar, puedes colocarla en una bolsa de lavandería de lencería y lavar en el ciclo suave, pero ten cuidado, incluso esto es riesgoso. Después de lavar y enjuagar, evita escurrir el cordón, presiona suavemente el agua y déjala secar sobre una toalla.

7. Viscosa / lyocell

Cómo Lavar y Cuidar Tu Ropa Para Que Dure Más Viscosa / lyocell

En los últimos años, las denominadas telas semisintéticas como la viscosa, Tencel y lyocell se han vuelto cada vez más populares en la industria de la confección, y es fácil ver por qué. La base de estos tejidos es la pulpa de madera, un material natural, que luego se transforma en hilo. Estos tejidos tienen una sensación increíblemente transpirable y un aspecto sedoso, y también son bastante ligeros.

Sin embargo, las recomendaciones de lavado para estas telas son diferentes a las de otras telas sintéticas, así que toma nota de estos consejos

  • Lavar a máquina en agua fría es seguro para estos artículos, pero recomendamos lavar a mano las prendas de vestir particularmente complejas.
  • Algunas de estas telas se pueden arrugar fácilmente, por lo que es mejor colgarlas, secarlas completamente mojadas (sin escurrir) y plancharlas a baja temperatura si es necesario.
  • No uses blanqueador ni seques en secadora estos artículos para conservar su color vibrante.

8. Seda / satén

Cómo Lavar y Cuidar Tu Ropa Para Que Dure Más Seda / satén

Se cree que la seda es la tela más lujosa del mundo. La elegancia y el brillo de esta tela, así como la enorme cantidad de trabajo que implica criar gusanos de seda y convertir sus capullos en hilo, la convierten en una tela verdaderamente invaluable. Pocas personas saben que la seda es muy fuerte, duradera y también es el tejido natural más hipoalergénico.

El satén es una tela muy similar, pero también puede estar hecha de algodón, lana o fibras sintéticas. Si posee algo hecho de seda o satén, sabrás que el único problema con estas dos hermosas telas es el lavado y el mantenimiento. Pero no es necesario que la seda y el satén se laven en seco. A continuación, te indicamos cómo cuidar estas telas en casa:

  • El color de la seda es muy propenso a decolorarse y mancharse con agua. Por eso debe lavarse a mano con agua fría y un detergente especial.
  • Lava las prendas de seda y satén lo más rápido posible para evitar que se estiren y luego presiona con una toalla seca para absorber el exceso de agua.
  • Extiende las prendas de seda para que se sequen sobre una toalla sin escurrirlas.
  • Si el artículo está etiquetado como "seda lavable", puedes lavarlo en la lavadora usando una bolsa de lencería y un ciclo de lavado suave.
  • Guarda la seda en un lugar oscuro para evitar que el color se desvanezca y evita guardarla en plástico.

9. Lana

Cómo Lavar y Cuidar Tu Ropa Para Que Dure Más Lana

La lana es el último tejido del que hablaremos hoy. Es una fibra natural elaborada a partir del vellón de ovejas, llamas, alpacas o cabras. La principal ventaja de la lana es su capacidad para sellar el calor del cuerpo, razón por la cual tantas prendas de invierno y prendas de abrigo están hechas de lana. También es muy duradero y sin arrugas. Aunque la lana tiene mala reputación por ser áspera, algunas variedades de lana, como la cachemira y la lana merina, son muy suaves y agradables al tacto.

Una de las mayores ventajas de la lana es su capacidad para mantenerse fresca sin lavarse. Mientras que la ropa interior térmica de lana debe lavarse semanalmente, los suéteres de lana solo deben lavarse unas pocas veces al año. La ropa de abrigo necesita incluso menos limpieza.

Existe mucha confusión en torno al cuidado y mantenimiento de la ropa de lana. Nos complace aclararte las cosas con estos consejos:

  • Refresca las prendas de lana colgándolas afuera durante la noche. Cuanto mayor sea la humedad del aire, mejores serán los resultados.
  • Un olor rancio persistente o manchas aparentes son signos de que es hora de lavar una prenda de vestir de lana.
  • Usa un detergente delicado sin enzimas para lana. Las enzimas destruyen las hebras de lana y pueden aparecer pequeños agujeros en su prenda después de lavarla con un limpiador enzimático.
  • Lava a máquina la lana en un ciclo delicado y seca por centrifugado a no más de 800 RPM.
  • A pesar de la creencia popular, la lana centrifugada se puede secar a mano. De lo contrario, déjala secar completamente.
  • Si notas que la prenda pierde un poco su forma después del lavado, estírala con las manos para moldearla.

¡Comparte esta útil información con familiares y amigos!

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad