header print

6 Bebidas Para Recuperarte Después De Hacer Deporte

El Redactor: Ysabel T. L.
 La forma en que alimenta y repone tu cuerpo después de hacer ejercicio realmente importa. De esta manera, obtendrá el máximo beneficio de su entrenamiento. Según los expertos en nutrición, los dos nutrientes que más necesita el cuerpo después de un esfuerzo físico son las proteínas y los carbohidratos. Las bebidas después del entrenamiento son la forma más fácil y rápida de alcanzarlas.
La buena noticia es que realmente no tienes que ceñirte al agua corriente. Para una hidratación y recuperación óptimas después de un entrenamiento, aquí hay seis bebidas recomendadas que funcionan tan bien como el agua. Algunas de las opciones pueden incluso sorprenderte.

1. Leche con chocolate 1. Leche con chocolate

Buenas noticias para todos los amantes del chocolate. La leche con chocolate no solo es deliciosa, sino que también se ubica como la mejor bebida para después del entrenamiento, según los nutricionistas. Un solo vaso de leche con chocolate baja en grasa proporciona aproximadamente 8 gramos de proteína. También está repleto de carbohidratos y muchos otros nutrientes y electrolitos importantes que comúnmente se pierden a través del sudor, como calcio, potasio, sodio y magnesio.

Los electrolitos son sustancias químicas que conducen la electricidad cuando se mezclan con agua. Regulan la función nerviosa y muscular, hidratan el cuerpo, equilibran la acidez sanguínea y la presión arterial y ayudan a reconstruir los tejidos dañados. Perder demasiados electrolitos a través del sudor puede causar fatiga y calambres musculares. La leche con chocolate puede ayudar con eso. Un estudio de 2011 encontró que es más eficaz que el agua para combatir la deshidratación inducida por el ejercicio en los niños.


2. Agua de coco 2. Agua de coco

El agua de coco es conocida por sus numerosos beneficios para la salud, todo gracias a sus altos niveles de antioxidantes y otros nutrientes beneficiosos. Por lo tanto, no sorprende que el agua de coco sea una excelente bebida para después del entrenamiento. Además de ser refrescante, el agua de coco también contiene electrolitos como magnesio y potasio. Un estudio lo encontró tan beneficioso como las bebidas deportivas y el agua para la recuperación después del entrenamiento.

El inconveniente del agua de coco es que es baja en carbohidratos, proteínas y sodio. El estudio también señaló que beber grandes cantidades de agua de coco o concentrado de agua de coco podría causar hinchazón y malestar estomacal. La mejor manera de incorporar el coco en tu rutina posterior al entrenamiento es agregarlo a un batido o batido en lugar de beberlo solo.

3. Jugo de naranja3. Jugo de naranja

El jugo de naranja generalmente se asocia con el desayuno, pero puede ser una excelente bebida para después del entrenamiento, sin importar a qué hora del día decida comenzar a sudar. Si bien algunas personas pueden evitar el jugo de naranja debido a su acidez, un estudio publicado en el Journal of Nutrition and Health Sciences concluyó que el jugo de naranja satisface la sed sin causar malestar estomacal después de un entrenamiento.

Además de la vitamina C que estimula la inmunidad, el jugo de naranja 100 por ciento también le proporciona potasio y otros electrolitos. Los azúcares naturales que se encuentran en el jugo de naranja ayudan a reponer la energía y los minerales, lo que lleva a una recuperación más rápida. Para obtener más información sobre los beneficios para la salud del jugo de naranja, consulta nuestro artículo anterior Las 10 formas principales en que las naranjas te mantienen saludable.
 

 

4. Jugo de remolacha4. Jugo de remolacha

El jugo de remolacha es rico en potasio, vitamina C, magnesio, hierro y sodio. Un pequeño estudio también mostró que beber jugo de remolacha aumenta el rendimiento físico. Lo hace aumentando los niveles de óxido nítrico (NO), que cumple múltiples funciones relacionadas con el aumento del flujo sanguíneo y la mejora de la contracción muscular.

Generalmente se recomienda beber de 7 a 10 onzas de jugo de remolacha inmediatamente después de una actividad agotadora. Dado que el jugo de remolacha no contiene la cantidad suficiente de proteína que necesita después de un entrenamiento, sería aconsejable agregarlo a un batido en lugar de beberlo solo.
 

[Artículos relacionados]

[Artículos relacionados]

El jugo de cereza rico en antioxidantes es una excelente opción para una bebida después del entrenamiento. Se sabe que reduce la inflamación y beneficia el funcionamiento muscular. Esta afirmación está respaldada por un estudio, que encontró que el jugo de cereza disminuye el daño muscular. También se encontró que el jugo de cereza previene significativamente la pérdida de fuerza en comparación con un placebo.

Sin embargo, la dietista registrada Amy Gorin señala que el jugo de cereza carece de la cantidad adecuada de carbohidratos que necesita después de un entrenamiento. Y aunque puede ser beneficioso tanto para los atletas de resistencia como para los entrenamientos diarios, es importante encontrar una versión sin azúcar de la bebida.

..

6. Tété

Probablemente ya sepas que una taza de té relajante es muy útil. Las investigaciones muestran que tanto el té verde como el negro ayudan en la oxidación de grasas durante el ejercicio aeróbico y la recuperación después del entrenamiento. La oxidación de grasas es el proceso en el que las grasas se descomponen en moléculas más pequeñas que se almacenan y se utilizan para generar energía. Al igual que el jugo de cereza, se ha demostrado que los altos niveles de antioxidantes que se encuentran en el té reducen el dolor muscular y aceleran la recuperación muscular.

¿Y el café?

Puede sonar sorprendente, pero beber café después de hacer ejercicio tiene algunos beneficios. Por ejemplo, se ha descubierto que el café reduce el dolor muscular al bloquear la actividad de una sustancia química llamada adenosina, que se libera como parte de la respuesta inflamatoria a una lesión o esfuerzo.

¿Y el café? después de hacer ejercicio

Dicho esto, es la opción menos útil de esta lista. Eso es porque el café tiende a deshidratar un poco, que es lo opuesto a lo que necesitas para una bebida después del entrenamiento. Sin embargo, consumir cafeína como bebida antes del entrenamiento puede mejorar tu rendimiento.

¿Y “la hora feliz" después del entrenamiento?

¡Beber alcohol después de una sesión de entrenamiento puede que no sea tan mala idea! Al igual que las bebidas deportivas, la cerveza contiene carbohidratos y electrolitos. Según varios estudios, tampoco tiene efectos negativos sobre la hidratación. Se ha demostrado que la cerveza light con sodio agregado, en particular, reemplaza la pérdida de líquido después de los ciclos de alta intensidad.

¡Comparte esta información con amigos y familiares! 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad