header print

¿Sientes Ganas De Vomitar Después De Comer?

El Redactor: Ysabel T. L.
 Sentirse un poco mareado después de una comida abundante y copiosa es normal, pero experimentar náuseas con regularidad después de comer puede indicar una afección médica subyacente. El síntoma generalmente ocurre media hora después de una comida y puede pasar rápidamente o continuar hasta tres horas dependiendo del problema de salud subyacente.
Una amplia gama de afecciones médicas de leves a graves pueden manifestarse a través de las náuseas después de comer. La mayoría de estas afecciones, aunque no todas, están relacionadas con el sistema digestivo. Sigue leyendo para conocer las causas médicas y las formas de controlar y prevenir las náuseas después de una comida.

1. Reflujo ácido

1. Reflujo ácido
Aunque el sello distintivo de la enfermedad gastroesofágica (ERGE) es la acidez de estómago, la afección también podría causar náuseas después de una comida. También conocido como reflujo ácido, la ERGE se produce porque el músculo que evita que los ácidos del estómago suban al esófago no funciona correctamente. Cuando los ácidos se filtran hacia el esófago, dañan e irritan el revestimiento del esófago, lo que generalmente causa una sensación de ardor en el pecho conocida como acidez estomacal. Esta irritación también puede provocar náuseas en algunas personas.
Si experimentas acidez estomacal y náuseas después de una comida, esto podría deberse a ERGE. Aunque la ERGE no se considera una afección potencialmente mortal, podría provocar complicaciones y tu médico debe tratarla. Se sabe que los refrigerios y las comidas tardías, el alcohol y los alimentos excesivamente ácidos, grasos o picantes agravan la ERGE y deben evitarse.
Artículo relacionado: 6 signos de reflujo ácido

2. Gripe estomacal e intoxicación alimentaria

2. Gripe estomacal e intoxicación alimentaria
A veces, los alimentos que ingiere son los causantes directos de sus síntomas. Los alimentos que no son frescos o que no se han almacenado o preparado adecuadamente pueden contaminarse con bacterias o virus que causan estragos en su sistema digestivo. Estas bacterias y virus son muy contagiosos y causan inflamación en el estómago y el tracto gastrointestinal.
Los pacientes que padecen intoxicación alimentaria o gripe estomacal rara vez experimentan náuseas solas. En la mayoría de los casos, también se tiene diarrea, vómitos, calambres estomacales y fiebre. Estos síntomas suelen aparecer horas después de haber ingerido alimentos contaminados y pueden persistir durante días.
El reposo, la ingesta de alimentos blandos y la ingesta abundante de líquidos suelen ayudar a acelerar la recuperación, pero si los síntomas persisten durante más de 3 días o empeoran, debe buscar ayuda médica.

3. Migrañas

miragañas
Se sabe que las migrañas también causan náuseas después de comer. La sensación de náuseas puede ser bastante intensa y acompañada de mareos, vómitos y dolores de estómago. Se sabe que ciertos alimentos, como los quesos curados, el alcohol y los productos lácteos, desencadenan migrañas, por lo que es común tener migraña después de una comida.
La conexión entre las migrañas y las náuseas es poco conocida, pero los científicos creen que puede estar relacionada con los niveles bajos de serotonina que son característicos de las migrañas. Se sabe que los niveles bajos de serotonina provocan náuseas en las personas. Otra teoría es que un aumento de la presión arterial causado por la migraña podría provocar náuseas y vómitos. En casos raros, principalmente en niños, las náuseas y los vómitos pueden ser el único síntoma de una migraña.

4. Alergias e intolerancias alimentarias

4. Alergias e intolerancias alimentarias
Las intolerancias alimentarias y las alergias alimentarias también son una causa común de náuseas, pero las dos no deben combinarse ni confundirse.
Las intolerancias alimentarias no afectan al sistema inmunológico, pero pueden causar náuseas horas después de ingerir la comida. Cuando los médicos hablan de intolerancias alimentarias, se refieren a la incapacidad de su sistema digestivo para procesar ciertos alimentos, como la lactosa o el gluten. Las intolerancias alimentarias pueden manifestarse a través de náuseas horas después de ingeridas y a menudo van acompañadas de dolor de estómago, hinchazón y diarrea.
Las alergias alimentarias, por otro lado, son una reacción inmune extrema a ciertos alimentos. Las náuseas desencadenadas por una alergia alimentaria pueden comenzar segundos o minutos después de ingerir el alimento y coexisten con dificultad para tragar, respirar e hinchazón en la cara o los labios. Los mariscos, los huevos, las nueces o los huevos son alérgenos alimentarios comunes. Las alergias alimentarias requieren medicación urgente y se consideran una emergencia médica.

5. Mareo por movimiento

5. Mareo por movimiento
El mareo por movimiento ocurre cuando tu cuerpo percibe señales contradictorias sobre si se está moviendo o no, y el cerebro tiene dificultades para procesar esos mensajes contradictorios. Cuando estás en un automóvil, por ejemplo, los ojos y el sistema vestibular del oído interno le dicen al cerebro que te estás moviendo, pero los pies y los músculos no detectan movimiento.
Estos mensajes contradictorios hacen que las personas sensibles al mareo por movimiento desarrollen náuseas y vómitos. Se sabe que comer alimentos antes y después de mudarse o montar a caballo intensifica la sensación de náuseas.

6. Síndrome del intestino irritable (SII)

6. Síndrome del intestino irritable (SII)
Las náuseas después de una comida son una de las quejas más extendidas en las personas que padecen SII. Otros síntomas incluyen hinchazón, calambres de estómago, estreñimiento y diarrea. El SII es una afección médica compleja y poco conocida que afecta al intestino.
"No existe una causa exacta de un brote de SII. Sin embargo, la mayoría de los síntomas, como los vómitos, tienden a empeorar después de consumir alimentos que son difíciles de digerir", dijo el Dr. Niket Sonpal, gastroenterólogo, a Insider. Dado que el SII es una afección crónica, las personas que la padecen aprenden los alimentos específicos que desencadenan sus síntomas y aprenden a evitarlos. El estrés es otro contribuyente conocido del IBS.

7. Problemas de la vesícula biliar

6. Síndrome del intestino irritable (SII)Si tienes náuseas después de comer alimentos grasos específicamente, esto podría indicar un problema de vesícula biliar. La vesícula biliar es un órgano pequeño situado debajo del hígado que segrega bilis hacia el intestino delgado. La bilis es esencial para la digestión de grasas. Cuando la vesícula biliar no puede excretar bilis debido a un cálculo biliar u otro problema, se llena de bilis y se estira. Esto puede provocar náuseas y dolor en el lado derecho del abdomen.
Los problemas de la vesícula biliar son tratables, bastante comunes y rara vez ponen en peligro la vida, pero pueden ser bastante incómodos y dolorosos. Otros signos de que algo anda mal con su vesícula biliar son orina oscura, fiebre, escalofríos y su piel y el blanco de los ojos se ponen amarillos.

8. Ansiedad

ansiedad y ganas de vomitar
Si tienes náuseas después de comer alimentos grasos específicamente, esto podría indicar un problema de vesícula biliar. La vesícula biliar es un órgano pequeño situado debajo del hígado que segrega bilis hacia el intestino delgado. La bilis es esencial para la digestión de grasas. Cuando la vesícula biliar no puede excretar bilis debido a un cálculo biliar u otro problema, se llena de bilis y se estira. Esto puede provocar náuseas y dolor en el lado derecho del abdomen.
Los problemas de la vesícula biliar son tratables, bastante comunes y rara vez ponen en peligro la vida, pero pueden ser bastante incómodos y dolorosos. Otros signos de que algo anda mal con su vesícula biliar son orina oscura, fiebre, escalofríos y su piel y el blanco de los ojos se ponen amarillos.

9. Embarazo

embarazo

Sentirse enfermo con el estómago lleno no es necesariamente un síntoma de una enfermedad. Uno de los primeros signos del embarazo es una sensación de malestar en el estómago que a menudo nos referimos como "náuseas matutinas". El embarazo desencadena la secreción de la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG) en el cuerpo.

Desafortunadamente, la HCG a menudo provoca náuseas. Es posible que sienta náuseas por la mañana, antes o después de una comida. A veces, los cambios hormonales pueden ralentizar la digestión o alterar el equilibrio de las bacterias intestinales, y ambas pueden ser la razón por la que también siente náuseas.

Cómo controlar las náuseas después de una comida

En la mayoría de los casos, las náuseas desaparecerán por sí solas una vez que encuentres y abordes la causa de este síntoma. No hace falta decir que las perspectivas y el plazo para la recuperación también dependen de la causa. Si tienes náuseas en este momento o estás buscando medidas preventivas, considera estos consejos:

- Opta por comidas más pequeñas con más frecuencia para aliviar un poco la presión de tu sistema digestivo.
- Evita conducir, correr o realizar cualquier otra actividad exigente después de comer.
- No te cepilles los dientes inmediatamente después de comer.
- Chupa cubitos de hielo para reducir las náuseas y calmar el estómago.
- Descansa y realiza actividades relajantes después de una comida.
- Tómate tu tiempo cuando estés comiendo o bebiendo.
- Bebe un poco de té de jengibre o té de menta para reducir las náuseas.

¡Comparte esta información con quienes la encuentren útil! 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad