header print

Cómo Reconocer Los Síntomas De Una Apendicitis

El Redactor: Ysabel Taberner Lopez

 La apendicitis se produce debido a un bloqueo u obstrucción en el apéndice. El bloqueo puede deberse a una acumulación de moco, parásitos o, más comúnmente, de materia fecal. Cuando se produce una obstrucción en el apéndice, las bacterias pueden multiplicarse rápidamente dentro del órgano haciendo que el apéndice se irrite e inflame, lo que lleva a la apendicitis.

El apéndice se encuentra en la parte inferior derecha de su abdomen y es una bolsa estrecha con forma de tubo que sobresale de su intestino grueso. Si no recibes tratamiento por un apéndice inflamado rápidamente, puede romperse y liberar bacterias peligrosas en su abdomen.

Esto dará lugar a una infección llamada peritonitis. Es una condición grave que requiere atención médica inmediata. La rotura de un apéndice es una situación potencialmente mortal que rara vez ocurre dentro de las primeras 24 horas de síntomas. Sin embargo, el riesgo de rotura aumenta dramáticamente después de 48 horas del inicio de los síntomas. Por lo tanto, es esencial que reconozca los síntomas de inmediato:

 
guía apendicitis

Síntomas de la apendicitis

La apendicitis causa una variedad de síntomas, que incluyen:

 1. Dolor abdominal sordo cerca del ombligo o la parte superior del abdomen, que se vuelve agudo a medida que se desplaza hacia la parte inferior derecha del abdomen. Esta suele ser la primera señal.

 2. Pérdida del apetito.

 3. Náuseas y / o vómitos poco después de que comience el dolor abdominal.

 4. Hinchazón abdominal.

 5. Fiebre alta.

 6. Estreñimiento.

 

Casi la mitad del tiempo, aparecen otros síntomas de apendicitis, que incluyen:

 1. Un dolor sordo o agudo en cualquier parte del abdomen superior o inferior, la espalda o el recto.

 2. Micción dolorosa.

 3. Vómitos que preceden al dolor abdominal.

 4. Calambres severos.

 5. Estreñimiento o diarrea con gases.

Si experimentas alguno de estos síntomas, es esencial que consultes a un médico inmediatamente. Un diagnóstico y tratamiento oportuno son imprescindibles. No comas, bebas ni uses medicamentos para el dolor, antiácidos, laxantes o almohadillas térmicas que puedan causar la ruptura de un apéndice inflamado. Es vital que tomes nota de la siguiente información:

 

1. Dolor abdominal

La apendicitis implica un inicio gradual de dolor sordo, calambre o dolor en todo el abdomen. A medida que el apéndice se inflama más, irritará el revestimiento de la pared abdominal. Esto causará un dolor agudo localizado en la parte inferior derecha del abdomen. El dolor puede describirse como constante y severo, en oposición al dolor sordo y doloroso que se presenta cuando comienzan los síntomas. Algunas personas pueden tener un apéndice que se encuentra detrás del colon. En tales personas, esto puede causar dolor en la parte inferior de la espalda o dolor pélvico.

2. Fiebre leve

La apendicitis tiende a causar fiebre alta. También puede experimentar escalofríos. Si el apéndice se rompe, esto causará una infección que hará que aumente la fiebre. Una fiebre de más de 38 grados y un aumento en la frecuencia cardíaca pueden significar que el apéndice se ha roto.

3. Trastorno digestivo

La apendicitis puede causar náuseas y vómitos. Puedes perder el apetito y también estreñirse o tener diarrea severa. Esto puede estar relacionado con la apendicitis subyacente.

guía apendicitis

¿Cuáles son los síntomas en los niños?

Los niños de dos años o menos a menudo mostrarán los siguientes síntomas:

1. El vómito.

2. Hinchazón abdominal o hinchazón.

3. Un abdomen blando.

Los niños mayores y los adolescentes pueden experimentar:

 1. Náuseas.

 2. Vómitos.

 3. Dolor en la parte inferior derecha del abdomen.

¿Cuáles son los síntomas en mujeres embarazadas?

La mayoría de los síntomas de apendicitis son similares a las molestias del embarazo, que incluyen calambres estomacales, náuseas y vómitos. Pero, no siempre está claro que tengas los síntomas clásicos de apendicitis, especialmente al final del embarazo. El crecimiento del útero empuja el apéndice más alto durante el embarazo, lo que significa que el dolor puede ocurrir en la parte superior del abdomen en lugar de la parte inferior derecha del abdomen. También puede experimentar acidez estomacal, gases o episodios alternos de estreñimiento y diarrea.
 

guía apendicitis

Qué hacer y qué no hacer

Sí: Acude al hospital inmediatamente si tu o alguien que conoces tiene los síntomas mencionados de apendicitis. Ten en cuenta que no hay remedios caseros que ayuden.

No: evita los medicamentos de venta libre para tratar los síntomas y ten en cuenta que los enemas y laxantes pueden provocar la ruptura de su apéndice. Además, los medicamentos para el dolor que enmascaran los síntomas también pueden dificultar que tu médico haga un diagnóstico rápido.

Tratamiento

Tu médico te realizará un examen físico que donde te preguntará acerca de tus síntomas. Luego, se administrarán ciertas pruebas para ayudar a determinar si tienes apendicitis. Estos incluyen análisis de sangre para detectar signos de una infección, análisis de orina para detectar signos de una ITU o un cálculo renal, una ecografía abdominal o una tomografía computarizada para ver si el apéndice está inflamado. Dependiendo de tus síntomas, tu médico puede sugerir una cirugía inmediata, en cuyo caso recibirás antibióticos antes de la cirugía.

Después de la cirugía, puedes permanecer en el hospital hasta que el dolor esté bajo control y pueda consumir líquidos. Si desarrolla un absceso o si se presenta una complicación, tu médico puede recetarte antibióticos por uno o dos días más. Recuerda siempre que, si bien es posible que surjan problemas, la mayoría de las personas se recuperan por completo sin complicaciones.

guía apendicitis

Factores de riesgo y prevención

La apendicitis puede ocurrir en cualquier momento, aunque es más probable que ocurra entre los 10 y 30 años de edad. Es más común en hombres que en mujeres. No se puede prevenir la apendicitis, pero se puede reducir el riesgo de desarrollarla. Parece menos probable si tienes una dieta rica en fibra, así que opta por frutas y verduras frescas siempre que puedas. Aumentar la ingesta de fibra puede prevenir el estreñimiento y la acumulación posterior de heces, que es la causa más común de apendicitis. Si padeces alguna afección que causa inflamación o infección de los intestinos, es vital que hables con tu médico para prevenir una futura apendicitis.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad