header print

¡Prueba Este Masaje Abdominal!

 En los días en que te sientes increíblemente hambriento, puede parecer una buena idea consumir tu comida para aliviar el hambre. Pero, al hacerlo, puedes causar otro tipo de dolor: la agonía de un malestar estomacal. Aunque un dolor de estómago puede indicar una variedad de cosas, desde el estreñimiento hasta gases o una intoxicación por alimentos, hay una cosa que puedes hacer para aliviar el dolor y prevenir los problemas estomacales: un masaje estomacal.
 
Masaje De 2 Minutos Te Dará Una Mejor Digestión
McKel Hill, dietista y fundadora de Nutrition Stripped, dice que la digestión comienza en la boca, por lo que tomarte el tiempo para masticar tu comida y saborear verdaderamente cada bocado  promoverá una mejor absorción de la nutrición. "Puedes promover una mejor digestión comiendo lentamente y sin devorar tu comida. Tomar sorbos de agua entre los bocados ayuda a tu cuerpo a descomponer la comida y permitir que pase del esófago al estómago".
Sin embargo, cuando te sientes estresado, puedes causar que se acumule inflamación en tu intestino, lo que puede ocasionar problemas gastrointestinales como diarrea, estreñimiento y distensión abdominal. El estrés también puede hacer que los tejidos abdominales se tensen, lo que puede dificultar el proceso digestivo. Entonces, ¿qué puedes hacer para ayudar a facilitar la digestión?
Comienza relajando tus músculos abdominales para que hagan su trabajo de descomponer los alimentos en el estómago. También puedes hacer este masaje estomacal de dos minutos antes de comer, esto relajará tu sistema nervioso y le indicará a tu intestino que es hora de comer. "Este masaje abdominal puede ayudarte a practicar la respiración y hacer que tu cuerpo, tu mente e intestinos entren en modo de 'descanso y digestión'", explica Hill.
 
Masaje De 2 Minutos Te Dará Una Mejor Digestión

He aquí cómo hacer un masaje abdominal para el estreñimiento y la indigestión:

1. Acuéstate boca arriba, con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el piso.

2. Coloca ambas manos sobre tu estómago y masajéalo con movimientos circulares con las palmas de las manos y los dedos. Comienza en el sentido de las agujas del reloj, luego en sentido contrario a las agujas del reloj.

3. Aplica una presión suave en las áreas que te causan sensibilidad y desplaza la presión en movimientos del lado izquierdo al lado derecho de tu abdomen, luego a lo largo del final de tu caja torácica (donde acaban las costillas).

4. Repite hasta que las áreas apretadas de tu abdomen se sientan relajadas.

5. Asegúrate de usar tu respiración durante el masaje, inhalando y exhalando profundamente.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad