header print

Chiste: Una Confesión Inesperada

 Un ladrón llega a una iglesia a confesarse, se encontraba arrepentido por el acto cometido. El padre dentro del confesionario le dijo: buen día hijo, cuéntame tus pecados.

El hombre con la voz quebrada le dice, padre lo que pasa es que hace dos semanas yo estaba en una esquina y entonces pasó una chica muy sensual en una bicicleta y me dijo que si quería ir con ella. Entonces yo me fui, íbamos pasando una calle y ella me dijo que tenía mucho calor y yo le dije: ¡quítate la blusa si tienes calor!

Después pasamos otra calle y ella me dijo que aún sentía calor, así que le dije ¡quítate el pantalón si aún tienes calor!

Chiste: Una Confesión Inesperada

Pero padre no piense mal, la chica ya estaba sin blusa y sin pantalón entonces nos fuimos a un callejón solo, ella se bajó de la bicicleta y yo también. Entonces ella me dijo: ¡agarra todo lo que quieras, todo es tuyo!

Y pues qué cree padre, ¡que agarré la bicicleta y me la llevé!

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad