header print

Chiste: La Esposa Del Rabino

El Redactor: Jessica Q. R.

 En los servicios del viernes por la noche, Morris fue a ver a su amigo Irving y le dijo: "Necesito un favor. Me estoy acostando con la esposa del rabino. ¿Puedes retenerlo en la sinagoga durante una hora después del servicio?" 

Irving no se encontraba muy contento con la idea, pero como era el amigo de toda la vida de Morris, aceptó de mala gana.

Después de los servicios, entabló una conversación con el rabino y le hizo todo tipo de preguntas estúpidas, solo para mantenerlo ocupado.

Después de algún tiempo, el sabio rabino comenzó a sospechar y le preguntó: "Irving, ¿qué estás haciendo realmente, qué es lo que quieres?"

Chiste: La Esposa Del Rabino

Irving, lleno de sentimientos de culpa y remordimiento, confesó al rabino: "Lo siento, rabino. Mi amigo se está acostando con su esposa en este momento, así que me pidió que lo mantuviera ocupado".

El rabino sonrió, puso una mano fraternal sobre el hombro de Irving y le dijo: "Será mejor que te apresures a casa, Irving. Mi esposa murió hace dos años".

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad