header print

En Este Lugar Organizan Unas Fiestas Muy Raras...

 Samuel había estado en el negocio de la informática durante 25 años y finalmente, preso del estrés, decide retirarse. Deja su trabajo y compra una casa en el campo, lo más lejos posible de la sociedad. Samuel ve al cartero una vez por semana y hace la compra una vez al mes. El resto del tiempo, todo es paz y tranquilidad.
 
Después de seis meses de aislamiento casi total, alguien llama a su puerta. La abre y allí está un hombre corpulento y barbudo.
 

- "Mi nombre es Leo. Tu vecino -a 5 km de distancia-. Voy a celebrar una fiesta el próximo sábado y he pensado que te gustaría venir."

- "Genial", dice Samuel. "Después de seis meses aquí me gustaría conocer a gente de la zona. Muchas gracias por la invitación".

Mientras Leo se marcha, de repente se detiene y añade: "Tengo que advertirte que en la fiesta habrá algo de beber. "

 

- "¡Oh! eso no es un problema, después de 25 años en el mundo de los negocios tengo mucha resistencia al alcohol y puedo beber con el más borracho".

Leo de nuevo hace ademán de marcharse, pero se detiene: "Y lo más probable es que haya alguna pelea también."

Samuel dice: "Bueno, soy un hombre pacífico. Me llevo bien con la gente, sabré afrontar la situación. Estaré allí, gracias de nuevo".

Una vez más Leo se vuelve hacia su vecino: "Ocurre que también he visto sexo salvaje en estas fiestas".

- "Para nada eso no es un problema", dice Samuel. "¡He estado solo seis meses! Definitivamente estaré allí... Por cierto, ¿qué debo llevar?"

Leo se detiene en la puerta una vez más y dice: "Trae lo que quieras, sólo vamos a estar nosotros dos."

Imágenes: Deposit Photos.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: