header print

Chiste: Una Acusación Por Sorpresa

Un hombre y una mujer dormían profundamente en la cama. De repente, a las 4 de la mañana, un fuerte ruido  llega del exterior.

La mujer, algo desconcertada, salta de la cama y grita al hombre:

-¡Oh, no, ese debe ser mi marido!

una acusación por sorpresa


El hombre salió rápidamente de la cama, aterrado y desnudo.

Salta por la ventana como un loco, se estrella contra el suelo, se levanta y atraviesa un arbusto de espinas, luego se levanta y comienza a correr tan rápido como puede hasta llegar al coche...

Unos minutos después, la puerta se abre y el hombre está fuera, jadeando, con suciedad y arañazos por todos lados.

Gritó: "¡Soy tu marido, cretina!"

 
una acusación por sorpresa


Y la mujer respondió:

"Oh, sí, ¿Y entonces por qué corrías, bastardo?"

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: