header print

Este Chiste Comienza Con Dos Amish De Visita En La Ciudad

 Un adolescente Amish y su padre visitaron la ciudad por primera vez. Dieron una vuelta por sus calles maravillados por los diferentes lugares de interés. Finalmente llegaron a un centro comercial. Todo era nuevo, todo era sorprendente, pero lo que más les llamó la atención fueron dos puertas plateadas que se abrían y se cerraban completamente solas. 
 
chiste amish y ascensor
TíEl chico preguntó: "¿Qué es esto padre?" El padre (que jamás había visto un ascensor) respondió: "Hijo no he visto en mi vida nada igual, no tengo la más mínima idea."
Mientras que el niño y su padre miraban con asombro, una anciana en silla de ruedas tomó el ascensor. Las puertas se abrieron y la señora entró en una pequeña habitación. Las paredes se cerraron y el niño y su padre vieron como los pequeños números situados en la parte superior de las paredes se iluminaron secuencialmente.
 
chiste amish y ascensor
Poco después las luces volvieron a iluminarse hasta que las paredes se abrieron de nuevo y una hermosa joven de 24 años de edad salió del ascensor. 
chiste amish y ascensor
El padre, sin apartar los ojos de la joven, dijo en voz baja a su hijo. "Chico, ve a buscar a tu madre."
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: