header print

Aprende a Desintoxicar Tu Cuerpo

En varios lugares del mundo, muchas personas han adoptado el hábito de desintoxicar el cuerpo como parte de su rutina para el cuidado del cuerpo. Si te estás preguntando que es la desintoxicación y como puedes realizarla sin tener que seguir un régimen estricto o hacer demasiado esfuerzo, no puedes perderte este artículo.

La desintoxicación o limpieza del cuerpo consiste en la eliminación de las toxinas y químicos que producen daños en nuestro organismo. Debido a que el ambiente en el que nos movemos está cada vez más contaminado y los alimentos que consumimos son cada vez más procesados, debemos encontrar la manera de eliminar todas esas sustancias nocivas del cuerpo, ya sea a través de jugos de frutas, ejercicio o una buena alimentación.

Las principales fuentes contaminantes son el agua, el aire, el suelo, los materiales sintéticos, los productos procesados y, aunque no lo creas, el estrés. Para mantener nuestro organismo y salud en óptimo estado, te recomendamos desintoxicar tu cuerpo por lo menos una vez al mes. 
 
Ahora que sabes un poco más sobre la desintoxicación, estos son los pasos a seguir:

1- Hidratación

Una de las formas más fáciles de desintoxicar el cuerpo es mediante la hidratación. Cada mañana, después de levantarte y antes de ir a dormir, bebe dos vasos de agua tibia con un poco de jugo de limón o vinagre de manzana. Esta bebida refrescante limpiará tus órganos internos, estimulará el hígado y la vesícula biliar, y mejorará el funcionamiento del sistema digestivo.

2- Elimínalas mediante el sudor

Sudar durante el ejercicio o en una sauna es una de las formas más rápidas y efectivas de limpiar el cuerpo.  Cuando hacemos ejercicio, los poros se expanden y nos ayudan a eliminar las toxinas mediante el sudor. Has que el ejercicio se convierta en una hábito y practícalo de dos a tres veces por semana. 

3- Incorpora vegetales crucíferos

Los vegetales crucíferos son uno de los más beneficiosos para la salud. Esto incluye al brócoli, la coliflor, el repollo, las coles y los repollitos de Bruselas. Estos deliciosos vegetales contienen fitoquímicos que estimulan las enzimas del hígado involucradas en el proceso de desintoxicación.

4- Jugos y batidos

Consumir jugos naturales es una forma rápida y efectiva de desintoxicar y purificar tu organismo. Por lo general, las personas que utilizan este método beben diferentes tipos de jugos durante tres o cuatro días. Hay otras personas que beben un jugo para reemplazar solo una comida, a pesar de que se recomienda pasar un día entero consumiendo jugos para reemplazar los alimentos sólidos. Antes de implementar uno de estos planes, consulta con su médico de cabeza para asegurarte de que no se producirá ningún efecto negativo en tu salud.

Aquí tienes algunos tips:

Desayuno

Bebe una taza de té verde con unas gotitas de jugo de limón.

Luego prepara este batido:

1 taza de agua
1 cucharada de semillas de lino
1 taza de frambuesas
1 banana
¼ taza de espinaca
1 cucharada de mantequilla de almendras
2 cucharadas de jugo de limón

Almuerzo

½ taza de leche de almendras
4 ramas de apio
1 pepino
1 taza de col rizada
½ manzana verde
½ lima exprimida
1 cucharada de aceite de coco
1 taza de piña

Cena

1 ½  taza de agua de coco
1 taza de arándanos
½ taza de mango
1 taza de col rizada
¼ de avocado
1 cucharada de jugo de limón
1 cucharada de pimienta de cayena
1 cucharada de semillas de lino

5- Baño desintoxicante

Otro de los métodos populares para desintoxicar el cuerpo es el baño purificante. Estos baños están pensados para ayudar a que el cuerpo elimine las toxinas y absorba los minerales del agua. 
 
Para comenzar, elige una fecha para realizar el baño desintoxicante. Se recomienda hacer un baño de por lo menos 20 minutos, y no más que una hora. Lo más recomendado es hacer un baño de 40 minutos, de manera que durante los primeros 20 minutos tu cuerpo pueda eliminar las toxinas y en los últimos 20 minutos absorba los minerales del agua.
 

Llena la bañera con agua caliente o tibia, según tus preferencias.
 

Luego, incorpora sal de Epsom, también conocida como sulfato de magnesio. Este producto puede conseguirse en farmacias o tiendas de medicina natural. Para las personas que pesan más de 50 kg, se recomienda utilizar aproximadamente dos tazas de sal, y a las personas que padecen diabetes se les recomienda evitar implementar este método.
 

Agrega 1 taza de bicarbonato de sodio y 2 cucharadas de jengibre rallado o en polvo. Si tu piel se torna un poco rojiza, no te preocupes, ya que el jengibre junto con el agua caliente aumentan la temperatura del cuerpo. Si quieres evitar esta reacción, reduce la cantidad de jengibre.
 

Luego, incorpora unas 20 gotas de aceites esenciales con la fragancia que más te guste. La lavanda, el ylang ylang, el árbol de té y el eucalipto son los más recomendados para maximizar los resultados de la desintoxicación. También puedes utilizar hierbas frescas como menta y tilo.
 

Una vez que los ingredientes se hayan mezclado, estarás listo para comenzar tu baño desintoxicante. Activa la alarma para dentro de 40 minutos, pon una buena música relajante, cierra los ojos y deja que el agua y los ingredientes hagan su trabajo. 

Luego de haber pasado 40 minutos de relajación pura, levantarse de la bañera puede ser un poco difícil. Una vez que hayas terminado el baño y secado tu cuerpo, recuerda que al sudar perdemos líquido y que para compensar esa pérdida, y optimizar el proceso de desintoxicación debes beber por lo menos 2 vasos de agua.

El último tip: asegúrate de recoger tu cabello antes de comenzar el baño ya que las sales lo pueden  resecar y dañar.

Elije alguno de estos métodos y comienza a ponerlo en práctica para asegurarte de que tu cuerpo está limpio por dentro y por fuera.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: