header print

Formas Naturales De Mejorar Tu Potencial Cerebral

 A medida que envejecemos, es natural que nuestro cuerpo comienze resentirse. Nos duele la espalda y te darás cuenta que hay días en los que tienes que concentrarte un poco más para hacer cualquier trabajo. Pero cuando se trata del cerebro, podemos ofrecerte grandes consejos para garantizar activamente que se mantenga vital y en funcionamiento.

Los científicos están descubriendo continuamente nuevas maneras sobre como funciona este órgano increíblemente complejo, y muchos de los factores que desencadenan el deterioro cognitivo asociado a la edad pueden verse frustrados con elecciones de estilo de vida conscientes. Aquí tienes 8 comportamientos que pueden ayudarte disminuir la degeneración de forma natural y mejorar la salud general de tu cerebro.

 
incrementar potencial cerebral

1. Ejercitar el cuerpo ayuda al cerebro

Se ha demostrado que el ejercicio reduce el riesgo de desarrollar trastornos cerebrales. Ejercitar tu cuerpo físicamente puede cambiar la forma en que tu cerebro protege su memoria y habilidades de pensamiento, y facilita el procesamiento de la información. Los ejercicios aeróbicos, por ejemplo, aumentan el hipocampo, la parte del cerebro responsable de codificar la memoria a corto plazo, el aprendizaje y la memoria verbal.

Cuando haces ejercicio, tu ritmo cardíaco se acelera, lo que lleva a un aumento del flujo sanguíneo y a la entrada de más oxígeno en el cerebro, lo que permite que tus redes neuronales se conecten más rápido. Esto también estimula la liberación de hormonas que promueven el crecimiento de nuevas células cerebrales.

2. Dormir

El cerebro está tan activo cuando estás durmiendo como cuando estás despierto. Durante el descanso, su cerebro se restablece a sí mismo y se producen procesos importantes relacionados con el aprendizaje, la toma de decisiones y la retención de la memoria.

 

La falta de sueño afecta el estado de alerta y lesiona las neuronas. También se ha demostrado que causa daño irreversible al cerebro. Se ha encontrado un vínculo entre dormir menos de 7 horas por noche y el deterioro cognitivo, así como la pérdida de memoria. Una nueva investigación ha descubierto que las siestas son extremadamente útiles para restablecer el poder del cerebro y compensar los efectos negativos de la privación del sueño.

Otra función importante que realiza el cerebro mientras duerme es eliminar las toxinas. Los investigadores encontraron que la placa amiloidea, una proteína que se encuentra en los cerebros de los pacientes de Alzheimer, se reduce durante el sueño.

3. Vitamina D

Esta vitamina vital juega un papel importante en la salud de su cerebro. Protege las neuronas, daña a las dañadas de nuevo a la salud y facilita el crecimiento nervioso. También está involucrado en la planificación, el procesamiento de la información y la retención de memoria. Los estudios han demostrado un fuerte vínculo entre la deficiencia de vitamina D y el riesgo de demencia. Conocida como la vitamina del sol, puede ser producida por tu cuerpo con la exposición diaria al sol. Durante los meses de invierno, o si vives en un clima frío, se pueden tomar suplementos alimenticios. Para obtener más información sobre la vitamina D, haz clic aquí.

incrementar potencial cerebral

4. Escuchar o tocar música

La música es relajante y buena para el cerebro, ya que mejora el enfoque de la memoria y la fluidez verbal. Escuchar música a medida que envejecemos se considera un ejercicio mental y nos ayuda a mantener nuestra mente mentalmente alerta. Tocar un instrumento o recibir entrenamiento musical ha mostrado incluso mejores resultados para ejercitar la memoria.

Un estudio en la Universidad del Sur de Florida, en Tampa, observó el efecto de las lecciones de piano en adultos de 60-85 años. Después de 6 meses de lecciones, hubo grandes mejoras en la memoria, la planificación, la velocidad de procesamiento de la información y otras funciones cognitivas.

Los estudios han analizado cómo escuchar música fortalece la retención de tu memoria. Los investigadores descubrieron que escuchar música clásica con un patrón de 60 latidos por minuto ayudó a activar ambos lados del cerebro, lo que hizo que procesara la información de manera más eficiente y maximizó el aprendizaje y la retención. Parece que la música no solo es un refuerzo del estado de ánimo, sino que también es beneficioso para la salud de tu cerebro en general.

 
5. Flora intestinal saludable

Tu cerebro trabaja junto con tu intestino. Millones de bacterias buenas viven en el sistema digestivo y ayudan a garantizar que el cuerpo funcione correctamente. El intestino también contiene neuronas responsables de producir serotonina, una hormona para sentirse bien. Si consume demasiados carbohidratos refinados, azúcares y alimentos procesados, sus bacterias saludables se destruirán. Esto afecta el estado de ánimo y el comportamiento de Tu cerebro, así como tu estado general de salud.

Puedes optimizar tu flora intestinal tomando suplementos probióticos o cambiando a una dieta rica en fibras fermentables. Los probióticos protegen el cuerpo contra las bacterias patógenas que desean establecer su residencia en su intestino. También puedes intentar comer más frijoles, arándanos, brócoli y otras verduras de hoja verde, polenta o plátanos.

incrementar potencial cerebral

6. Ríete

La risa hace la vida más divertida, pero ¿sabías que es beneficiosa para la función cerebral? Interactuar con los demás y reír activa una amplia gama de regiones en el cerebro. Los estudios han demostrado que la memoria de las personas con vidas sociales activas disminuye a un ritmo más lento. Esto se debe a que la risa activa las áreas de su cerebro que se relacionan con el aprendizaje, el enfoque y la creatividad. Es beneficioso para tu cerebro ser más sociable. ¡Sé activo, voluntario o únete a un club, y manténte rodeado de personas que saben reír!


7. Desestresarse

Cuando estás estresado, tu cuerpo entra en modo de supervivencia y el cerebro produce más adrenalina y cortisol. El cuerpo por lo general se reinicia cuando el estrés termina, pero si estás constantemente bajo estrés, la adrenalina y el cortisol causarán estragos en tu sistema. Para el cerebro, estos pueden bloquear la formación de nuevas conexiones neuronales. En efecto, esto reduce el tamaño de tu cerebro y afecta tu memoria.

El estrés también limita tu flexibilidad mental, causa el síndrome de adaptación general (A.K.A. burnout) y hace que tu cerebro se olvide de cómo combatir el estrés. Una forma de ayudar con el estrés es a través de la relajación: cualquier actividad que calme su mente y la haga sentir más a gusto. Esto puede ser a través de la meditación, el Tai Chi, el yoga o un paseo al aire libre. Estudios recientes han encontrado que estar en la naturaleza ayuda a mejorar la función cognitiva y reduce el estrés.

 

8. Consume comida apta para tu cerebro

Puedes optimizar la salud de tu cerebro simplemente cambiando tu dieta. Los nutricionistas incluso han desarrollado La Dieta del Cerebro, un plan de alimentación que promueve la salud del cerebro. Comer los alimentos correctos con altas dosis de vitaminas y minerales puede ayudar a que tu cerebro funcione mejor.

Frutas frescas, vegetales y té verde como antioxidantes: estos fitoquímicos funcionan para proteger tus células cerebrales de daños por radicales libres. Los antioxidantes también tienen un efecto antienvejecimiento en la piel. Los antioxidantes que consumen regularmente pueden incluso mejorar tu memoria y enfoque. Los arándanos, los arándanos y las uvas rojas son fuentes particularmente fuertes de antioxidantes.

Los ácidos grasos omega-3 disminuyen la degeneración: se sabe que estos ácidos grasos ayudan a la memoria y pueden ayudar a prevenir el Alzheimer. También se ha demostrado que estas grasas buenas protegen al cerebro del daño causado por la comida chatarra, que generalmente impide la formación de nuevas células nerviosas cerebrales. Debido a que tu cuerpo no puede producir estos ácidos útiles por sí mismo, debe llevarlos a yu dieta. Se encuentran en abundancia en peces como el arenque, el salmón y las sardinas.

La vitamina B12 para contrarrestar la contracción del cerebro: esta vitamina aumenta la salud nerviosa. Una deficiencia en B12 se ha relacionado con la contracción del cerebro. Cuando no tienes suficiente B12, experimentarás niebla mental y dificultades para concentrarte. Para mantener su mente alerta, consuma mucho pescado, mariscos, hígado, huevos y productos lácteos, que ofrecen dosis saludables de vitamina B12.

Aceite de coco para la energía del cerebro: tu cerebro necesita energía para funcionar con regularidad y para evitar la atrofia cerebral. Por lo general, la glucosa es una de las mejores fuentes de energía para el cerebro ya que se convierte fácilmente. Los cuerpos de cetona pueden hacer el mismo trabajo que la glucosa y ayudar a prevenir la degeneración del tejido cerebral. El aceite de coco es rico en cuerpos de cetona y es una deliciosa adición a tu dieta.

Imágenes: www.freedigitalphotos.net

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: